Análisis Razer Stream Controller: el mejor ayudante para streamers profesionales es un rebranding sin ninguna clase de novedad
Teclado

Análisis Razer Stream Controller: el mejor ayudante para streamers profesionales es un rebranding sin ninguna clase de novedad

Unos días atrás hablábamos sobre el anuncio del Razer Stream Controller, un dispositivo que viene a plantarle cara al mucho más popular y establecido stream deck de Elgato. En ambos casos, para los menos familiarizados con el tema, hablamos de hardware de apoyo con el que los creadores de contenido (principalmente aquellos que retransmiten en Twitch, Youtube y similares) ganan control sobre sus sesiones asignando atajos a aplicaciones, macros e incluso widgets a las teclas del dispositivo —no necesitas recordar con qué atajo de OBS se cambia de una escena a otra si tienes un botón 100% dedicado a eso, ¿verdad?

Volviendo a Razer, encontraremos que los de verde han firmado una colaboración con los padres del dispositivo Loupedeck Live —la compañía homónima es todo un referente en lo que a accesorios para artistas digitales se refiere— para distribuir el dispositivo con su propio logo, más algún que otro beneficio extra como la compatibilidad con el software Synapse o la promesa de que llegarán nuevas funciones a medida que generen demanda.

Así que, de momento, contamos con un Razer Stream Controller de 12 teclas hápticas (acopladas a una pantalla táctil), más seis diales táctiles de ventaja frente a la competencia, más ocho botones programables que por defecto vienen bien para cambiar de espacio de trabajo dentro de una misma tarea. Todo ello, por 269,99 euros: llegará en algún punto pendiente de especificar de finales del 2022. Un rango de precio similar al de su rival más directo de Corsair, que cuenta con 15 teclas pero no todos estos botones ni diales.

Dicho esto, llevo unas semanas usando el Razer Stream Controller para analizarlo en 3DJuegos PC y no he encontrado que sea particularmente necesario saltar entre dos aplicaciones para sacarle partido: tras algo más de una hora de experimentación en el programa de Loupedeck, he logrado tener un "amiguito" digital (a grandes rasgos) para todo lo que hago en mi día a día desde este lado de la pantalla. Eso no va solo para las retransmisiones, sino también para otras muchas cosas.

Interfaz

12 teclas hápticas en pantalla, 2 pantallas LCD laterales, 6 botones táctiles analógicos + 8 botones programables

tamaño

151 x 101.5 x 30.2mm

peso

210 gramos (216 gramos con el soporte angular desmontable)

conectividad

USB-A a USB-C de 2 metros

requisitos

macOS X 10.14 (y superior), Windows 10, software Loupedeck

¿A quién va dirigido el Razer Stream Controller?

Dio una vez un sabio (Steve Burke de Gamers Nexus) un consejo valiosísimo para su audiencia: "no compres algo solo porque sea nuevo, sino porque creas que realmente va a mejorar tu vida o saciar una de tus necesidades". Sospecho que muchos streamers noveles se verán atraídos por el Razer Stream Controller, sea por el factor novedad o por sus muchas virtudes, pero si es tu caso te recomiendo echar el freno y estudiar la situación detenidamente; pues este es un producto enfocado a profesionales, y existen alternativas bastante decentes más baratas e incluso gratis con las que experimentar primero: tal vez encuentres que no necesitas este dispositivo.

Dicho eso, creo que los profesionales o los creadores de contenido más establecidos estarán sobradamente satisfechos con el Razer Stream Controller: es muy completo y en muchos aspectos rivaliza con el panel de Corsair o lo supera directamente, alimentándose de algunos de los puntos en los que aquel tuvo que mejorar a través de actualizaciones oficiales (o diseñadas por los usuarios) e incluso modelos más modernos. Por ejemplo, el soporte trasero o el cable USB-C son desmontables, algo que el Stream Deck de Elgato no alcanzó hasta su versión más reciente; y del mismo modo también existe una tienda in-app con contenido comunitario que los usuarios ya han comenzado a explotar con sus propias ideas.

Razer Stream Controller
La interfaz que viene por defecto al usar Adobe Premiere.

Con todo, las mejoras que realmente marcan la diferencia sin espacio para discusiones son dos bastante específicas: la presencia de los diales, que cuentan con dos tipos de activación distintas (rotación y pulsación) y los botones inferiores, que te permiten automatizar diferentes espacios de trabajo como decíamos más arriba —eso significa que, si abres Photoshop, encontrarás que el Razer Stream Controller abre automáticamente un perfil con atajos para cosas como el guardado del archivo o el control de los colores principales; mientras que las siguientes llevan todas las opciones que puedes imaginar para gestionar las capas o las herramientas principales.

El Razer Stream Controller es para el tipo de persona que tiene cierta agilidad y destreza con varios programas de edición; para alguien que entra a OBS a organizar una sesión en directo, y cuando termina crea una miniatura para subir el vídeo después a Youtube. ¿Puedes usarlo para otras cosas aparte de eso? Pues sí, pero si es el caso entonces lo más probable es que no hayas empleado correctamente tu dinero o que exista otra solución más apropiada para ti. Loupedeck ya tiene una consola de edición para aquellos volcados en el mundillo del arte digital, esta es una versión ligeramente más recortada de aquella para streamers. Ni más, ni menos.

La magia del Razer Stream Controller está en el software

Es interesante comprobar que la aplicación Razer Synapse (que de manera habitual gobierna todos los productos de la compañía) no es la que lleva la batuta en este dispositivo: el honor lo tiene el fabuloso software de Loupedeck, que desafortunadamente no está disponible en español en el momento de escribir estas líneas. A nada que te lleves más o menos bien con el inglés, eso sí, lo tendrás fácil para organizar la programación del aparato —existe toda una biblioteca de funcionalidades que puedes arrastrar cómodamente a la casilla que quieras de cada perfil.

Merece la pena dedicar unas horas a personalizar la interfaz

Tienes acciones básicas como reproducir texto y sonido de tu elección, comandos de teclado y macros, atajos para abrir aplicaciones y sitios web de tu elección; u otras cosas más elaboradas y específicas de varias aplicaciones como las que mencionábamos más arriba para Photoshop, así como Spotify, Twitch e incluso Phillips Hue; más todas aquellas acciones que queramos personalizar. Técnicamente, es posible configurar un dial de tal forma que mueva Windows entre monitores que tengas conectados a tu PC o el nivel de brillo de estos, por ejemplo; aunque dentro del contexto del streaming te serán más útiles para ajustar el volumen de diferentes fuentes de audio.

Razer Stream Controller

El punto al que quiero llegar con todo esto es que el Razer Stream Controller ha sabido conjuntar con acierto el historial de crecimiento de sus rivales con algunos aportes (clave) de su propia cosecha, más un software sencillo y lleno de posibilidades —uno que puedes usar desde el primer minuto con prácticamente cualquier aplicación informática que puedas necesitar como streamer, tanto a la hora de retransmitir como a la de editar. ¿Se podría haber mejorado de alguna forma? Bueno, en lo visual no hubiera sentado mal tener una cubierta desmontable para quienes desean pintarla, que los hay; y también hubiera sido bonito tener opciones para personalizar los iconos de la pantalla más allá de la biblioteca que viene por defecto y aquellos que hagamos nosotros con programas dedicados.

Pero son solo pequeños deseos que no afectan al gran producto que es, y creo que si realmente perteneces a su público objetivo, le sacarás mucho partido. A nivel personal, he encontrado que incluso sin retransmitir de manera habitual, aún es fácil exprimirlo con un perfil general, uno de trabajo y otro para videojuegos: como el dispositivo cambia automáticamente el catálogo de iconos en pantalla en función de qué ventana tienes focalizada en cada momento, uno termina encontrándole utilidad de forma inevitable, sea para ejecutar macros en Final Fantasy XIV o para abrir las aplicaciones acompañantes de prácticamente cualquier juego que existe. Con tantas cosas buenas, es extraño ver que las cosas se hayan hecho tan mal en lo tocante al factor novedad.

El Loupedeck Live, que es el dispositivo "original" lleva en tiendas cerca de un año. La única diferencia que hay entre ambos es el nombre del fabricante que viene seriegrafiado, pero ambos productos son exactamente iguales por dentro. Razer ni siquiera ha incluido un perfil para gestionar sus propios teclados, ratones o faros multicolor. Sin siquiera algo tan elemental como eso para sacar ventaja a las posibilidades del software, ¿qué motivo existe para comprar esto en lugar de su predecesor cuando esté de oferta? De momento, ninguno.

Temas
Inicio