Densidad de píxeles: el secreto para que una pantalla de 1080p se vea como una de 4K
Monitores

Densidad de píxeles: el secreto para que una pantalla de 1080p se vea como una de 4K

El "Más es mejor" es la línea de pensamiento general de nosotros, los jugadores de PC. No siempre aplica, claro, pero es indudable que a grueso de la población de jugadores de la plataforma les agrada la mencionada filosofía; más títulos disponibles en la plataforma, más opciones dentro de dichos títulos, más rendimiento para todos ellos, más potencia en las piezas que salgan al mercado, y tantas otras frases que podríamos cercar en torno a esa filosofía. Pero no siempre es así.

En el caso del rendimiento, por poner un ejemplo, aquellos que leyeran nuestro antiguo texto sobre la tasa de refresco vs. los FPS en nuestras pantallas, pudieron ver cómo la potencia excesiva sin un hardware que la ampare resulta inutil en muchos casos.

Hoy queremos, en una línea relativamente similar a la de dicho texto, hablar sobre uno de estos casos, curiosamente, también relacionado con nuestras pantallas. En esta ocasión, el tema en cuestión es el Pixel Density (Densidad de Píxeles) y sus efectos a la hora de ver nuestras pantallas, unos efectos que creemos que dan pie a un tema interesante. ¡Vamos allá!

Los píxeles: el limitado lienzo de nuestras pantallas

Comencemos por lo básico, como muchos ya sabréis, desde el abandono de las pantallas basadas en la tecnología CTR en favor de los modelos digitales, las imágenes que vemos en dichas pantallas están formadas por una malla de píxeles fija que, no sólo determinan la resolución máxima de estas pantallas, sino que también configuran los formatos que esta puede reproducir de forma física.

P7000874113 03e05ea900 K
Los píxeles de una pantalla LCD magnificados. Gracias a su trabajo puedes ver estas mismas palabras.

Cuanto mayor es la resolución máxima de una pantalla, mayor el número de píxeles dentro de la mencionada malla, habiendo normalmente una relación positiva entre el incremento de la resolución con respecto al incremento de la definición de la imagen; pero esto es sólo en términos brutos.

Muchos otros factores entran a colación para determinar esta "definición" adecuada dentro de una pantalla, siendo uno de los elementos más prominentes el tamaño de la misma, normalmente representado en pulgadas, o la distancia de visionado.

Pantallas 01
Ante una pantalla de similares características la resolución es la que determina cuál se vé mejor en términos generales

De este modo, dado un tamaño concreto para una pantalla, si nos colocamos a la misma distancia de un grupo de pantallas con distinta resolución, aquella con una mayor cuenta de píxeles será la que, salvo factores que veremos más adelante, nos resulte que tiene una imagen más definida.

"Los PPI describen la cantidad de detalle en una imagen basada en la concentración de sus píxeles"

Esto sucede porque la hipotética pantalla de mayor resolución tiene una mayor densidad de píxeles por pulgada (PPI) en la imagen final, o lo que es lo mismo, la malla de píxeles de la que hablamos, es más difícil de percibir porque es más pequeña. Instintivamente, cuanto mayor es el PPI de una pantalla, más nítido será el resultado final, ya que la concentración de información en el espacio dado por la pantalla será mayor.

Ppi1
El aumento de la resolución dado un tamaño concreto aumenta de forma exponencial la desidad de la malla.

Del mismo modo, como sucede con la resolución, el aumento de un PPI es cuadruplicativo, por cada número que suba o baje, estaremos ganando o perdiendo el cuádruple de densidad de nuestros píxeles; por ejemplo, unos 4 ppi representan 16 píxeles por pulgada, mientras que 8 ppi representan 64 píxeles por pulgada.

Nuestros ojos tienen mucho que decir (Distancia de visionado y el sub pixel)

Con la información del apartado anterior, podríamos pensar "a mayor resolución mejor imagen" sin ningún tipo de reservas; sin embargo, como podréis imaginar por la mera existencia de este texto, las cosas no son tan sencillas.

"Las limitaciones y peculiaridades de nuestra vista juegan un papel importante en cómo percibimos la calidad de una imagen"

Entra mucho más en juego que la resolución para definir la calidad de una imagen, especialmente cuando nuestra percepción entra en juego, y podemos aprovecharnos de estos elementos para "optimizar" la densidad que necesitamos para ver de forma adecuada nuestras imágenes.

Volviendo al ejemplo anterior, nuestro punto de partida eran una serie de pantallas con el mismo tamaño, vistas desde la misma distancia y con resoluciones incrementarías. ¿Qué pasa si sacudimos estos principios?

Pantallas 02
La distancia a la que se encuentren nuestras pantallas es un factor crucial en cómo percibimos la calidad de la imagen representada.

Si en nuestro caso hipotético alejamos la pantalla de mayor resolución unos 30 cm de distancia de nuestro punto de visionado, es más que probable que seamos incapaces de discernir cuál de entre las dos últimas tiene la imagen más definida; es más, si alejamos exageradamente la pantalla de menor resolución y la de mayor resolución, es bastante probable que nos resulte más fácil de identificar la imagen de la pantalla de menor resolución.

Esto sucede porque, como tantas otras cosas de nuestro ser, nuestra visión no es perfecta, y perdemos definición a través de la distancia. Se estima que un ojo humano sano puede distinguir, a una distancia de 76 cm estable, una imagen de 300ppi con una de 576ppi totales en una pantalla de 10 pulgadas, pero ambas pueden son indentificables sin forzar la vista.

Pulgadas
A mayor resolución dentro de un mismo número de pulgadas menor densidad en la imagen final y peor efecto de la distancia en su visionado.

De la misma manera que con la distancia, el tamaño de la pantalla, como podemos imaginar por la propia definición de un ppi en pantalla, cambia drásticamente con el tamaño. Cómo referencia, según esta calculadora de PPI, un panel de 24 pulgadas con una resolución 1080p tiene en torno a 100 ppi, mientras que un panel 1080p de 32 pulgadas baja su densidad hasta los 68 ppi de media, bajando también su definición a la misma distancia.

AOC 27G2U/BK Monitor Gaming de 27" Full HD e-Sports (IPS, 1ms, AMD FreeSync, 144Hz, Sin Marco, Ajustable en Altura y FlickerFree)

AOC 27G2U/BK Monitor Gaming de 27" Full HD e-Sports (IPS, 1ms, AMD FreeSync, 144Hz, Sin Marco, Ajustable en Altura y FlickerFree)

Y aún con todo nos estamos dejando atrás otro elemento importante, pues, si bien la medida que usamos para los integrantes de la mencionada malla son los píxeles, como los electrones en los átomos, los píxeles están compuestos por una unidad inferior, los subpíxeles, cuya geometría puede influir de forma significativa en el aspecto final de la imagen, un tema del que nos encantaría hablar en el futuro.

Por qué la optimización de la visualización de nuestras pantallas es interesante

Si tanto la distancia como el tamaño tienen una influencia directa sobre la imagen final, es interesante preguntarnos dónde está el punto perfecto en el que parar.

Eso mismo trataba Raymond Soneira, de portal DisplayMate, en un texto reinterpretado por Brian Chen en Wired. Soneira defendía la capacidad de nuestra vista de distinguir la definición de dos imágenes de pequeño tamaño (en el texto hablaban de la pantalla del iPhone 4 de Apple) a una distancia media; pero también trataba cómo dicha imagen se podía percibir bien con una cuena inferior.

Esta afirmación es algo que podemos comprobar en las pantallas de las consolas portátiles, o de dispositivos de pequeño tamaño como el Steam Deck de Valve, en el que las bajas pulgadas y la distancia a la que reposa la pantalla de estos dispotivos juega en su favor para enmacarar una resolución relativamente baja, que oculta una buena densidad de píxeles cuando ajustamos las cuentas.

Tanto la distancia como el tamaño juegan un papel crucial a la hora de determinar los efectos de la resolución de un panel, haciendo de esta característica un elemento de gran importancia, pero que se ve regido por las condiciones en las que se juega.

Tener estas condiciones en cuenta es primordial para aprovechar al máximo tanto nuestro espacio de juego, como nuestro presupuesto. Esperamos que este texto, además de haber aportado algún dato curioso, haya conseguido que aquellos usuarios que no se plantearan estos casos hasta ahora, encuentren una forma de materializar dicha información. ¡Nos vemos muy pronto!

Temas
Inicio