Menos erotismo, terror y violencia, el sacrificio de un estudio para sortear la censura: un caso similar a Agony que estrena demo gratis

Menos erotismo, terror y violencia, el sacrificio de un estudio para sortear la censura: un caso similar a Agony que estrena demo gratis
Sin comentarios

Muy pocos juegos sufren una censura enorme, tanto que sea portada en la mayor parte de los medios. Conocemos casos en juegos AAA como la saga Wolfenstein —el reboot que empezó en 2014 MachineGames con Wolfenstein: The New Order— en Alemania, o la situación de la saga Dying Light en el mismo país, afectando a todo el continente europeo. No obstante, en cuanto a obscenidades y desnudos, muy pocos estudios se atreven a ello como Movie Games.

El estudio independiente solo cuenta con un juego en su haber, este Lust From Beyond, pero se ha llevado todos la atención por el recorte que ha tenido que sufrir el juego para aceptar una clasificación por edades menor. En 2019, el estudio comenzó una campaña de Kickstarter muy exitosa prometiendo terror, erotismo, violencia y sangre como pocas veces habíamos visto. Un caso muy similar a Agony y con un resultado idéntico.

En este caso, Lust From Beyond había obtenido una clasificación Adults Only (AO) en el ESRB, equiparándolo a juegos como Playboy: The Mansion: Private Party o el polémico Hatred. Una situación que iba a limitar enormemente sus ventas, por lo que el estudio ha tenido que renombrar el juego y reducir determinadas secuencias y secciones del juego.

Lust From Beyond: M Edition trata de atraer a más jugadores y llevarse el aprobado de la ESBR y demás clientes de descarga online con menos desnudez y contenido explícito. Según comenta el estudio con esta nueva edición "no altera la temática, historia o ambientación del juego". Sin embargo y ante los posibles problemas con aquellos que invirtieron en el juego en su campaña de Kickstarter, Movie Games ha publicado una demo gratis en Steam y en GOG para poder ver de qué se trata y, para aquellos que ya lo jugaron, qué aspectos se han recortado.

Otro caso controvertido fue el de The Last of Us: Parte II con una escena de sexo que involucraba a uno de los personajes principales. Muy pocas veces hemos visto secuencias que, sin ser gráficas, no terminan con un fundido a negro. No obstante, los organismos de control por edades suelen ser muy poco laxos en algunos países y suele mermar las ventas finales del juego.

Temas
Inicio