Eliminando las cuentas compartidas, Netflix demuestra tener mucho que aprender de las suscripciones de videojuegos

Eliminando las cuentas compartidas, Netflix demuestra tener mucho que aprender de las suscripciones de videojuegos
Sin comentarios

El último informe fiscal de Netflix ha sido todo un poema: la compañía de Reed Hastings, que hasta ahora había disfrutado de un crecimiento estable, se ha dado un batacazo al perder 200.000 suscriptores en el primer trimestre del 2022; rebajando en un 37% su valor bursátil. Anticipando esta clase de consecuencias, los californianos han apuntado a las cuentas compartidas como una de las principales causas del problema, poniendo en marcha al mismo tiempo un plan de contraataque —el modelo de subcuentas que explican los compañeros en Xataka— que al final del día, juega en contra del usuario. Y es una cuestión que, en realidad, las plataformas digitales en el mundillo del PC gaming tienen más o menos resuelta.

Solo por contextualizar el asunto, hasta el 2020 Netflix no ha tenido que enfrentarse a una competencia tan dura como la que tiene ahora. HBO Max o Prime Video han fidelizado usuarios con IP realmente potentes en los últimos años, por no mencionar un Disney+ que es del todo imbatible en ese campo. De acuerdo con Statista, este último ha amasado casi 130 millones de suscriptores desde su estreno a finales de 2019 (poco más de dos años) mientras que Netflix se quedó en 214 millones a finales de 2021 tras toda una década de éxitos. Un daño que ha hecho mella en los de rojo.

El camino no es quitar funciones, sino balancearlas

De eso sabemos mucho en los videojuegos de PC y consola: no me refiero solo a la rivalidad entre Steam y Epic Games, sino más bien a ese mercado creciente de los servicios de suscripción. Los de retransmisión de contenido en nube entre ellos, sí. Aún siendo medios muy distintos, creo que en términos de prestaciones e importes tienen algunas ideas realmente buena que tal vez Netflix debería plantearse imitar en mayor o menor medida si quieren mantener el respeto de sus usuarios a medida que lucha por recuperar ese pulso tan firme. Veamos algunas de esas posibilidades.

Los juegos a la carta de Humble Bundle

No es precisamente lo más intuitivo a la hora de darse de baja, pero el programa Humble Choice hace una cosa interesante que es reducir el catálogo propio (aquí apodado Humble Games Collection) al mínimo —el plato fuerte es una lista de ocho títulos generalmente más llamativos de entre los cuales el usuario elige aquellos que desea añadir permanente a su propia biblioteca: cuanto más paga por la suscripción, más de estos juegos puede elegir. Trasladar esto a Netflix es complicado, pero sabiendo que en cierto punto se llegaron a estrenar 79 películas en un mismo mes, está claro que reducir esos contenidos es un punto interesante.

Pagar hasta 17,99 euros al mes es una locura si solo tienes interés en ver Los Bridgerton y un par de animes, así que si te ves en esa tesitura, lo normal es o bien renunciar a la resolución HD por ahorrar unos euros o compartir cuenta. En lugar de eso, tal vez sería buena idea brindarnos algo así como una versión "Lite" de Netflix por un precio inferior: escoger entre algún estreno clave y otros menores cada mes tal vez ayude a convencer a los más rezagados o los fieles de otros servicios, sin necesidad de compartir cuenta. Los cinéfilos con ganas de ver series sin límites podrían seguir como siempre, claro.

Game Pass Ultimate y la filosofía del "todo en uno"

Yendo justo en la dirección opuesta al punto anterior tenemos el servicio de suscripción más conocido y laureado de la industria del videojuego: Game Pass, de Microsoft. Los de Redmond llevan años alimentando su servicio con funciones y promociones nuevas —han ofrecido Discord Nitro con la suscripción, como también Spotify; e incluso el modelo básico de EA Play completo está incluido en Game Pass como una función más. Es una plataforma con un ejercicio de selección de catálogo brutal tanto en PC como en Xbox en la que prácticamente no entra "relleno" sino que sencillamente, se va haciendo mejor.

Xbox (Microsoft)
Imagen: Phil Spencer, CEO de Xbox, en el E3

Todo eso es genial, y lejos de conformarse con eso, sus responsables hacen un gran trabajo a la hora de actualizar a los suscriptores con todas la novedades: "este mes tenemos estos juegos y te lo ponemos fácil para entrar", a la larga todo eso ayuda a dar forma a una comunidad. Definitivamente, ese es un componente que falta en una plataforma tan grande como Netflix: si tienes (literalmente) varios cientos de millones de usuarios, lo lógico es querer aprovecharlo ¿no? Pues hay unas cuantas formas de hacer piña y llevar esa relación más allá de una forma que nadie más tiene.

  • Descuentos en Funkos, artículos de MONDO y otras colaboraciones así de populares
  • Blogs o eventos oficiales detallando las novedades del mes, pues de poco sirve tener decenas de series nuevas si solo veo el top 10
  • Colaboraciones con IP de otras compañías: convivir más que competir

La función Share Play de PlayStation Plus

Aunque a grandes rasgos entendemos que PlayStation Plus es lo que uno tiene que pagar para jugar online y entrar en grupos de chat, en realidad existe una función muy interesante que no muchos aprovechan, y es la de compartir partida con otro jugador a través de la nube. Con ello, puedes "pasarle el mando" a un compañero independientemente de que tenga el juego o que no, e incluso jugar títulos cooperativos de esta manera. Si estás suscrito a alguna plataforma de visionado, sea Netflix o cualquier otra, seguramente estés sobradamente familiarizado con aplicaciones de terceros como Teleparty o Watch Netflix Together que te permiten hacer eso mismo.

PlayStation Plus

Integrar esta misma funcionalidad en el servicio es una alternativa al sistema de compartir cuentas que, en teoría, tanto daño hace a la compañía —en última instancia, para el no suscriptor que depende de otra persona para ver los contenidos no deja de ser una "demo". Sí, habría gente viendo series de gorra, pero también otros tantos que deseen continuar por su cuenta y pasen por caja. ¿Puede ser esto más amigable que el sistema de subcuentas? Bueno, tal vez sí.

Temas
Inicio