Día negro para los videojuegos. Bungie es asolada por una devastadora ola de despidos y retrasa sus dos grandes proyectos

Tanto The Final Shape como Marathon son retrasados 15 meses después de ser comprada la empresa por Sony

Imagen de Destiny 2
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Estamos pasando por una época más que dura dentro de la industria del videojuego. Con despidos en firmas legendarias, la realidad económica del mundo no perdona, y ahora le toca a Bungie, la legendaria creadora de Halo y Destiny, que sufre un golpe trágico.

Despidos en Bungie y el retraso de Marathon

Según ha compartido el portal financiero Bloomberg, la decisión ha venido desde Sony, que, 15 meses después de la adquisición milmillonaria del estudio ha optado por recortar los puestos de trabajo. Esto viene no solo como una reestructuración interna de Bungie, sino como algo general dentro de SCIE.

"Hoy es un día triste en Bungie", dice Pete Parsons, el CEO de la empresa (cuya gestión está siendo cuestionada en redes) en su cuenta oficial de Twitter. Esto viene de la mano de retrasos a sus dos grandes proyectos actuales, y es que la nueva expansión de Destiny 2 y el próximo juego del estudio llegarán más tarde de lo que creíamos.

The Final Shape, la expansión más esperada del looter shooter no llegará el próximo febrero, sino que tocará esperar hasta junio de 2024. Por otro lado, Marathon, el nuevo gran proyecto del equipo que rescata su preciada IP no llegará el año que viene, pues ha sido retrasado hasta algún momento de 2025.

Inicio