El DRM de Diablo 2: Resurrected impide que podamos jugar offline, pero su poder va más allá de PC

El DRM de Diablo 2: Resurrected impide que podamos jugar offline, pero su poder va más allá de PC
Sin comentarios

Diablo 2: Resurrected ha salido al mercado en una época bastante difícil. El conglomerado de Activision-Blizzard ahora mismo está en el ojo del huracán y a pesar de las ultimas acciones de la empresa de Bobby Kotick, no parece que la opinión pública sea más favorable. En este caso, la IP de Blizzard se enfrenta a su propia comunidad, el mayor de sus enemigos.

Es normal que muchos juegos actualmente enfrenten a sus desarrolladores con la comunidad, pero no es la mejor situación para los estadounienes. Y es que parece que han traicionado la confianza de los jugadores con la inclusión de un DRM bastante peculiar que hace imposible que juguemos sin conexión si no iniciamos sesión al menos una vez cada 30 días.

Puede sonar a poco. Actualmente, muy pocos jugadores disfrutan de sus experiencias de juego lejos de internet, pero parece que Blizzard no ha tenido en cuenta todas las posibilidades. Desde aquellos usuarios que no dispongan de una conexión estable; que no tengan internet; o que, por diferentes motivos, no puedan conectarse a la red.

En este caso, y según recoge la cuenta de Twitter @DoesItPlay1, hablamos de un DRM que afecta a la versión de PC del juego, pero que se extrapola a las ediciones de consolas. En PC el DRM de activación online va ligado a la plataforma Battle.net y a todos los juegos del cliente de descarga.

Si atendemos al medio MP1ST, una vez decidimos entrar una vez pasados esos 30 días, obtendremos un mensaje en el menú que reza “Imposible autentificar. Por favor, inténtalo de nuevo”. Lo más curioso es que, según añade @DoesItPlay1, éste DRM se puede eliminar con hacks, por lo que no tiene propósito alguno.

Los DRM llevan años siendo la comidilla de los usuarios en PC. Una estrategia que las compañías adoptan para salvaguardar sus versiones de los posibles piratas, pero que llega a ocasionar problemas a los usuarios. El último caso conocido, de muchos, es el de Watch Dogs Legion, que contaba con nada menos que 5 DRM distintos.

Temas
Inicio