Comprar una RTX 3050 en España es difícil, no por la aparente falta de stock, sino porque ha triplicado su precio base

Comprar una RTX 3050 en España es difícil, no por la aparente falta de stock, sino porque ha triplicado su precio base
1 Comentario

Ha llegado el día amantes del PC y sus componentes, el día en el que NVIDIA migra la RTX 3050 que acompañaba la gran mayoría de los portátiles enfocados al gaming y la convierte en un componente de sobremesa. No estamos ante un lanzamiento global pues ha ido dejándose caer a cuentagotas durante este mes de enero en los mercados internacionales. No obstante, ahora que, en teoría, podemos hacernos con una en España, nuestros mayores temores se han cumplido.

La falta de stock no es el único problema de esta nueva remesa de la familia RTX de NVIDIA, sino que su precio ha aumentado considerablemente. Según la ensambladora estadounidense, las RTX 3050 llegarían a nuestro territorio con un precio base de 279 euros, lo que no veíamos venir —o sí— era que su precio aumentase el doble en el mejor de los casos.

Eso sí, para aquellos que queráis haceros con una tenemos que comentaros que es bastante difícil hacerlo en la mayoría de comercios online. La propia tienda oficial de NVIDIA ha catalogado, una hora después de su lanzamiento, la RTX 3050 como "agotada", pero la situación es más esperpéntica en otros comercios. El precio más barato que hemos encontrado para hacernos con esta tarjeta gráfica es que 284,89 en su versión ensamblada por ASUS, de pequeño formato, en PcComponentes.

Por otro lado, si atendemos al ensamblado de ROG Strix, el modelo OC—que aumenta ligeramente su velocidad del reloj— está a la venta por nada menos que 523,91 euros, mientras que la RTX 3050 en su formato estándar del mismo fabricante la podemos adquirir por solo cinco euros menos, 518,02 euros. No obstante, la situación es muchísimo más alarmante y peligrosa en el mercado de la segunda mano y en la venta usuario a usuario.

En el peor de los casos, la tienda online eBay se lleva la palma con una RTX 3050 de importación de Reino Unido, ensamblada por Palit, por nada menos que 1.796,21 euros. No, no nos hemos equivocado al poner el precio y es que hablamos de un producto 1.000 euros más caro que su hermana mayor: RTX 3070 Ti ensamblada por Zotac a un precio de 967,37 euros en PcComponentes.

La situación en España es menos caótica que en Japón, al menos por lo que sabemos a estas horas, donde este modelo se agotó en cuestión de horas. Una situación que preveíamos y que deja en entredicho la situación actual que estamos viviendo en el mundo del PC Gaming, con un sobrecoste de los componentes y los especuladores al acecho de las mejores ofertas para revenderlas a precio de oro.

De hecho, estamos ante un problema que, en parte, ha sido potenciado por el mayor competidor de NVIDIA en el mercado: AMD. El lanzamiento de su RX 6500 XT de bajo costo ha llamado la atención de los usuarios, acostumbrados a un precio elevado por una tarjeta gráfica de nuevo lanzamiento, pero su irregular rendimiento ha potenciado la compra masiva de esta GPU de NVIDIA.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio