Un portátil en mi salón es la "consola" que no sabía que quería: te cuento mi experiencia con el MSI GL66 Pulse
Portátiles

Un portátil en mi salón es la "consola" que no sabía que quería: te cuento mi experiencia con el MSI GL66 Pulse

La verdadera distinción entre jugadores no es ni la plataforma en la que juegan, ni la obra que más celebran, ni qué marcas más aborrecen. La verdadera distinción es mucho más humana y sencilla: ¿Tú dónde juegas, en el escritorio o en el salón?

Yo me considero un animal de escritorio. Mi afición por el PC me ha llevado a desarrollar buena parte de mi actividad en esta atesorada afición frente a cuatro esquinas de madera. Y, si bien me gusta que sea así, no puedo evitar mirar de tanto en tanto la comodidad de estar jugando tirado en el sofá.

No es un imposible, con mover mi PC de sobremesa y mis consolas al mueble del televisor, y acomodarlo todo como buenamente pudiera, valdría. Claro que eso sería también decir adiós a mi espacio de trabajo, y el rincón de mi hogar donde desaparezco del mundo unas horas a la semana. No es una opción viable. Al menos, no para  un usuario de PC de sobremesa. ¿Pero qué pasa si modificamos esa variable?

Y es que este problema de cables y aparatos no es tal para quienes juegan en un portátil, una población de jugadores que han estado viviendo con lo mejor de los dos mundos. He decidido unirme, al menos, durante un tiempo, a esta población de jugadores "on-the-go" de la mano de un portátil de actual generación. Os voy a contar mi experiencia usando dicho portátil como el centro total de mi ocio.

Una experiencia marcada por el hardware

Creo que un buen punto de partida sobre el que comenzar a contar mis andanzas pudiera ser comentaros un poco más del hardware que he estado usando. Esto es 3DJuegos PC al fin y al cabo, hagamos gala de lo que nos gusta enseñando un poco de hardware.

Msi01

Mi máquina durante estos días ha consistido en el uso del MSI Pulse GL66, concretamente el modelo 11UEK-061XESde la marca del dragón rojo, que incluye un agradable TB de almacenamiento interno, el procesador Core i7-11800H como cerebro del equipo, y la Nvidia RTX 3060 para portátiles como gráfica principal. La pieza central del equipo, si se me pregunta.

La elección del modelo responde a algo tan sencillo como ser el único disponible para cesión en ese momento, pero mi intención inicial era moverme por esos niveles de potencia en materia gráfica.

Msi02
Hay una clara distinción en rendimiento, pero con un TV de 60 Hz no busco más que poder jugar igual de bien que en mi escritorio.

La razón de esta intención es fácil de justificar. Mi equipo personal comparte la gráfica que uso en mi equipo de pruebas (son tiempos difíciles para todos). Se trata de una GTX 1080 Ti de Nvidia que está a punto de cumplir su cuarto año. Una tarjeta excelente, pero que a estas alturas rinde mejor en 1440p o 1080p de lo que lo hace a resoluciones mayores, especialmente si tenemos en cuenta la importancia de mantener un buen frametime acorde con nuestra tasa de refresco.

Dicho esto, la arquitectura Ampere viene de la mano de tecnologías clave para los juegos de última generación como son el trazado de rayos —que habilita un comportamiento más realista de la luz en los juegos compatibles— y el DLSS, un sistema de escalado de resolución con el cual (a grandes rasgos) renderizas un juego en resolución baja, mientras que una IA se encarga de completar el resto de píxeles. Ambas comparten una buena sinergia, aunque creemos que la clave está en la segunda porque nos permite jugar a juegos más exigentes de lo que dicen las especificaciones, u ofrecer un rendimiento superior en juegos compatibles como DOOM Eternal, Chivalry 2 o Ready or Not.

El modelo de la RTX 3060 de Nvidia que incluye el portátil de MSI iba a ofrecerme un rendimiento relativamente acorde al de mi equipo de sobremesa, por lo que mi experiencia de uso no se vería especialmente alterada aún usando un nuevo equipo. Paso uno completado. El siguiente paso, como podréis imaginar, era usar el propio equipo en un entorno relativamente ajeno para mí.

El centro de mi ocio por un mes

No es un reto especialmente complicado, más aún si tenemos en cuenta el equipo del que he dispuesto durante este mes. Más que un fastidio, como me ha sucedido en otras ocasiones cuando escribía textos experienciales, el uso del portátil de MSI ha sido un cambio de aires; pero uno con unas normas implícitas:

Msi03
No soy un maestro de la creación de reglas para un reto, lo confieso

Durante este tiempo, por supuesto, también he tenido que trabajar y redactar los textos escritos de mi puño y tecla que se han publicado por estos lares, por lo que no he podido prescindir del uso de mi escritorio para trabajar; aunque sí de todo lo que no fuera un periférico que estuviera en él. El ocio, por otro lado, ha sido casi en exclusiva en mi salón.

La experiencia, en general, ha sido de lo más satisfactoria. En mi escritorio sólo he tenido que acomodar el dispositivo como si de un periférico más se tratase, rescatando un viejo soporte de monitor para colocarlo como si de una pantalla secundaria se tratase; incluso he optado por prescindir de mi teclado estos últimos días.

Msi05
Así es más o menos como he jugado estos días, controlador en mano salvo cuando no se podía.

En mi salón, una vez ubicado junto al televisor, la experiencia ha seguido el mismo rumbo. Con especial mención al Logitech MK295 que adquirí para un texto en pasado, que se ha convertido en el "mando a distancia" definitivo para el equipo, en compañía de mí siempre leal ratón inalámbrico.

El consumo de contenido desde un PC es simplemente más cómodo y sencillo que desde un TV Box con Android como había hecho hasta el momento, y, por supuesto, mejora la experiencia multimedia con respecto a las consolas actuales; por no hablar de las facilidades a la hora de realizar labores ajenas al propio contenido. Si bien por el camino perdemos algo de la dirección y facilidad, con un poco de tiempo podemos configurar un gestor de contenidos como PLEX, por ejemplo, y disfrutar de todo a lo que tenemos acceso como si de un servidor standalone se tratara.

"Aunque la individualidad de los PC de sobremesa siempre han sido una ventaja para mí, estoy disfrutando más ahora con los portátiles modernos"

Y todo esto, claro está, sin traer a colación a los videojuegos. Con toda la fuerza del mayor catálogo disponible para jugar en una misma plataforma, y con alicientes tan ricos en contenido como lo es el PC Game Pass, por sólo poner un ejemplo, faltan horas en el día para jugar a todo lo que tengo disponible. Un problema que siempre arrastro conmigo en PC, sea todo dicho.

Por supuesto, la experiencia de juego en el equipo ha sido de lo más satisfactoria; algo esperable, teniendo en cuenta el músculo gráfico del portátil de MSI, así como las características de las pantallas a las que se ha visto conectado. Un monitor 1440p de alto refresco en mi escritorio, y un televisor FHD entrado en años en mi salón.

Jugando con equilibrios ¿Migraría a un portátil?

Msi04

Que la principal baza de un ordenador portátil es su movilidad es algo que viene implícito en el propio nombre del dispositivo; pero aquellos que estéis acostumbrados a jugar en sobremesa y no seáis asiduos del uso de un portátil os sorprenderíais de lo sencillo que es disponer de él cuando estás a dos cables de distancia de moverlo a placer.

Dicho esto, no quiero que este texto suene como un "papanatas local descubre que los portátiles existen", mi experiencia con ellos ha sido larga y, normalmente, complaciente; pero como hijo criado en una pequeña casa familiar donde la intimidad de usar un dispositivo brilla por su ausencia, la individualidad del PC de sobremesa siempre ha sido una ventaja para mí, incluso ahora que soy un adulto y no estoy en dicha situación.

MSI Pulse GL66 11UEK-061XES -- Ordenador portátil de 15.6" FullHD 144Hz (Intel Core i7-11800H, 16GB de RAM, 1TB SSD, Nvidia RTX3060-6GB, Sin sistema operativo) Gris - Teclado QWERTY Español

MSI Pulse GL66 11UEK-061XES -- Ordenador portátil de 15.6" FullHD 144Hz (Intel Core i7-11800H, 16GB de RAM, 1TB SSD, Nvidia RTX3060-6GB, Sin sistema operativo) Gris - Teclado QWERTY Español

Por supuesto, que un portátil sea el centro de tu ocio tiene sus inconvenientes, como lo puede ser la imposibilidad de modificar el equipo a grandes rasgos en el futuro, la "tasa de portabilidad" en el precio, que pagamos por poder llevarnos el ordenador a cuestas, o la insuficiencia material de muchos de estos dispositivos en materia de refrigeración y mantenimiento. Sin embargo, todos estos problemas me pesan menos ahora que me he forzado a usar sólo uno de estos dispositivos.

Temas
Inicio