Análisis de Rescue Party: Live, un cooperativo social al estilo Overcooked para unir las familias que destruye aquel

Análisis de Rescue Party: Live, un cooperativo social al estilo Overcooked para unir las familias que destruye aquel
Sin comentarios

Rescue Party: Live! ha llegado hoy a Steam sumándose a la lista de juegos dispuestos a ponernos contra las cuerdas; no por difícil, sino por frenético. Siguiendo una premisa muy similar a la que vimos en Overcooked, cambiamos los fogones por las catástrofes naturales poniéndonos en la piel de los servicios de emergencia.

Desarrollado por Tag Studios y distribuido por 505 Games, distribuidora de Death Stranding o Rogue Spirit, no sólo es el primer título del estudio, sino además el primer party game desarrollado en China, concebido como un ejemplo de calidad de lo que puede ofrecer el país. Sin embargo, ¿cumple Rescue Party: Live! las expectativas?

La respuesta es que sí; estamos ante un juego divertido, variado y ceñido al juego cooperativo más puro. Tendremos que trabajar en equipo para salvar a los damnificados en un tiempo récord, mientras nos enfrentamos a todo tipo de sucesos inesperados. Apto para jugar en familia, aunque ya sabemos que, junto a Monopoly, este tipo de juegos pueden romper lazos.

Todo un evento mediático

Los party games hacen referencia a un tipo de juego que se caracteriza por tener que jugar en compañía, ya sea cooperativamente o no, cuya finalidad es ofrecer partidas ágiles y entretenidas para el grupo. Entre los más conocidos encontramos títulos como Mario Party, Carnival Games, Just Dance o Mario Kart.

En un sector copado por grandes títulos, Rescue Party: Live! busca abrirse hueco a través de la cooperación y nos plantea diferentes niveles en los que nuestro objetivo principal es rescatar a tantos damnificados como podamos. No hay un gran historia detrás, ni tampoco se requiere, aunque no voy a negar que algo de trasfondo no le hubiera venido mal.

Rescue Party Live

La ausencia de desarrollo no es necesariamente malo, pero hace que el avance sea monótono al simplemente suceder nivel tras nivel a lo largo de más de una treintena de ellos. En Overcooked, encontrábamos que el Reino de la Cebolla estaba en peligro por un villano al que enfrentar y eso justificaba nuestro "camino del héroe" y, aunque antes nombraba varios party games que carecen de trasfondo, la diferencia reside en la estructura del juego. En un diseño por niveles, es recomendable la existencia de una motivación para justificar el avance y aquí se diluye ligeramente el concepto.

Rescue party live Análisis

Gestionar un desastre no es tarea fácil

Una vez en el terreno de juego, el escenario que se nos plantea es caótico cuanto menos, en el mejor de los sentidos. Aunque la dificultad es gradual, desde casi el primer momento vamos a tener que gestionar varias acciones temporizadas a la vez. Por ello, una buena coordinación con el resto de jugadores es fundamental para obtener la máxima graduación de estrellas en cada nivel.

Lo principal es rescatar a los heridos. Estos pueden requerir cuidado sanitario, ayuda para cruzar una zona o ser salvados de un accidente. Para ello, tendremos que hacer uso de diferentes objetos como vendas o escayolas que deben pasar por la mesa de trabajo primero y luego ser aplicados a los heridos; también encontraremos otros útiles como extintores o escaleras que nos ayudarán a hacer frente a los cambios de un escenario en constante movimiento. Por ejemplo, si tenemos que cruzar el río, necesitaremos una escalera que nos permita atravesarlo cuando el nivel del agua varíe.

Screenshot 11 2

Para ello, haremos uso de unos controles bastante sencillos: tenemos un botón para interactuar con objetos, preparar los útiles y coger a los heridos y otro para hacer un dash que nos ahorre tiempo, ya que la cuenta atrás está en marcha. Pese a ello, recomiendo jugar con un mando adaptado al PC si es posible, ya que la experiencia es mucho más cómoda. El teclado permite que lo podamos compartir con otro jugador si jugamos en modo local, pero lastra un poco la agilidad. De todas formas, los controles admiten ser personalizados a vuestro gusto.

Análisis Rescue Party: Live

Por otra parte, he echado en falta algo más de fluidez en el movimiento, sobre todo en el dash que es casi obligado, porque los personajes se mueven con bastante pesadez. Algunos niveles varían en su estructura y están basados en el avance a contrarreloj, ya sea porque el escenario se está inundando o porque el fuego apremia, y es cuando más se percibe el lastre.

Con todo ello, no dejan de ser puntualizaciones en un juego que funciona bien en las mecánicas que implementa y que presenta mucha variedad de sucesos. No hay dos niveles que se queden estancados en la misma estructura, sino que siempre encontramos algún detalle nuevo. De hecho, me ha gustado encontrar referencias a Frogger, el mítico juego de la rana cruzando el río.

Rescue Party Live

De la misma manera que nuestro querido anfibio, nosotros tampoco vamos a morir si caemos al río, ya que no hay un sistema de vidas, sino de puntuación. En función de a cuantos inocente salvemos, iremos sumando cantidad, siendo algunos de ellos más valiosos en función de lo que nos cueste ayudarlos. Pueden encontrarse por el escenario y ser un objetivo fácil o estar presos por un accidente y dar más puntos, como es también el caso del oso panda.

Realmente, el resultado es indiferente a no ser que no lleguemos al mínimo. Da igual si nos pasamos el nivel con una estrella que con tres, ya que pasamos de zona de todas maneras. Al final, obtener el máximo rango depende de si uno mismo quiere obtenerlo. En ese sentido, es muy importante el trabajo en equipo y repartirse las tareas, ya que si chocamos entre nosotros, podemos marearnos unos segundos. Cierto es también que el juego cuenta con ese punto gamberro y podemos dedicarnos a fastidiar al compañero.

No voy a negar haberme echado unas risas quitándole las escaleras al compañero o cogiéndolo en brazos para tirarlo al vacío. Sí, sacrificas la misión lo más probable, pero también te diviertes si ves que tu acompañante está estresado intentando llegar a todos los objetivos.

Rescue Live Party análisis

En el caso de que no podamos jugar en compañía de forma local, podemos acceder al Modo torneo a través del online, aunque todavía no he podido probarlo, ya que al no estar disponible el juego durante este análisis, no podía sincronizar con nadie.

Lo que sí he podido probar es el Modo individual, teniendo que manejar dos personajes sola. Esto se hace de manera que podemos cambiar de uno a otro a voluntad. En escenarios que lo requieren, controlar el cambio es indispensable, pero en los que no es estrictamente obligatorio al final acabas usando a uno solo por comodidad. Alabo la posibilidad de poder jugar sin compañía, pero no deja de ser un título pensado para ello.

Apto para toda la familia

La propuesta de Rescue Party: Live! es totalmente family friendly y eso se traduce también en su presentación. Encontramos cierta parecido chibi, aunque la estética opta más por un acabo cell shading poligonal.

Los personajes son Pynipon (por si alguien de los noventa me está leyendo), con diseño desenfadados que podemos ir desbloqueando. Esto lo hace perfecto para jugar en familia, sobre todo con los más pequeños, aunque no es un juego estrictamente infantil.

Gráficamente, funciona perfectamente, no he percibido bugs de ningún tipo ni crasheos a la hora de jugar ni es un juego exigente. Las cinemáticas que encontramos son sencillas, generalmente estáticas con diálogos traducidos al español y no encontramos voces.

Rescue Party Live

Sin duda, lo que más me ha llamado la atención es el uso de una cámara isométrica con pequeños movimientos que emula el vaivén de un helicóptero que nos graba, en referencia a lo que os comentaba de que era un programa televisado. De hecho, no es el único elemento que encontramos en referencia a esto, ya que veremos unas frases en pantalla, un chat con feedback y el logo del propio canal de televisión. Sin embargo, pese a ser un detalle divertido, las frases molestan más que otra cosa. Por suerte, se pueden desactivar desde el menú.


requisitos mínimos

recomendados

SISTEMA OPERATIVO

Windows 7/8/10 64bit

Windows 7/8/10 64bit

PROCESADOR

Intel Core i5-6500

Intel Core i5-8500

MEMORIA RAM

8 GB de RAM

12 GB de RAM

TARJETA GRÁFICA

NVIDIA GeForce GTX 950 2GB

NVIDIA GeForce GTX 1060

DIRECTX

Versión 11

Versión 12

ALMACENAMIENTO

20 GB de espacio disponible

50 GB de espacio disponible

Conclusiones de Rescue Party: Live!

En términos generales, Rescue Party: Live! es un juego entretenido, casual y una opción válida para cuando nos reunimos con grupos de amigos o familiares. Se percibe como una propuesta sencilla, pero que sabe implementar sus elementos con éxito. En cuanto a innovación, cuenta con sus pequeños detalles, pero se adhiere mucho a la fórmula del éxito de Overcooked. No he querido entrar en demasiadas comparaciones entre ambos títulos, pero lo cierto es que le falta un pequeño saltito para llegar al nivel de su predecesor.

Por otra parte, creo que ha sabido seleccionar una temática que se presta excepcionalmente al formato de gestión crítica y además, en tiempos actuales, es interesante que le de un espacio a los servicios de emergencias.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio