Wrath of the Lich King pone a WoW Classic en un aprieto y obliga a Blizzard a tomar medidas desesperadas

Wrath of the Lich King pone a WoW Classic en un aprieto y obliga a Blizzard a tomar medidas desesperadas
Sin comentarios

Los lanzamientos dentro de los MMO siempre suelen ser un tema complicado. Aumentar la infraestructura de servidores no es algo que se pueda hacer a la ligera, ni algo práctico para unas pocas semanas, pero tener a mucha gente descontenta y sin poder disfrutar de tu título tampoco es una opción ideal. Blizzard es una experta ya en estos temas, y por eso sorprende que el lanzamiento de Wrath of the Lich King Classic la tenga tan contra las cuerdas.

Y es que, aunque la expansión todavía no haya salido, los servidores más grandes y poblados del juego (apodados megaservers) están teniendo muchísimos problemas para que sus jugadores puedan entrar en ellos. Con colas de hasta 6 horazas, la versión clásica del MMO está viendo una actividad sin precedentes, y Blizzard ha tenido que tomar cartas en el asunto.

El productor de WoW Classic, Aggrend, ha hecho declaraciones al respecto en los propios foros del juego, y es que las medidas que la empresa está teniendo que llevar a cabo para asegurar una mejor experiencia de juego incluso dos semanas antes del lanzamiento de la expansión son bastante severas.

La creación de nuevos personajes en los megaservers se ha visto deshabilitada, así como el traslado a ellos. Por otro lado, Blizzard está ofreciendo mudanzas de servidor gratuitas a aquellos que quieran irse a unos menos poblados, aunque Aggrend recalca que necesitan que más gente se mude. Para esto, se está considerando ofrecer más incentivos para quienes decidan marcharse a reinos más pequeños.

Pese a esto, los jugadores no están contentos. Es natural querer estar en los servidores más poblados, pues es donde más actividad habrá. El hilo está lleno de respuestas que opinan que las soluciones ofrecidas hasta ahora por la compañía son ineficaces y poco atractivas. Se cita, por ejemplo, la necesidad de mudanzas temporales, gracias a la cuales los jugadores pudieran volver a sus servidores de origen una vez la cosa se calme.

Por otro lado, el hecho de que no todos los servidores ofrezcan las mismas experiencias (habiendo algunos más centrados en JcJ, mientras que otros tienden más al raideo o al RP), hace que las transferencias no sean llamativas para quienes busquen algo más concreto.

El próximo día 26 será cuando Wrath of the Lich King, la segunda expansión de WoW, llegue a la versión Classic del MMO, y Blizzard lo está teniendo difícil para que este lanzamiento vaya bien. Habrá que ver si consiguen atajar los problemas que los están derribando ahora mismo o si, por el contrario, la cosa irá a peor. 

Temas
Inicio
Inicio