Xbox Cloud Gaming preocupa: es la gran ausente de la nueva apuesta de juego en la nube de Samsung

Xbox Cloud Gaming preocupa: es la gran ausente de la nueva apuesta de juego en la nube de Samsung
Sin comentarios

Anunciado hace ya más de 3 años, en octubre de 2018, Xbox Cloud Gaming (también conocido como Project xCloud) es el servicio de streaming de Microsoft. Siguiendo un poco la estela de Google y Nvidia, el equipo verde busca quedarse con pedazo del pastel de los juegos en la nube, aunque va a un ritmo para nada acelerado.

Hoy tenemos otro ejemplo de ello, que nos viene de la mano de Samsung. El fabricante de tecnología ha revelado, con motivo del CES 2022, su nuevo hub para gaming en su línea de Smart TVs. Esta presume de variedad, convirtiéndose en lugar de anclaje para los videojuegos de consola, pero también de servicios como Stadia o GeForce Now. Pero hay una gran ausente: Xbox Cloud Gaming.

De buenas a primeras, esto sorprende por la relación que tienen Samsung y Microsoft. A principios de 2020, las dos compañías anunciaban su colaboración para hacer que xCloud llegase a los dispositivos de la empresa Surcoreana. ¡Hasta hemos visto el servicio funcionando en neveras inteligentes de la firma!

Visto esto, también hay que hacer unos apuntes sobre el estado del servicio actualmente. Lanzado oficialmente en septiembre de 2021, aún se encuentra en beta, aunque está disponible en 26 países. En cuanto a su incorporación a smart TVs en general, se mencionó durante el E3 de este año, pero no volvió a saber nada al respecto.

Entonces, ¿dónde está la app de Xbox? Pues la verdad es que no lo sabemos. Lo que sí que podemos hacer es especular: puede ser que simplemente se trate de un caso de prudencia. Microsoft ha aprendido de Google y no tiene ninguna prisa en hacerse con un pedazo del pastel en un tipo de servicio que no está popularizado

La compañía sabe que aún le queda camino por andar y parece querer hacerlo con pies de plomo. Sacar apps sin ton ni son mientras aún hay cosas que mejorar en las plataformas principales podría resultar en una mala imagen del servicio, clientes insatisfechos y una gran variedad de problemas.

Por otro lado, también preocupa la pasividad proyectada de la empresa. Haciendo anuncios cortos, vagos e imprecisos, y viendo que no aprovecha uno de sus mayores apoyos, es normal preguntarse qué está pasando con la nueva apuesta de Microsoft. Tocará esperar para ver cuál es el siguiente movimiento de los de Remond, pero una cosa está clara: no pueden estar mucho más tiempo en esta tesitura antes de que empiecen a sonar las alarmas. Xbox Cloud Gaming necesita más protagonismo. 

Temas
Inicio