La situación en Taiwán afectaría a la producción de chips si siguen las tensiones, y no hablamos de una simple subida de precio

La situación en Taiwán afectaría a la producción de chips si siguen las tensiones, y no hablamos de una simple subida de precio
Sin comentarios

Vivimos en un mundo globalizado y se dice que lo que pasa en la otra punta del mundo, tiene efectos donde estamos. La situación acontecida entre Rusia y Ucrania con la invasión de esta última se tradujo en el cese de actividades de grandes compañías en el país de Putin; y ahora la situación con el gobierno taiwanés se puede traducir en un cese mundial de la producción de chips.

Lejos de estar hablando de una situación menor, la creciente inestabilidad entre China y Estados Unidos, y la amenaza de acciones militares por parte de estos primeros, podría poner en riesgo la producción de Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), la empresa más valiosa de Asia. De hecho, su radio de acción y su importancia para Estados Unidos es tal que de ella salen la mayoría de chips electrónicos para componentes de PC, así como de móviles.

Según recoge el portal PcGamer de la entrevista concedida por Mark Liu, presidente de TSMC a la CNN, "nadie puede controlar a TSMC por la fuerza. Si se toman medidas militares o una posible invasión, hará que la fábrica de TSMC no funcione". El empresario añade, además, que la sofisticación y la cultura de la inmediatez con una conexión directa con Europa, Japón y Estados Unidos de materiales de repuesto, software o chips, haría que su cese de actividades se note de forma casi inmediata.

Esto se traduce en que lejos de una crisis de chips lógica debido al cierre completo de la producción en el país asiático, las grandes empresas iniciarían una campaña de acciones para rivalizar con el resto a la hora de obtener los componentes ya fabricados. Por otro lado, Estados Unidos parece querer depender menos del extranjero y la semana pasada, el Congreso anunció una legislación para atraer a los principales fabricantes de chips a territorio estadounidense con el fin de que sea allí donde edifiquen sus instalaciones.

De hecho, como añade PcGamer, MediaTek, uno de los principales proveedores y fabricantes de chips para teléfonos, firmó un acuerdo para fabricar sus componentes fuera del continente asiático. Si la situación escala en el país colindante con China, es muy probable que más y más empresas reduzcan su dependencia de TSMC, lo que también podría afectar al stock y al mercado de valores.

Temas
Inicio