Survival, terror y un monstruo soviético: un juego aterrador y opresivo que me ha enganchado hasta el final
Terror

Survival, terror y un monstruo soviético: un juego aterrador y opresivo que me ha enganchado hasta el final

Una de las cosas que el género de terror ha ido perdiendo con el tiempo es el enfoque de supervivencia. Recuerdo (hace años ya, que uno se hace viejo) cuando todo juego de miedo era un survival horror. Resident Evil, Silent Hill y Alone in the Dark te pedían que tuvieses mucho cuidado con tus recursos, haciendo que cada bala contase.

Desde entonces, es indudable que ha habido un cambio de dirección que nos ha dejado juegos más narrativos, como Outlast o SOMA, y títulos que, aunque mantienen cierto énfasis de supervivencia, viran más hacia la acción, como Dead Space. Por otro lado, la gestión de recursos ha dado lugar a los juegos de survival, mucho más minuciosos en ese aspecto.

Pero, ¿qué pasa si mezclamos este último género con el terror en primera persona? Pues que tenemos Expedition Zero, un videojuego de terror donde no solo vas a tener atmósferas opresivas y bichos que quieran matarte, sino mecánicas de crafteo y supervivencia. Atrapado en el corazón Siberia, vas a tener que vértelas tanto con los enemigos que allí habitan, como con la propia opresión de la tierra rusa.

Misterio paranormal en el frío siberiano

No es que Expedition Zero tenga una trama estelar, pero tampoco la necesita. El juego está rodeado de misterio que comienza cuando un hombre sospechoso te encomienda que busques toda la información que puedas sobre los experimentos que se realizaban en la zona y las consecuencias paranormales de los mismos. Con pocas pistas para empezar, vas a poder ir reuniendo más información y enterándote de lo que está ocurriendo allí, y de qué es esa misteriosa criatura que te persigue.

Expedition Zero

Porque sí, como no podía ser de otra manera, no estás solo en la oscuridad y vas a tener que vértelas con enemigos tan fuertes como persistentes. Al contrario de lo que puede pasar en otros juegos de terror con armas, tu mejor opción no es acabar con ellos, sino intentar refugiarte en las sombras y huir. Tu rifle puede contener 5 balas, tu velocidad de recarga es mínima y estos monstruos son auténticas esponjas de balas. Disparar no es más que la última opción, haciendo que el título se desvíe mucho de los tiroteos, algo que es bastante bienvenido.

La supervivencia del survival horror

El frío va a ser un enemigo onmipresente.

Si el combate no tiene tanta miga, ¿qué más puede ofrecer Expedition Zero? Pues bien, como dije antes, la supervivencia y el crafteo están en el centro de este título. Estás en el centro de una de las zonas más inhóspitas del mundo y los elementos están claramente contra ti. El frío va a ser un enemigo omnipresente mientras investigas los misterios paranormales que te rodean, y vas a estar obligado a encontrar maneras para lidiar con ello. Eso sí, pese a que esta premisa esté bien, me hubiese gustado que esta parte del juego ofreciese más profundidad. Tal y como es ahora, el frío es algo que se combate solo buscando cobijo y un sitio donde encender un fuego y que, de otra manera, funciona como un tope de tiempo en tu expedición. Añadiéndole otros parámetros a los que prestar atención (como sed, fatiga, hambre, etc.), la experiencia se volvería más opresiva y menos vacía.

Para darle más miga, también tienes el sistema de crafteo que he mencionado. Con este, vas a poder ir creando nuevos módulos que te permitan añadirle funciones nuevas a tu traje. Para poder utilizarlo, vas a tener que conseguir los materiales necesarios revisando cada hueco de tus entornos. Este sistema le da variedad a la jugabilidad y hace que tengas una verdadera sensación de progreso, aunque sí que es verdad que no es demasiado profundo. Por suerte, también hará que tengas un incentivo para explorar tus entornos, lo cual puede crear situaciones de descubrimiento, pero también algunos momentos tensos mientras piensas si huir de un monstruo o jugártela para llevarte más materiales.

En cuanto al rendimiento en PC, he de decir que está en la cuerda floja de lo aceptable. Si bien es verdad que no tiene grandísimos problemas, los tirones que he visto, sobre todo teniendo en cuenta su calidad gráfica poco reseñable, no son algo que se pueda justificar usando una RTX 3060 Ti, y menos aún cuando sus desarrolladores piden como recomendado una GTX 970. Aún así, estos no son la norma, sino excepciones, con lo que tampoco me atrevería a decir que está mal optimizado del todo.

Expedition Zero

Un juego que, sin ser poco, podría ser más

En definitiva, Expedition Zero no es un título que venga a reinventar la rueda ni a crear una nueva corriente. Juega sus cartas decentemente, aunque sus mecánicas de supervivencia se quedan a medio cocinar. Me gustó bastante recuperar la sensación de que elegir disparar podía tener consecuencias a medio plazo, y necesitar explorar para craftear objetos me obligó a revisar todos sus recovecos, pero ahí se acabó un poco la cosa. Por otro lado, tener que lidiar con el frío le añadió tensión al principio de mi aventura, pero poco a poco perdió su relevancia y se convirtió en un simple cronómetro. Su corta duración (de unas 6-7 horas), hace que esto tampoco sea un gran problema, pues no da tiempo a que todo se vuelva demasiado repetitivo.

Entiendo que encontrar el punto medio entre terror y supervivencia es complicado, pero también es verdad que, incluso durante poco, tuve, momentos de pensar "¿Qué me está aportando esto?". Aún así, aunque parezca que mis impresiones son negativas, las críticas no vienen de un lugar de negatividad, sino de cierta esperanza por ver más proyectos así. Con un poco más de complejidad y menos repetición, Expedition Zero tendría el potencial para ser algo muy fresco. Al final, no se trata de un mal título, y sus problemas son fáciles de ignorar. Si te gustan los títulos de miedo y el género de la supervivencia, puede ser algo completamente recomendable.

Temas
Inicio