Tu castillo de V Rising puede mejorar mucho aprendiendo de la arquitectura gótica real, incluyendo la prisión de Vlad el Empalador

Tu castillo de V Rising puede mejorar mucho aprendiendo de la arquitectura gótica real, incluyendo la prisión de Vlad el Empalador
Sin comentarios

Generalmente, jugando a V Rising verás dos tipos de castillo: uno luce como una empalizada cuadrada sin ninguna habitación y un ataúd al lado de la serrería, y el otro es un laberíntico entramado de habitaciones diminutas que solo podría llegar a comprender el dueño del castillo. Pero la virtud está en el término medio, dicen —si quieres mejorar el tuyo, entonces harías bien  en tomar nota de cómo eran las principales edificaciones góticas del mundo real. No tenían vampiros, o eso creemos; pero sí que eran un buen ejemplo de cómo unir estética con utilidad. Más importante aún para nosotros, son recintos sugerentes, razón por la que encajan tan bien con la fantasía oscura.

Y es que ante todo, los castillos y catedrales góticas son sugerentes; expresan su poder e influencia a través de una verticalidad religiosa, juegan con la voluptuosidad en cristaleras enormes para crear una iluminación natural exquisita... En V Rising, desafortunadamente, no podemos replicar estas maravillas a escala 1:1 porque no es posible construir múltiples pisos (entre otras cosas) pero al menos sí que existen suficientes opciones de pared con las que se puede imitar ese romanticismo original.

Catedral de San Vitro
Catedral de San Vitro (Praga, República Checa). Imagen: Wikipedia.

Hacer un cuadrado con una puerta es fácil y viene bien para empezar, pero si no quieres que tu castillo termine pareciendo la casa en la que pasas tu primera noche en Minecraft, es buena idea crear columnas unidas entre sí con varios arcos de entrada, incluso si la puerta principal está más adentro. Lo normal es que tu edificio tenga forma rectangular, pero no tengas miedo a la hora de crear irregularidades artísticas en el exterior siempre y cuando el resultado final luzca más o menos compacto. Un par de torres alrededor también darán una presencia imponente. Otro rasgo clave que juega mucho a favor de la fantasía de los vampiros es la idea de que un castillo debe lucir hermético desde fuera: tener ventanas al exterior ayuda a destensar la carga y repetitividad de los salones internos, pero desde fuera, es mejor que parezca que ahí no va a entrar un alma. Literalmente. Tampoco escatimes en gárgolas para cada columna (Notre-Dame no lo hace) ni antorchas.

V Rising (Stunlock Studios)

Dentro, sin abandonar las tendencias de finales del siglo XII, es buena idea crear un recibidor alargado que haga las veces de sala de trono. De hecho, puedes colocar tu ataúd en el centro y tendría perfecto sentido para entrar y salir del juego. Prueba a buscar el interior de la catedral parisina si necesitas alguna referencia adicional. En el caso de que tuvieras alguna rampa geográfica, tal vez sea tu mejor baza para recrear en el nivel más bajo algo similar a unas minas o catacumbas, que son los lugares perfectos para alojar a tus sirvientes junto con las máquinas de producción. Desafortunadamente, en V Rising no podemos imitar el castillo sueco de Chillon, que tiene parte de su pared al desnudo; pero al menos sí que podemos crear un ambiente frío y crudo formando un pastillo con varias cámaras y antorchas.

Mi recomendación personal es que trates de mantener esa diferenciación clave entre una hermosa cámara principal llena de lujos, y unas minas sombrías donde llevar a cabo tus trabajos e investigaciones —no mezcles una cosa con la otra, pero deja una entrada de fácil acceso a esas habitaciones escondidas. No hagas como yo, que al principio las escondí en lo más profundo de mi castillo y ahora me toma unos 30 segundos más de lo que me gustaría acceder a cualquier cosa. Por otro lado, un pro-tip: crea al menos un baúl para cada máquina que tengas en funcionamiento y déjalo al lado. Si examinas el objeto, verás que incluso puedes cambiarle el nombre para ayudarte a tenerlo todo bien organizado en un solo vistazo.

Castillo de Chillon
Castillo de Chillon. Imagen: Ioan Sameli (Flicker)

Por otro lado, también es interesante tomar nota de cómo es el castillo de Hunyad (Rumanía) que es donde se cree que estuvo prisionero Vlad el Empalador, príncipe de Valaquia; e inspiración para la novela de Drácula de Bram Stoker en 1897. Es un edificio construido con el valor militar en mente —tiene la friolera de siete torres defensivas— y que luego se fue modificando con características de valor político. Tiene un patio interior, cámaras para los sirvientes y un gran salón de reuniones. De momento, en V Rising no podemos colocar cañones, balistas u otras unidades de artillería en nuestro castillo; pero sí que podemos recuperar una parte del diseño del original si  dejamos el corazón en el centro de un patio central y montamos pasillos custodiados por los sirvientes alrededor. Esto podría no más o menos recomendable dependiendo de dónde te hayas asentado: si tu colina tiene más de una salida, entonces este diseño te puede venir de perlas.

Aquí van unos consejos adicionales.

  • Usa cortinas y candelabros para imponer respeto en las entradas más importantes del castillo, o en las paredes donde coloques espejos y cuadros.
  • Si encuentras las paredes saturadas, alívialas colocando estatus en el centro de la sala. No caigas en colocar todos los muebles pegados a la pared, o esquinados.
  • Nadie pondría una mesa de trabajo al lado del trono: crea habitaciones específicas para esas cosas.
  • ¿Dónde colocas cada objeto? El altar de sangre debería estar cerca de la salida, junto con un cofre para útiles. Los vasallos funcionan mejor patrullando pasillos que habitaciones pequeñas.
V Rising (Stunlock Studios)
Temas
Inicio