Take-Two contra It Takes Two: no, no es un pareado, es una demanda de la compañía propietaria de GTA a Josef Fares

Take-Two contra It Takes Two: no, no es un pareado, es una demanda de la compañía propietaria de GTA a Josef Fares
Sin comentarios

Take-Two es una compañía con muchos años a sus espaldas que nos ha acompañado durante gran parte de nuestra vida. Gracias a ella tenemos la franquicia Grand Theft Auto, Borderlands o Red Dead, entre otras, pero también ha estado envuelta en alguna que otra polémica por su posición en contra de los mods, con la consiguiente repulsa de los jugadores. En este caso, la compañía de Strauss Zelnick volvió a los tribunales el pasado marzo para reclamar los derechos comerciales de It Takes Two, la última obra de Josef Fares.

El videojuego cooperativo It Takes Two no solo ha sido una sorpresa para todos los jugadores —que se ha traducido en sendas nominaciones y premios a "mejor juego del año" o "mejor juego cooperativo"—, sino que ha posicionado al estudio Hazelight en un lugar privilegiado en el panorama actual. No obstante y según destaca hoy el medio inglés Eurogamer, la compañía del creativo libanés, Josef Fares, tuvo que ceder la propiedad del nombre del juego tras la demanda de Take-Two por uso indebido de una marca comercial.

Así pues, Hazelight registró una carta de abandono de la marca en la oficina de patentes estadounidense que podría traducirse en un futuro cambio de nombre de cara a una nueva entrega. Según un portavoz del estudio de Fares, esperan que los problemas hayan quedado resueltos con esta carta de abandono pues "Take-Two Interactive tenía intención de continuar con la demanda en caso de que no se tomasen medidas dada la similitud de ambos nombres".

Dicho portavoz ha asegurado que no puede comentar más del caso hasta que no se haya resuelto por completo y con la aprobación de ambas partes. De momento, lo que sí que sabemos es que It Takes Two, como marca, ya no existe, al menos bajo el mando de Hazelight, aunque esto no afectará al título lanzado el pasado 26 de marzo. Electronic Arts, compañía propietaria del estudio de Fares, aún no ha hecho declaraciones a pesar de que esta demanda lleva interpuesta desde días después del estreno de este cooperativo.

Junto a It Takes Two, varias licencias y nombres comerciales también han sido reclamadas por Take-Two en el mismo espacio de tiempo. Según ha compartido un usuario en ResetEra, en dicha lista encontramos una inmensa cantidad de afectados por estas medidas que se han visto en la misma situación que Hazelight. El uso de palabras clave como Rockstar o Max —de Max Payne—, están en el punto de mira de Take-Two Interactive.

Esta polémica ha salido a la luz en una época bastante convulsa para Rockstar Games y, por ende, Take-Two. El estado de GTA: The Trilogy - The Definitive Edition ha puesto a gran parte de la comunidad en su contra exigiendo arreglos y mejoras que se ha traducido en el retraso de la versión física del juego y en las disculpas públicas de la compañía.

Temas
Inicio