Ratones sin cable para jugar: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Ratones sin cable para jugar: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
Sin comentarios

Uno de los periféricos que mayor impacto tienen en nuestras sesiones de juego, sobre todo cuando nos movemos en el terreno competitivo, es el ratón. Junto al teclado (sin olvidarnos de los auriculares y el monitor), resulta un compañero de juegos indispensable si no queremos usar mando. Y tanto es así, que en el mercado encontramos multitud de modelos ideados especialmente para jugar y que nos ofrecen una serie de funciones y añadidos extra que nos hacen la vida más fácil mientras jugamos.

Y al igual que sucede con otros tantos periféricos (como con los citados teclado y auriculares, entre otros) cuando hablamos de ratones gaming tenemos dos grandes grupos entre los que elegir: lo que se conectan mediante cable y los inalámbricos. Años atrás, los primeros estaban un escalón por encima en lo que a rendimiento se refiere. Pero hoy en día van a la par, de modo que encontramos ratones sin cable perfectamente solventes y que nada tienen que envidiarle a sus parientes alámbricos.

Pues bien, en el caso de que estemos valorando comprar un ratón inalámbrico, deberíamos tener en cuenta una serie de aspectos para que la adquisición que hagamos se ajuste lo máximo posible a nuestras necesidades, exigencias y, claro está, presupuesto. De modo que vamos a repasar qué aspectos caracterizan a este tipo de ratones para, luego, conocer algunos de los modelos más interesantes que encontramos en el mercado en la actualidad.

Ratones inalámbricos: aspectos a tener en cuenta

Los ratones sin cable comparten muchas similitudes con los inalámbricos. De modo que más allá de que su forma de conexión pase o no por un cable, existen una serie de aspectos a valorar antes de que nos decantemos por uno u otro. Y el propio hecho de prescindir de cable hace que estos ratones cuenten con una serie de ventajas... pero también de inconvenientes. Así que vamos a verlos en detalle.

Raton 03

Aspectos específicos de ratones inalámbricos

  • Rango de alcance. La seña diferencial más obvia de los ratones inalámbricos es precisamente esa: la ausencia de cable. Lo que supone la gran ventaja de que no nos sentimos limitados por la longitud del mismo, pero a cambio tenemos un rango máximo de alcance dentro del que podemos usar el periférico y fuera del que no funciona. La buena noticia es que en prácticamente todos los casos esto no supondrá ningún problema gracias a los varios metros de alcance con que cuentan los ratones inalámbricos; habitualmente estamos cerca de nuestro ordenador o portátil mientras usamos el ratón, por lo que no tendremos ningún inconveniente en este sentido. Aunque nunca está de más tenerlo en cuenta por si, quién sabe, queremos echar alguna partida algo más alejados.
  • Autonomía. De la mano de lo anterior encontramos el otro gran posible inconveniente de los ratones sin cable: el del tiempo de uso que nos ofrecen antes de tener que pasar de nuevo por la toma de corriente. Como cualquier consola portátil, smartphone, portátil y un largo etcétera de productos inalámbricos, la autonomía de estos ratones es limitada. Y aunque en la mayoría de los casos nos da para un uso intenso de varias semanas, tarde o temprano tendremos que volver a cargarlos para poder seguir jugando con ellos. Cada modelo varía en función de capacidad de batería y autonomía, de modo que antes de decantarnos por uno habría que cerciorarse de cuánta autonomía nos ofrece para valorar si nos compensa o no.
  • Método de carga. El hecho de tener que cargar nuestro ratón inalámbrico cada cierto tiempo lleva asociado un método de carga, claro está. Y en este sentido encontramos una gran cantidad de alternativas, siendo algunas mucho más interesantes que otras. Por una parte, existen ratones que funcionan con pilas. Y una vez se agote un ciclo de carga tenemos que desechar las actuales y usar unas nuevas o emplear unas recargables. También hay ratones que se recargan al enchufarlos con un cable al propio PC o con bases de carga; lo dejamos enchufado cuando no usamos el ordenador, por ejemplo, y cuando volvemos tenemos de nuevo autonomía para días o semanas. Y una de las formas más interesantes de cargar estos periféricos pasa por el uso de alfombrillas gaming que permitan la carga inalámbrica (siempre y cuando nuestro ratón sea compatible con ellas, claro está); mientras usamos el ratón sobre dichas alfombrillas se va cargando automáticamente para que nunca nos quedemos cortos de batería.
  • Tipo de conexión. Por último, otra de las características propias de los ratones sin cable es el método mediante el que se conecten a nuestro PC o portátil gaming. A grandes rasgos, existen dos formas: por Bluetooth o red 2,4 GHz. Algunos ratones emplean una, otros otra y también encontramos modelos que nos permiten cambiar entre un modo y otro. El modo de conectar estos a nuestros equipos suele ser mediante un pequeño receptor USB que hará las veces de intermediario entre el ratón y el ordenador. Y aunque los modelos exclusivamente con Bluetooth son compatibles con más dispositivos (smartphones, tablets, consolas...) a la hora de jugar se agradece contar con tecnologías como la banda 2,4 GHz, ya que se suelen traducir en un mejor rendimiento.
Raton 02

Aspectos comunes a ambos tipos de ratones

  • Número de botones. Por otra parte, un aspecto fundamental cuando hablamos de ratones gaming, ya tengan o no cable, es el número de botones que nos ofrezcan. Los ratones para uso general suelen contar con los dos clics más la rueda de scroll. E incluso algunos añaden un par más. Pero cuando hablamos de jugar necesitamos cuantos más botones al alcance del dedo, mejor. Esto es algo que ya tienen en cuenta los fabricantes, y prácticamente cualquier modelo gaming del mercado suele partir de seis botones, que no está nada más. Pero los ratones más premium alcanzan incluso los 11, lo que resulta de gran ayuda en ciertos juegos como League of Legends o el reciente New World.
  • Cantidad de DPI. Otro detalle importante cuando nos referimos a ratones para jugar es el del número de DPI que incluyan. Estas siglas hacen referencia a la cantidad de puntos por pulgada que son capaces de leer, algo que se traduce en la necesidad o no de tener que mover más la muñeca y el brazo sobre la alfombrilla para conseguir cierto movimiento del cursor en nuestra pantalla. Cuantos más altos sean los DPI, menor movimiento tendremos que hacer para conseguir un mismo desplazamiento. Y en este sentido, cuantos más DPI tengamos al alcance, mejor; ya habrá tiempo de de bajar su número desde el software de cada ratón, e incluso de modificarlos al vuelo durante las sesiones de juego. Pero es preferible que sobren a que falten. En cualquier caso, los ratones gaming suelen traer cifras más que suficientes para la mayoría de los casos.
  • Ergonomía. Una mala postura al sentarnos mientras jugamos puede derivar en futuros problemas de salud, por lo que se agradece contar con una silla gaming. Y lo mismo ocurre con los ratones. Existen modelos de diferentes tamaños y ergonomías para todo tipo de manos, tamaños y formas de agarrar el periférico. Que acabemos comprando un ratón u otro es algo que dependerá en gran medida de fisionomía de cada usuario, y lo mejor antes llevar a cabo la compra es probarlo in situ. Pero esto no es siempre posible, por lo que no debemos fijarnos bien en las dimensiones del ratón, así como de nuestra mano. No hay nada más incómodo que un ratón que se nos quede pequeño o demasiado grande; eso dificulta llegar a los botones y, por consiguiente, una gran pérdida en la experiencia de usuario.
  • Diseño y RGB. Finalmente, teniendo en cuenta que el ratón es un periférico que siempre está a la vista encima de nuestra mesa, no está de más que tenga un apartado estético interesante. O que al menos nos resulte a nosotros atractivo. Y si encaja con el resto del setup, mejor que mejor. Como todo lo gaming, los ratones para jugar suelen contar con unas líneas de diseño bastante llamativas e incluso agresivas que pueden no gustar por igual a todos los usuarios. Y lo mismo sucede con la retroiluminación RGB: los accesorios y periféricos gaming se iluminan en su mayoría con luces de colores, y esto es algo que encanta y produce rechazo a partes iguales. Fijémonos bien en el diseño de cada modelo antes de hacernos con él para, luego, no arrepentirnos de nuestra compra.

Ratones gaming sin cable: modelos recomendados

Trust GXT 107 Izza

Ratones 01

Comenzamos con este ratón con un diseño tremendamente gaming de la conocida firma Trust. Con un precio de únicamente 12,99 euros, nos abre las puertas de los ratones para jugar inalámbricos. Y si bien no cuenta con tantos añadidos como otros modelos que veremos a continuación, se le perdona por costar poco más de de 10 euros. Disponible en versión con cable, es rojo y negro, con un diseño realmente llamativo. Ofrece seis botones, iluminación RGB y 2.000 DPI.

Trust GXT 107 Izza Ratón inalámbrico para Juegos, Negro

Trust GXT 107 Izza Ratón inalámbrico para Juegos, Negro

Logitech G305 LIGHTSPEED

Ratones 02

Por cerca de 40 euros (39,98 euros) tenemos esta alternativa de Logitech: el G305 LIGHTSPEED. Sin duda, uno de los ratones gaming inalámbricos más queridos por la comunidad. Y no es para menos; por menos de 50 euros nos ofrece nada menos que 12.000 DPI, una autonomía de 250 horas (que pasa por el uso de una pila), seis botones completamente configurables y un apartado estético que pasa completamente desapercibido fuera de entornos gamers. Compatible tanto con Windows como con Mac, está disponible en una gran variedad de colores.

Logitech G305 LIGHTSPEED Ratón Gaming Inalámbrico, Captor HERO 12K, 12,000 DPI, Ultra-ligero, Batería de 250h, 6 Botones Programables, Memoría Integrada, PC/Mac - Negro

Logitech G305 LIGHTSPEED Ratón Gaming Inalámbrico, Captor HERO 12K, 12,000 DPI, Ultra-ligero, Batería de 250h, 6 Botones Programables, Memoría Integrada, PC/Mac - Negro

Razer Basilisk X HyperSpeed

Ratones 03

Razer es uno de los fabricantes más conocidos del sector de los periféricos gaming, y en su catálogo cuenta con soluciones súper interesantes para todo tipo de usuarios. Este Basilisk X HyperSpeed, por 39,99 euros, es un claro ejemplo de ello. Cuenta con unas excelentes valoraciones por parte de la comunidad y con el sello 'Amazon's Choice', que suele ser garantía de muchas ventas. Este ratón es negro, ofrece hasta 450 horas de autonomía e incluye 16.000 DPI y seis botones completamente configurables.

Razer Basilisk X HyperSpeed ​​- Ratón inalámbrico para juegos, Ratón Gaming con tecnología Razer HyperSpeed, inalámbrico, sensor óptico 5G y 6 botones configurables libremente, Negro

Razer Basilisk X HyperSpeed ​​- Ratón inalámbrico para juegos, Ratón Gaming con tecnología Razer HyperSpeed, inalámbrico, sensor óptico 5G y 6 botones configurables libremente, Negro

SteelSeries Rival 3 Wireless

Ratones 04

También en color negro y con un diseño bastante discreto para tratarse de un periférico gaming encontramos este SteelSeries Rival 3 Wireless que, como su propio nombre indica, también es inalámbrico. Tiene un precio de 44,99 euros y ofrece ambas conectividades: canal 2,4 GHz y Bluetooth 5.0. Además, ofrece más de 400 horas de uso en un solo ciclo de autonomía. A lo que hay que sumar sus seis botones programables y sus 18.000 DPI.

SteelSeries Rival 3 Wireless - Ratón Para Gaming - Batería Con Más De 400 Horas De Duración - Tecnología Dual Inalámbrico a 2.4 GHz y Bluetooth 5.0

SteelSeries Rival 3 Wireless - Ratón Para Gaming - Batería Con Más De 400 Horas De Duración - Tecnología Dual Inalámbrico a 2.4 GHz y Bluetooth 5.0

Corsair Harpoon RGB

Ratones 05

Continuamos con este Harpoon RGB de la firma Corsair. Por 54,44 euros podemos llevárnoslo a casa, ganando un excelente modelo gaming con 10.000 DPI y la posibilidad de elegir entre radiofrecuencia inalámbrica y Bluetooth. Además, cuenta con seis botones completamente programables y promete una autonomía de hasta 60 horas en un solo ciclo. A lo que hay que sumar que tiene RGB, un diseño muy discreto y un peso de únicamente 99 gramos.

Corsair Harpoon RGB Wireless, Ratón Para Juegos Recargable (Tecnología Slipstream, Retroiluminación Led Rgb, 10 000 Ppp, Óptico), RF inalámbrica + Bluetooth, Inalámbrico, Negro

Corsair Harpoon RGB Wireless, Ratón Para Juegos Recargable (Tecnología Slipstream, Retroiluminación Led Rgb, 10 000 Ppp, Óptico), RF inalámbrica + Bluetooth, Inalámbrico, Negro

Logitech G502 LIGHTSPEED

Ratones 06

Acercándonos a la barrera de los 100 euros tenemos este otro Logitech: el G502 LIGHTSPEED. Cuesta 67,99 euros y resulta una genial opción para usuarios que necesiten algunas funciones extra respecto a los anteriores modelos. Porque este ratón tiene un sensor de 25.600 DPI, once botones configurables, RGB y un diseño muy gaming. Gracias a su tecnología LIGHTSPEED, promete un tiempo de respuesta de únicamente 1 milisegundo. Y una de sus señas más diferenciales es su compatibilidad con Poweplay; esa tecnología que permite que se cargue de forma constante inalámbricamente con alfombrillas compatibles.

Logitech G502 LIGHTSPEED Ratón Gaming Inalámbrico, Captor HERO 25K, 25,600 DPI, RGB, Peso Reducido, 11 Botones Programables, Batería Larga Duración, POWERPLAY-compatibile, PC, Negro

Logitech G502 LIGHTSPEED Ratón Gaming Inalámbrico, Captor HERO 25K, 25,600 DPI, RGB, Peso Reducido, 11 Botones Programables, Batería Larga Duración, POWERPLAY-compatibile, PC, Negro

ASUS ROG Pugio II

Ratones 07

A un precio de prácticamente 100 euros (97,17 euros) se encuentra esta ratón inalámbrico de Asus. Cuenta con un diseño que lo hace ideal para un uso ambidiestro, resultando igual de cómodo para diestros y zurdos. Cuenta con un sensor óptico de 16.000 DPI, así como siete botones programables y retroiluminación RGB configurable y fácil de sincronizar con otros periféricos y componentes del mismo fabricante mediante Aura Sync.

ASUS ROG Pugio II - Ratón de Gaming inalámbrico (Diseño ambidiestro y Ligero, Sensor óptico de 16.000 dpi, 7 Botones programables, Botones Laterales configurables, Control dpi, Aura Sync)

ASUS ROG Pugio II - Ratón de Gaming inalámbrico (Diseño ambidiestro y Ligero, Sensor óptico de 16.000 dpi, 7 Botones programables, Botones Laterales configurables, Control dpi, Aura Sync)

Razer Viper Ultimate

Ratones 08

Por 99,99 euros, y acercándonos al final de la lista, tenemos este otro ratón gaming inalámbrico de Razer. También con un diseño que lo hace ideal para un uso ambidiestro, cuenta con un peso de solamente 69 gramos. Promete una autonomía de hasta 70 horas de uso ininterrumpido, incorpora 20.000 DPI, ocho botones programables y es compatible con Razer Synapse: el software de gestión de macros e iluminación de este fabricante.

Razer Viper Ultimate - Ratón Inalámbrico para Juegos (Ratón Gaming, Ambidiestro, con 69 g de Peso, Cable Speedflex, Sensor Óptico 5G, RGB Chroma) - con Estación de Carga - Negro

Razer Viper Ultimate - Ratón Inalámbrico para Juegos (Ratón Gaming, Ambidiestro, con 69 g de Peso, Cable Speedflex, Sensor Óptico 5G, RGB Chroma) - con Estación de Carga - Negro

Asus ROG Chakram

Ratones 09

Por último, quienes quieran el mayor número posible de funciones extra en un ratón inalámbrico con el que jugar tienen en este Asus ROG Chakram una excelente opción de compra. Eso sí, a un precio de 118,96 euros. Este modelo se puede conectar mediante Bluetooth o por red de 2,4 GHz. Cuenta con 16.000 DPI, tiene un peso de sólo 40 gramos y un aspecto bastante peculiar: un joystick que podemos modificar, programar e incluso eliminar (si no nos resulta cómodo) que abre un amplio abanico de posibilidades mientras jugamos.

Asus ROG Chakram - Ratón inalámbrico RGB de Gaming (Carga Qi, Joystick programable, Tres Modos de conexión, Cable, 2,4 GHz, Bluetooth, Sensor avanzado de 16000 dpi, Aura Sync)

Asus ROG Chakram - Ratón inalámbrico RGB de Gaming (Carga Qi, Joystick programable, Tres Modos de conexión, Cable, 2,4 GHz, Bluetooth, Sensor avanzado de 16000 dpi, Aura Sync)

Temas
Inicio