Intel ha decidido "enviar a la tumba" dos procesadores de 30 años de antigüedad aún vigentes en el mercado

Intel ha decidido "enviar a la tumba" dos procesadores de 30 años de antigüedad aún vigentes en el mercado
1 Comentario

Intel y AMD llevan manteniendo sus rencillas económicas y comerciales desde hace muchos años, más de los que muchos tenemos. No hablamos de peleas, algo que, como la guerra de consolas, es inherente a las comunidades de jugadores que buscan enfrentar compañías cuando solo mantienen una competencia demercado. En esa lucha por el mercado del PC, los Pentium y Celeron llevan dando guerra desde los 90, e Intel ha decidido "enviarlos al geriátrico".

Si acudimos a cualquiera de las grandes superficies recientes, muchos de los portátiles o PC de gama muy baja y pre-ensamblados por el fabricante, aún cuentan con esta gama de CPUs. Hablamos de dos chips que en su momento rompieron el mercado gracias a su bajo costo de fabricación y buenos resultados, pero que hoy han quedado en desuso y que si se siguen incluyendo en portátiles, es exclusivamente por lo poco que cuesta fabricarlos.

En un comunicado de prensa reciente y que destaca el portal PcGamesN, Intel ha decidido dejar de fabricar tanto los procesadores Pentium como Celeron con vistas a dejarlos descansar y mantener los i3 como reyes de la gama baja. Según han destacado los californianos, "ayudará a los consumidores a elegir el procesador adecuado para sus necesidades".

Unas palabras que no andan desencaminadas ya que, como hemos comentado, la presencia de los Pentium y Celeron a la par que los i3 en las gamas de entrada han complicado al usuario final su decisión de compra. Muchos de estos portátiles vienen acompañados por un Celeron y añaden algo más de RAM con vistas a "llenar" ese vacío económico que da el no elegir un i3. Esto, el usuario lo interpreta como un mejor modelo aunque en realidad esté adquiriendo uno de muy baja potencia.

De hecho, tal y como añade PcGamesN, esto ayudará, a su vez, a diferenciar mejor las gamas gaming de las gamas de entrada, coronadas ahora por los Intel Core. ¿Cuándo llegará el cese en la producción? Intel ha asegurado que no será algo inmediato, aunque 2023 se ha fijado como el último año en el que se fabriquen una de estas CPUs, por lo que es hora de darle un cálido adiós y agradecer el servicio prestado.

Temas
Inicio
Inicio