Age of Empires IV es el nuevo pozo de horas de tu PC: asegúrate de que rinde bien con esta guía de optimización

Age of Empires IV es el nuevo pozo de horas de tu PC: asegúrate de que rinde bien con esta guía de optimización
Sin comentarios

Fans de la estrategia, estáis de enhorabuena porque Age of Empires IV está al fin entre nosotros. Siendo uno de los juegos más representativos de todo el género, es de esperar que haya mucha gente entrando desde Steam o Xbox Game Pass para PC tan pronto como el juego esté disponible en cada región del mundo. Pero toda esa popularidad también acarrea un problema: sus autores tienen que asegurarse de que todos puedan jugar.

Con una plataforma como es el PC, esa tarea es difícil porque los juegos cuentan con gráficos muy avanzados a día de hoy. Pero AOE tiene una ventaja que no tienen muchos de sus competidores, que es la capacidad de colarse en sistemas de gama baja porque "tira" más de procesador que de tarjeta gráfica —y muchos de los ordenadores portátiles pensados para ofimática van relativamente bien equipados en lo que a CPU se refiere.

El productor ejecutivo Michael Mann ya explicaba a Xbox que más del 50% de jugadores de AOE usan gráficos integrados o sistemas bastante modestos, razón por la que existe un modo de "especificaciones mínimas" en el juego. Con esta información en mente, en 3DJuegos PC nos adentramos en la pestaña de configuración de Age of Empires IV en busca del mejor balance posible entre fidelidad gráfica y rendimiento, para cualquier tipo de jugador.

Requisitos de sistema de Age of Empires IV

Age of Empires IV (Relic Entertainment)

La mejor configuración gráfica de AOE 4

Pensamos que hay dos grandes perfiles de jugador de Age of Empires IV. El primero es el usuario del modo Min Spec descrito más arriba, que nos vale tanto para quienes juegan en PC muy modestos como para el entusiasta de los eSports que buscan rendimiento por encima de todo. Al anular los efectos de sombras, texturas, físicas y animaciones, este último aficionado mata dos pájaros de un tiro: gana en tasa de fotogramas y también en visibilidad. Pero ¿es la forma ideal de jugar a AOE4?

Ahí es donde entra en escena el otro perfil, el del jugador que ya tiene un equipo dedicado y que viene en busca de un buen balance entre estética y rendimiento. Intereses distintos, configuraciones distintas: es un buen punto de partida para este artículo. En realidad, el juego ofrece opciones muy limitadas entre las que elegir durante la pestaña de gráficos. Veamos cuáles son y qué recomendamos para cada una de ellas.


balanceado

entusiasta esports

calidad de la animación

Alta

Baja

calidad de las sombras

Alta

Apagado

detalles de las texturas

Media (VRAM baja) / alta (VRAM alta)

Preferencia personal

detalles geométricos

Media / alta

Media / alta

antialiasing

Alta (1080p) / baja (1440p+)

Alta (1080p) / baja (1440p+)

física

Alta

Alta

sincronización vertical

Apagado (monitor VRR)

Apagado (monitor VRR)

límite de fps

Nativo

Nativo

calidad de los vídeos

4K HDR (solo compatibles)

4K HDR (solo compatibles)

Como anotación, el equipo de pruebas cedido por Nvidia que hemos usado para trabajar con Age of Empires IV lleva una tarjeta gráfica RTX 3080 Founder's Edition, un procesador i9 10900K y 64 GB de memoria RAM. Todos los controladores están al día para asegurarnos de estar experimentando la versión más actual y pulida posible del juego. Los resultados son francamente sólidos en todas las resoluciones que hemos probado, sin excepción.

¿Qué hace cada ajuste y por qué elegimos estos?

Age of Empires IV (Relic Entertainment)

Como decíamos más arriba, los entusiastas que compiten en Age of Empires quieren el máximo rendimiento y legibilidad posibles. Para ellos, las sombras son del todo prescindibles porque se pueden entender como simples distracciones, pero para los jugadores más corrientes es importante mantenerlas en calidad "alta" porque a pesar de que tienen cierto peso en la GPU —recuerda que este juego usa mucho más el procesador— a nivel visual está más que justificado apostar por ellas: es un todo o nada.

Las texturas están en una tesitura parecida. El juego solo describe la diferencia entre una configuración y otra con resoluciones distintas, pero la realidad es que el ajuste mínimo también elimina la hierba. Imagino que algunos sibaritas podrían querer apostar por esto, pero es un tema tan específico que en general querrás tener las texturas como mínimo en calidad intermedia si juegas a 1080p: el consumo de memoria de vídeo no es demasiado alto elijas lo que elijas.

Otros elementos que consideramos clave y vienen pobremente explicados en el menú del juego (o sin explicar en absoluto) son los de geometría y animación. El primero influye principalmente en cómo lucen los edificios y, más notablemente, las plantas. Si quieres que los árboles sean más vistosos querrás tirar del primer ajuste, aunque debes tener en cuenta que al subir del mínimo, las copas también ganan en frondosidad. Tenlo en cuenta si consideras que es un factor obstructor. La animación determina, junto con la física, cómo se mueven los personajes y los edificios al ser destruidos.

Es curioso ver cómo un aldeano se siente más fluido con algunos fotogramas extra cuando se agacha o caza, mientras que el derrumbamiento de edificios pasa de un par de imágenes pobremente entrelazadas a un verdadero espectáculo de rocas y fragmentos que caen y chocan durante la animación. Ni que decir tiene que ambas cosas tiran de tus componentes, y aunque la diferencia no sea muy notable en equipos sobradamente preparados, en los más modestos puede ser una elección más delicada.

Temas
Inicio