Nvidia saca pecho comparando su nueva RTX 3050 con... ¿una gráfica lanzada en 2016?

Nvidia saca pecho comparando su nueva RTX 3050 con... ¿una gráfica lanzada en 2016?
Sin comentarios

Son tiempos difíciles para quien quiera una nueva tarjeta gráfica. La crisis de componentes está golpeando muy fuerte al sector de las GPU y se nota mucho. Ojo, no me refiero solo al efecto que está causando sobre nosotros, los consumidores, sino sobre la oferta de las empresas que buscan rellenar huecos de mercado de manera casi desesperada.

Si ayer hablábamos de AMD y cómo intentó disimular que se metió con las GPU que poseían 4 GB de VRAM para luego lanzar su propia gráfica con 4 GB de VRAM, hoy toca comentar la jugada de Nvidia y su nuevo patinazo. Como si de una respuesta al equipo rojo se tratase, hace un flaco favor a su nueva GPU: la RTX 3050.

Y es que, a la hora de promocionar nuevas tarjetas, es muy importante compararlas con otras del mercado, claro, pero esto puede ser un arma de doble filo. Si ahora mismo nos dirigimos a la página de producto de la RTX 3050 en su web, nos encontramos con una comparación un poco atípica: esta nueva GPU se las ve con gráficas de 2019 y 2016 respectivamente.

Nvidia 3050 Comparacion 1050

Como puedes ver, en esta gráfica que aporta la compañía para hablarnos del rendimiento de su nuevo producto hay mucho que está mal. En un primer vistazo, destaca que hayan comparado el rendimiento de dos juegos con trazado de rayos contra productos que no tienen esa funcionalidad, pero sorprende (y para mal) ver que sus rivales son la GTX 1650 y la 1050, una GPU de hace casi 5 años y medio ya.

Y sí, la RTX 3050 no es ningún portento tecnológico y es lógico querer enseñar lo lejos que ha llegado la gama más baja de productos, pero tener que buscarse rivales tecnológicos tan defasados no tira algunas piedras sobre el tejado de su nuevo producto. Sería más interesante ver cómo compite con otras GPU superiores, como la 1660 Super o incluso la 2060, aunque quizás de este último encontronazo no saliese bien parada.

Por suerte, según palabras del propio equipo verde, se vienen tiempos mejores. Recordemos que la compañía se muestra optimista y cree que la crisis amainará durante la segunda mitad de este año, justo a tiempo para el lanzamiento de sus RTX 40, si todo va de acorde a lo previsto.

Sea como fuere, esto viene a mostrar que la situación desde el punto de vista de los fabricantes es grave, y que hay que esperar a que salgan reviews independientes de las nuevas GPU antes de reservar. En los próximos días podremos salir de dudas, pero, al menos de momento, la RTX 3050 no parece una apuesta segura exceptuando casos muy concretos.

Temas
Inicio