La polémica que rodea a Disco Elysium se intensifica, con acusaciones de fraude y toxicidad golpeando ambos bandos

La polémica que rodea a Disco Elysium se intensifica, con acusaciones de fraude y toxicidad golpeando ambos bandos
Sin comentarios

Desde hace ya unas semanas, el nombre de Disco Elysium, uno de los juegos de rol más importantes de las últimas décadas, se está viendo manchado por una polémica batalla legal. Desde despidos hasta acusaciones muy graves, la situación con ZA/UM Studio se ha convertido en una de las más polémicas de la historia indie reciente. Ahora, ambos bandos han decidido añadir más leña al fuego con sus últimas declaraciones.

Por parte de los desarrolladores originales del ambicioso proyecto, un comunicado oficial emitido por Robert Kurvitz y Aleksander Rostov (dos de los mayores responsables del título) apunta a que la situación en ZA/UM se volvió amarga por Tütreke OÜ. Si bien hasta 2021 la empresa estaba bien protegida por su inversor mayoritario inicial, Margus Linnamäe, este fue comprado por las figuras detrás de Tütreke, Ilmar Kompus and Tõnis Haavel.  Ahí fue cuando comenzó el calvario.

La acusación más grave viene cuando se afirma que Tütreke se hizo con el control del estudio a través de prácticas fraudulentas y malversación de fondos. Se cree que el dinero utilizado para la adquisición fue tomado de manera ilegal del propio estudio, y robado de los bolsillos de la empresa y todos sus acreedores, y fue utilizado para el fraude en vez de para financiar la secuela del RPG. Esto, además, está agravado por el hecho de que Haavel, el supuesto cabecilla de la operación, ya fue encarcelado en 2007 por malversación y estafa. Tras estos descubrimientos, los creativos detrás de Disco Elysium están buscando maneras de combatir todo esto por vía legal.

Por su parte, su antigua empresa no ha tardado en contraatacar con un comunicado emitido a través del medio especializado GamesIndustry.biz. En este, se habla de que Kurvitz, Rostov y también Hindpere fueron cesados de sus puestos por prácticas de trabajo tóxicas. Se alega que no ejercian sus funciones dentro del proyecto y propiciaban un ambiente de trabajo tóxico a través del acoso y la discriminación de género.

Lo más grave llega cuando a ellos también se los acusa de intento de robo. Afirmando que intentaron vender los derechos de la marca de Disco Elysium en secreto, y a espaldas de todos sus jefes y compañeros, el comunicado no se corta a la hora de atacar a los creadores de la obra indie.

Evidentemente, ahora mismo estamos en una batalla de declaraciones sin ninguna prueba aportada por los bandos rivales. Teniendo en cuenta que todo esto irá a los tribunales, será el trabajo de las fuerzas de la ley investigar ambas versiones y dictaminar qué es lo que ha pasado con uno de los proyectos más queridos por los amantes de los juegos de rol.

Temas
Inicio