Xbox tiene claro el futuro de Game Pass, y Call of Duty y Overwatch están en él, pero, ¿hablamos de exclusivos?

Xbox tiene claro el futuro de Game Pass, y Call of Duty y Overwatch están en él, pero, ¿hablamos de exclusivos?
Sin comentarios

Activision Blizzard ha estado envuelta en una avalancha de problemas desde antes de 2020. Una situación de inestabilidad que nos ha hecho a muchos pensar qué pasaría con uno de los conglomerados empresariales más importantes y económicamente rentables del videojuego. Ahora, y aunque la compra no se ha efectuado todavía, al menos hasta que lo digan los organismos pertinentes, Microsoft tiene planes para las franquicias de Activision Blizzard dentro Game Pass.

Esta fue una de las opciones más interesantes y económicamente rentables que muchos previeron y es que la idea de un Call of Duty en Game Pass es tan suculento que nos extraña que Phil Spencer no diera el bombazo antes. Ahora, el CEO en materia de videojuegos de Microsoft ha compartido un comunicado oficial donde los de Redmond tienen la intención de llevar franquicias como Overwatch, Diablo o Call of Duty al servicio de suscripción.

Lejos de ser una vaga idea ahora que tienen los derechos de 3 de las IPs más exitosas del videojuego, es una realidad tangible. El ejecutivo no se anda por las ramas y menciona estas 3 franquicias como futuros añadidos a Game Pass. ¿Cuándo? Por el momento, Spencer no se quiere pillar los dedos y no ha comentado cuándo podríamos ver esta masiva inclusión, pero no será inminente.

Eso sí, lejos de optar por la exclusividad de estas 3 marcas comerciales, Phil Spencer ha reiterado su predisposición a lanzar Call of Duty en sistemas PlayStation y, dentro del PC, en otras plataformas ajenas a Game Pass o Battle.net. Esto último viene dado tras la noticia del salto de Modern Warfare 2 a Steam después de un lustro sin nuevos lanzamientos de la saga en la plataforma de Valve.

Hay muchos detalles aún que confirmar y teniendo en cuenta las importantes cantidades de dinero que mueven las IPs compradas por Microsoft, cada movimiento se mirará con lupa de cara a obtener el mayor beneficio. Por el momento, seguimos a la espera de que los organismos económicos internacionales den el visto bueno a una compra multimillonaria, aunque parece que Reino Unido tiene muchas más dudas que Arabia Saudí, quien aceptó la compra el pasado julio.

Temas
Inicio
Inicio