Matrix Awakens, un paso más cerca del fotorrealismo en los videojuegos: ¿serán éstos los gráficos del futuro?
Reportajes

Matrix Awakens, un paso más cerca del fotorrealismo en los videojuegos: ¿serán éstos los gráficos del futuro?

Los Game Awards 2021 nos dejaron muchas sorpresas, unas para bien y otras poco interesantes. Es lo que tiene este medio de entretenimiento, somos millones de jugadores y es difícil tener claro qué nos gusta a todos. No obstante, dejando a un lado los espectaculares nuevos adelantos de Star Wars Eclipse o Elden Ring, la experiencia interactiva de Matrix Awakens nos ha sorprendido incluso más que muchos juegos completos.

Sí, sabemos que Matrix Awakens no se ha estrenado en PC y que técnicamente no deberíamos estar hablando de ello, pero hay que tener en cuenta que a pesar de la exclusividad de esta demo técnica, Unreal Engine 5 dará el salto a esta plataforma en unos meses. De hecho, aunque S.T.A.L.K.E.R. 2 se enorgullecía de ser el primer juego completo en estrenarse en PC bajo este motor, será Fortnite quien dé el primer paso.

A pesar de esta magnífica exhibición, en Matrix Awakens, más allá de esa secuencia de introducción, no hay mucho más que hacer. Es un escaparate, en el mejor de los sentidos, de la potencia bruta de Unreal Engine 5 trasladado a las consolas de nueva generación. Podemos deambular y replicar algunos de los accidentes más espectaculares que hemos visto en el videojuego —todo ello gracias a Chaos Destruction de Epic—, pero no esperéis misiones secundarias, secretos, logros o demás tareas propias de los sandbox.

Matrix Awakens
Nota: Parte de la información recogida en este artículo ha sido gracias a la ayuda de Chema Mansilla, compañero de 3DJuegos

Unreal Engine 5 y el futuro del videojuego

Matrix Awakens, bajo Unreal 5, es la presentación cara al público de lo que de verdad puede hacer el motor gráfico en un entorno doméstico, en nuestras consolas de sobremesa. Hay que tener en cuenta que excepto las demos técnicas de The Coalition o 11 Bits, si queríamos ver qué ofrecía Epic Games teníamos que enzarzarnos nosotros en la creación de estos mundos, con todo el aprendizaje previo que ello conlleva, pero Matrix Awakens —al margen de ser una campaña publicitaria muy bien medida de Warner y Epic Games— acerca el futuro del videojuego al usuario medio de forma muy inteligente.

Por otro lado y a pesar del gran despliegue técnico del equipo estadounidense —en colaboración con Lana Wachowski y WetaFX, el estudio de efectos especiales responsable de las últimas producciones de Marvel y adquirida por Unity—, todo se nota algo "artificial". Las secuencias programadas presentan un despliegue que haría ruborizarse a la mejor producción hollywoodiense actual, pero una vez estamos en movimiento, la sensación es extraña.

Si miramos más allá de Reeves y Moss, las físicas no parecen querer ser reales y el increíble modelado de los NPCs choca de frente con ciertos movimientos de los mismos, algo robóticos. Esto se explica porque estamos ante una demo y no una producción millonaria AAA. Por ello, ¿es Matrix Awakens el modelo a seguir por las futuras producciones? Hay una tendencia clara al fotorrealismo desde hace unos años, tanto en producciones millonarias como la enorme cantidad de mods que se lanzan para Skyrim, por ejemplo, que buscan llevar al extremo un juego de hace una década.

Poco se puede achacar a obras tan espectaculares como Red Dead Redemption 2 o The Last of Us Parte II, pero su espectacular apartado visual dista de este Matrix Awakens no por falta de presupuesto o ambición, sino porque buscan cosas completamente diferentes: mientras las producciones de Rockstar y Naughty Dog han represntado la realidad de la manera más fiel posible, Matrix Awakens busca trasladar la realidad al videojuego, tal cual como es.

The Last Of Us Ii Graficos
Imagen: Naughty Dog

Matrix Awakens puede sentar un precedente para aquellas obras de simulación y conducción, como una evolución a lo ya visto en Forza Horizon 5, RIDE 4 o Microsoft Flight Simulator, donde se busca calcar al milímetro el mundo real para tener una experiencia lo más fidedigna posible. No obstante, sigue habiendo hueco para el fotorrealismo en el resto de géneros con ejemplos como Hellblade: Senua's Saga, siempre y cuando haya una dirección artística acorde.

Es bastante difícil soltar al jugador en un mundo tan real y mantenerlo interesado más allá de esa percepción inicial. Matrix Awakens busca crear un mundo digital como una oda al núcleo central de su historia, pero este despliegue técnico es posible y será bienvenido siempre y cuando venga acompañado de un trabajo artístico en la paleta de colores, encuadres e iluminación a la altura.

No sé hasta qué punto es un primer vistazo fiable y representativo.

A pesar de esto, aún hay trabajo por delante y la propia demo lo deja claro. No estoy seguro de si se debe a una falta de optimización por parte del estudio desarrollador con el fin de estrenarse antes del estreno de Matrix Resurrections, pero Matrix Awakens presenta graves problemas en cuanto a estabilidad y bugs. No creo que hayamos alcanzado el techo gráfico de la consola a pesar de alcanzar los 30 FPS como máximo —creando una experiencia "más cinematográfica"— pero no sé hasta qué punto es un primer vistazo fiable y representativo.

Las posibilidades de Unreal Engine 5 van mucho más allá de la iluminación con mapas HDRI, los photoscan volumétricos para las texturas o el Ray Tracing: la velocidades de proceso a la hora de crear mapas enormes, por ejemplo, supone un salto enorme incluso cuando lo comparamos con lo conseguido por Insomniac Games con Ratchet and Clank: Una Dimensión Aparte. Unreal Engine 5, en las nuevas plataformas de juego, va a ayudar a que aumenten la escala de todo tipo de juegos en muchos sentidos, no solo en los meramente gráfico.

La maravilla que supone Unreal es que permite hacer más con menos: más procesos, que se traduce en mayor y mejor escala, pero usando menos recursos, que significa más fluidez y facilidad para trabajar. En cualquier caso, y como ocurre siempre, se alcanzará el techo tecnológico en menos de 10 años y habrá otro salto cualitativo en software y hardware. Estoy convencido de que ese motor da para mucho más ,y que empezaremos a ver de manera comercial cosas que realmente supongan un salto cualitativo de cara a los próximos dos años.

El equipo de Epic perdió la oportunidad de hacer jugable "Lumen in the Land of Nanite", la primera experiencia bajo el motor que pudimos ver el pasado año 2020, y se ha redimido con Matrix Awakens. Si Unreal Engine 5 es la base para gran parte de los videojuegos futuros, yo les doy la bienvenida.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio