Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin será de acción, sí, pero también fiel a los RPG de siempre; hablo al respecto con sus autores
RPG

Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin será de acción, sí, pero también fiel a los RPG de siempre; hablo al respecto con sus autores

Cuando se habla de la saga Final Fantasy, una de las primeras cosas que viene a la cabeza de la gente tiene que ver con su sistema de combate. Los turnos son algo que no solo está muy asociado a los RPG japoneses, sino que la franquicia de Square Enix es vista como abanderada de ellos desde hace años, formando parte de su identidad.

Esto es algo que siempre se me ha hecho gracioso, pues estos vinieron dados por influencias de los juegos de rol occidentales (tipo Dungeons and Dragons), además de existir, en un principio, por limitaciones del hardware. Final Fantasy, cuanto más se ha alejado de sus orígenes, más ha experimentado y más se ha desmarcado de esto, y esto es algo que parece aún no haber calado del todo en su fandom.

Pensando en juegos numerados como Final Fantasy XI, Final Fantasy XII: The Zodiac Age o Final Fantasy XV, Square Enix lleva mucho tiempo probando cosas nuevas. Por ejemplo, de la saga principal, el último título puramente por turnos fue Final Fantasy XIII, el cual salió al mercado hace más de 12 años. Sí, yo también me he sentido viejo al leer eso, no te preocupes.

Final Fantasy lleva décadas experimentando con sus elementos y fórmula.

A todo esto también hay que sumarle la enormísima variedad de spin-offs que se han visto en la franquicia. Juegos de carrera como Chocobo Racing (y su secuela, Chocobo GP), action-RPGs como Type-0, títulos tácticos como War of the Lions o videojuegos musicales como Theatrhythm, entre muchos, muchos otros. Final Fantasy lleva décadas experimentando con sus elementos y fórmulas, y por eso siempre me chirría la frase "Esto no es un Final Fantasy".

Cuando vi el primer tráiler de Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin, he de admitir que también me chocó un poco. No tanto por la jugabilidad, sino por su tono casi exageradamente enfadado. Y, aun así, tras pensarlo más detenidamente, esto no es más que otra visión de lo que puede ser la franquicia.

Final Fantasy Origin Stranger Of Paradise

Hablando con su productor, Fumihiko Yasuda, salió el tema de cuál era la saga que más había influido en su nuevo y, pese a que otros juegos de Team Ninja hayan tenido mucho que ver con cómo se juega, su respuesta fue la más lógica posible: Final Fantasy.

"En realidad, para Stranger of Paradise la obra que ha tenido la mayor influencia ha sido Final Fantasy, aunque eso pueda parecer un poquito obvio. [...] Entramos al proyecto pensando en cómo podíamos traducir un RPG y convertirlo en un juego de acción. Queríamos asegurarnos de tratar Final Fantasy con respeto en la manera en la que estábamos manejando sus elementos, así que ese ha sido nuestra prioridad.", dijo.

Y, a ver, es la respuesta que más sentido tiene dado el contexto. Si bien es verdad que el pasado de Team Ninja le da un bagaje excepcional en cuanto a los juegos de acción, esto no es solo un título más de leches: es otro Final Fantasy más. Es una aventura que nos cuenta el origen de Garland, villano de Final Fantasy 1, y que quiere utilizar cuantos más elementos familiares de la franquicia para asentarse como lo que es, otro juego de esta popular y extensa saga.

Además, Daisuke Inoue, director del juego, me habló de una de las características más emblemáticas de la saga: sus clases. "Las profesiones en Final Fantasy Origin son trabajos que han aparecido en otros juegos de Final Fantasy. Una de las cosas difíciles con las que nos encontramos fue trasladar los movimientos y ataques característicos que tienen en otros juegos hacia un título de acción". Esto hace aún más énfasis en lo mucho que Square Enix y Team Ninja quieren que esta obra sea reconocida como parte de la franquicia y el respeto que tienen hacia Final Fantasy.

Y es que, a lo largo de los años, la franquicia ha abierto sus puertas a ideas nuevas, atreviéndose a explorar terrenos que parecían lejanos o incompatibles. Con juegos por turnos, de acción en tiempo real, MMOs, roguelikes y hasta battle royales en su portafolio, creo que hay una cosa que define a la saga más que cualquier otro de sus elementos: las ganas de probar cosas nuevas y trasladar sus aspectos familiares a contextos distintos, y a veces hasta inimaginables.

Stranger Of Paradise Final Fantasy Origin

Hablar de eso con el creativo japonés me hizo reflexionar sobre la percepción que se tiene de esta franquicia tan longeva. Con una trayectoria tan amplia y extensa, opino que es hora de que dejemos de pensar que Final Fantasy equivale solo a su época desde los 8 a los 32 bits. Muchísimo ha pasado ya desde la época de Sakaguchi, la industria del videojuego ha evolucionado, y con ella uno de los nombres con más peso y relevancia de la misma.

Esos elementos no son solo arquetipos estéticos o vacíos de significado, sino parte de un legado, parte de una identidad.

Hay quien pueda decir "Vale, pero es que eso meramente es apropiarse de elementos. Usar la estética y las referencias para crear toda tu identidad no convierte a una obra en parte de una franquicia. Esto no es Final Fantasy". Y sí, puedo entender ese tipo de argumentos, pero, ¿hasta qué punto es eso limitar el entendimiento que se tiene sobre la saga? Muchos de los componentes que vemos repetidos a lo largo de una infinidad de spin-offs no son solo arquetipos estéticos o vacíos de significado, sino parte de un legado, de una identidad ya cimentada que, con el paso del tiempo, ha pasado de ser un éxito en ventas a formar parte de aquellas dinastías de juegos legendarias, aquellas que han definido el propio concepto del videojuego para muchísimas personas alrededor del mundo. Nombres con tanto peso que literalmente han cambiado la manera de ver una industria y un medio de expresión entero únicamente existiendo dentro de ello.

En mi cabeza, los juegos numerados y los spin-offs son todos verdaderos Final Fantasy, y Stranger of Paradise no va a ser una excepción. Sí, entre sí esos juegos no podían ser más distintos, pero entrar en ellos siempre da una sensación de familiaridad. Puede que el título Koei Tecmo no tenga un numerito tras su nombre, como muchos otros, pero busca seguir la línea que hace que esta saga sea especial y diferente para mí. Es una visión nueva en la que pueden confluir elementos clásicos, que forman parte de un imaginario a estas alturas legendario, para poder verlos en un contexto diferente mientras que un se siente, extrañamente, como en casa.

Stranger Of Paradise Final Fantasy Origin

El título de Team Ninja no solo quiere ser un spin-off más, sino tratar con respeto y cuidar el legado de décadas de historias que tiene sobre sus espaldas. Puede que al principio sea una aventura que se sienta extraña, diferente a sus congéneres, pero tiene el mismo grupo sanguíneo que obras como Crisis Core, The First SOLDIER, Chocobo's Dungeon o Crystal Chronicles. Es una apuesta por un tipo de innovación familiar que pocas veces se puede dar (y que pocas franquicias se pueden permitir) en una industria tan obsesionada con los estudios de mercado y las secuelas continuistas.

Evidentemente, no sé todavía si se va a tratar de un título bueno, de una obra mediocre o de un patinazo, pero lo que sí sé es una cosa: Stranger of Paradise: Final Fantasy Origin es parte de la enorme leyenda que es Final Fantasy y hay que empezar a pensar en las sagas como algo que evoluciona, que crece y que cambia de identidad, y aceptar que eso, a veces, puede ser pese a lo que nosotros queramos. Para mí, con sus mases y sus menos, Final Fantasy sigue su curso habitual, y tengo muchas ganas de ver qué otros horizontes quieren cruzar los creativos de esta saga.

Temas
Inicio