Star Citizen podría estar sufriendo una guerra civil en su estudio, un problema mayor que los años que le quedan de desarrollo

Star Citizen podría estar sufriendo una guerra civil en su estudio, un problema mayor que los años que le quedan de desarrollo
Sin comentarios

Muchos han considerado a Chris Roberts, fundador del estudio Cloud Imperium Games, como un pionero en el desarrollo de videojuegos masivos.  Aun así, muy poco sabemos del estudio de puertas para adentro más allá de pequeñas conversaciones de Roberts y algunos altos mandos con miembros de la prensa de cara a las más importantes actualizaciones del juego. Ahora, los compañeros de Mein-MMO recogen el testimonio de Kiplan Case, miembro del equipo de pruebas del juego que ha detallado los bajos sueldos y una controvertida situación que le ha enfrentado a la directiva.

Su labor de tester giró durante los 6 meses que ha durado su contrato en torno a la búsqueda de errores en el juego, documentación y comunicación con el equipo de programadores para su posterior arreglo, algo que se podía hacer desde casa hasta el cese de las medidas de COVID de la cúpula directiva. Según destaca en un comunicado vía LinkedIn, Cloud Imperium eliminó la orden de protección de COVID incluso a aquellos miembros del equipo vulnerables o con personas vulnerables, obligando a sus trabajadores a volver a recuperar el trabajo de oficina.

Todo parece indicar que el equipo que trabajó a distancia no ha estado muy contento con esta decisión, sobre todo debido al sueldo medio de los trabajadores de la compañía. Case añade que "con la vuelta a la oficina, muchos de nosotros tenemos que conducir más de 90 kilómetros para llegar a la oficina", sin poder hacer frente a los gastos. "Muchos de mis compañeros ya han sido desalojados de sus casas por la subida de los alquileres. Se ven obligados a vivir de nuevo con sus padres", acaba por añadir el tester.

Esto hizo que parte del equipo se sintiese disgustado con la cúpula directiva, lo que llevó a ciertas conversaciones entre Kiplan Case y los altos mandos, lo que se tradujo en un despido por, según afirma, "defender a sus compañeros". Esta parece ser una página más en las condiciones laborales del videojuego Oriental y Occidental, especialmente en los puestos de tester, que también llevó al equipo de Raven Software —desarrolladores de Warzone— a poner el grito en el cielo.

Para tener un vistazo general de la situación en la industria del videojuego de cara a esta segunda mitad de 2022, podemos acudir al texto firmado por Christopher Dring en GamesIndustry. Si bien no comenta en particular el caso de Cloud Imperium, sí que arroja luz sobre cómo están haciendo frente estudios importantes al optimismo de este año y al regreso a la oficina. El texto adelanta que muchos de los trabajadores entrevistados están haciendo malabares para trabajar tanto desde casa como en la oficina debido a las condiciones de vida adversas de muchos y a los problemas acontecidos por los incontables retrasos del año, por lo que el caso de Case parece ser uno aislado y extremo.

Por el momento, Cloud Imperium Games no se ha pronunciado acerca de las palabras de este ex-trabajador de la compañía y las declaraciones de otros compañeros que afirma tener. Eso sí, esta situación ha degenerado en una ola de bromas y debates por parte de los usuarios acerca del ambiente de trabajo de Star Citizen y cómo de complicado tiene que ser desarrollar y probar un juego que nunca parece que avance.

Temas
Inicio