Con la filtración de GTA 6 hay quien se ha hecho de oro, en concreto este "hacker" capaz de timar a una comunidad entera

Con la filtración de GTA 6 hay quien se ha hecho de oro, en concreto este "hacker" capaz de timar a una comunidad entera
1 Comentario

El duro varapalo que ha recibido Rockstar con la filtración de GTA 6 entrará en los anales de la historia del videojuego. Una situación que, aunque solemos verla muy a menudo, pocas veces ha tocado a los estadounidenses, considerados una empresa blindada contra los piratas. No se sabe quién o quiénes están detrás, pero lo que sí sabemos es que alguien "ha aprovechado el bug" y ha vendido el código fuente de GTA 5 y GTA 6 ganando 100 mil dólares en el camino.

Según destacan el periodista de Try Hard Games, Tom Henderson, o el portal The Gamer, el usuario en cuestión parecía tener en su poder el código fuente de GTA 5 y parte del mismo de su secuela, así como información referente a este último. Algo que podría hacerle de oro o hundirle si Rockstar da con su identidad, de no ser porque nunca se hizo con ninguno de los dos.

El aparente hacker publicó en diferentes portales el material que tenía y su identificador en Telegram con el mensaje claro y conciso de "negociemos un trato". El usuario llamó así a una cantidad ingente de curiosos y otros miembros de comunidades poco legales de internet que, sea como sea, querían hacerse con esos mismos materiales que Rockstar ha buscado eliminar por activa y por pasiva de internet.

La situación escaló de tal manera que, como adelanta Tom Henderson en Twitter, algunos usuarios se hicieron pasar por miembros de Rockstar y Take-Two Interactive para ver si conseguían sacar algo de información. El hacker se mantuvo estoico hasta que llegó la noticia: había conseguido vender el código de GTA 5 a un jugador anónimo y, desde ese momento, afirmó que no aceptaría oferta alguna por debajo de las 5 cifras.

Sumamos dos cargos sobre su cabeza, el de robo de datos y la venta de los mismos de no ser porque, como hemos adelantado antes, nunca los tuvo. Al parecer, consiguió vender el código fuente por 100.000 dólares en bitcoins cuando ni siquiera tenía dichos assets. Según alegó el verdadero hacker poco después, parece que alguien usó sus credenciales y su nombre para llevar a cabo una estafa para nada meticulosa y que se benefició de la notoriedad de la situación.

Al parecer, ha habido alguien que ha perdido 100.000 dólares y otro que, estirando la mentira, los ha ganado. Obviamente, éste último "tiró una bomba de humo" y desapareció de todos los foros y grupos de Telegram y, al tratarse de una venta de contenido sin licencia, el que perdió ese dinero no se atreverá a reclamar a ninguna autoridad el robo.

Temas
Inicio
Inicio