Adoro Evil Dead, pero el juego de 2005 es un esperpento al que me arrepiento de darle una segunda oportunidad

Adoro Evil Dead, pero el juego de 2005 es un esperpento al que me arrepiento de darle una segunda oportunidad
Sin comentarios

Evil Dead: The Game se ha estrenado hace escasos 15 días en PC y consolas a lo largo y ancho del mundo sorprendiendo a propios y extraños, sobre todo a estos últimos. El hecho de que el estudio Saber Interactive haya querido fijarse en el género del multijugador asimétrico escapa a la comprensión de muchos ya que no hablamos del género más copado hoy en día, y tampoco uno que case en forma y fondo con la experiencia Evil Dead.

No obstante, lejos de ser el fracaso que muchos preveían teniendo en cuenta que el dueño y señor del género hoy en día es Dead by Daylight, se ha colado con una buena tasa de jugadores en Steam y en Metacritic goza de un nada desdeñable 75 sobre 100 puntos. Aun así y tras haber jugado algunas partidas, en mi interior ha surgido una duda, una pregunta: ¿aquel título de Evil Dead que jugué de niño existió realmente? Parece que Evil Dead: The Game es la primera incursión de la licencia en el mundo interactivo, pero no lo es.

Si nos ponemos a pensar, en realidad este título de los distribuidores de World War Z tampoco es el segundo, pero teniendo en cuenta lo que vino antes, bien podría ser el único. Hablo de su última interacción en el mundo gaming en PC: Evil Dead: Regeneration, una locura hack and slash que llegó en 2005 de la mano de Beenox a PC —estudio co-desarrollador de Activision— que muchos querríamos olvidar de nuestra memoria. De hecho, no quiero pecar de entendido de la materia, tampoco mirar por encima a nadie. Este Regeneration lo jugué con nada menos que 12 años, la edad en la que cualquier obra, por muy loca y absurda que sea, deja poso y aún a día de hoy la consideras uno de los juegos de tu infancia.

Sí, jugar uno de los títulos de Evil Dead a esa corta edad no es algo recomendable, pero después de sorprenderme con Army of Darkness, la última parte de la trilogía de Evil Dead, me picó la curiosidad por este título. Hablo de un experimento tan loco como su contraparte cinematográfica donde Ash Williams queda atrapado en su época y es encerrado en un asilo para criminales dementes. Parece la típica historia que con un poco de mimo puede despuntar, pero es más arquetípica de lo que puedas imaginar, aunque el gameplay tampoco hizo justicia.

Evil Dead Juego

He tenido la imperiosa necesidad de rejugarlo —ya no solo por el lanzamiento de Evil Dead: The Game, sino por la influencia estética de Sam Raimi en la reciente Doctor Strange: Multiverse of Madness— en formato físico y me sorprende cómo aún con sus limitaciones, tuvo la intención de replicar el estilo hack and slash de juegos como Bujingai o incluso Castlevania: Curse of Darkness; todo ello sin dejarse influenciar por claros exponentes del "mata mata" como Devil May Cry. El combate de acción en tercera persona es mucho mas comedido que el resto de títulos del genero, incluso acercándolo más al beat'em up arcade más clásico.

Era torpe, impreciso y muy poco llamativo cuando llevabas ciertas horas de juego. No quiero mirar a Evil Dead: Regeneration y compararlo con la actualidad, no sería lógico hacerlo, pero el universo de Sam Raimi da para lo justo y quizá lo que menos esperaría sería un hack and slash. De hecho, si tuviera que apostar algo a una adaptación de gran presupuesto de Evil Dead, quizá el mejor ejemplo sería Alan Wake, con una narrativa más focalizada y un combate de acciona en tercera persona secundario, pero siempre divertido.

Aun así, "al César lo que es del César" y no todo ha envejecido mal. No podemos negar que Bruce Campbell y Ted Raimi, hermano del director, se lo pasaron como niños haciendo el juego. Campbell es a Ash lo que Claudio Serrano en nuestras costas es a Batman. Parece que ambos no se pueden separar y tampoco lo hicieron para este juego, donde el actor compartió su voz y sus ideas con el equipo de desarrollo. El humor de Regeneration está mucho más encapsulado del que podríamos esperar para la licencia, pero funciona aún a día de hoy si nos dejamos llevar por completo. De nuevo parece que Beenox se sintió abotargada ante la idea de la idea que tenían entre manos y el género a su disposición.

Temas
Inicio