Unidades de almacenamiento NVMe para tu PC o portátil gaming: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Unidades de almacenamiento NVMe para tu PC o portátil gaming: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Uno de los mejores modos de disparar el rendimiento de cualquier PC o portátil pasa por añadirle una unidad de almacenamiento SSD. Con tiempos de lectura y escritura muy superiores a los de los discos duros mecánicos tradicionales, estas unidades suponen un cambio bestial en todo lo relacionado con los tiempos de carga de aplicaciones, de juegos e incluso del propio sistema operativo.

Tanto es así, que es una de las maneras más económicas de darle una segunda vida a equipos antiguos a los que ya se nota que les cuesta abrir programas con soltura. Pero más allá de esto, los SSD juegan un papel fundamental dentro del territorio gaming gracias a que minimizan los tiempos de carga de los videojuegos, así como las transiciones entre pantallas y niveles.

De hecho, el salto a los SSD ha sido una de las grandes bazas que han jugado las consolas de última generación de Sony y Microsoft, y todo equipo gaming solvente en 2021 ya cuenta con ellos. En su contra, sin embargo, tienen el hecho de que resultan más caros a igualdad de espacio que los HDD. Pero en cualquier caso, y aunque sea para instalar únicamente el sistema operativo y los dos o tres títulos a los que más juguemos, ya merecen la pena.

Tipos de SSD: SATA, M.2 y NVMe

Bien, una vez tenemos claro que si queremos dar un salto de calidad durante nuestras sesiones de juego tarde o temprano debemos hacernos con un disco SSD, toca elegir alguno de los diferentes tipos que tenemos disponibles en el mercado.

Cualquiera que tengamos ya supondrá un salto brutal respecto a discos duros mecánicos tradicionales. Pero entre los SSD encontramos diferencias en cuanto al rendimiento que ofrecen y al tipo de conexión que emplean: mediante cable SATA, en el puerto M.2 pero también con conexión SATA y, la joya de la corona de los SSD, los M.2 NVMe.

Sin duda alguna, estos últimos son los mejores SSD que podemos tener; ofrecen un mejor desempeño que sus parientes cercanos (que como decimos, nos valen igualmente para mejorar el rendimiento de nuestro PC) y se caracterizan por una interfaz de conexión muy concreta, la cual va directamente al puerto M.2 de las placas base de ordenadores de sobremesa y portátiles.

Ssd 03

De modo que lo primero que debemos hacer si tenemos claro que queremos dar el salto a las unidades NVMe es comprobar que nuestro equipo es compatible con ello. Aunque con cualquier hardware de los años recientes no tendremos mayores problemas, ya que prácticamente cualquier placa base o portátil gaming cuentan con uno e incluso más puertos M.2.

Una vez sepamos que podremos ampliar el almacenamiento de nuestro equipo mediante un NVMe, ya sólo tenemos que hacernos con el que mejor se adapte a nuestras necesidades para empezar a disfrutar de sus altas velocidades. Pero existen muchas alternativas en el mercado, por lo que no estaría de más informarse bien antes de realizar la compra.

Para ello, a continuación repasaremos qué aspectos tener en cuenta a la hora de hacernos con un SSD NVMe y, luego, recopilaremos algunos de los mejores modelos del mercado en estos momentos. Con opciones de compra para todo tipo de usuarios y bolsillos. De modo que cuando nos decantemos por uno sepamos que nos ofrece lo que andamos buscando.

Unidades de almacenamiento NVMe: aspectos a tener en cuenta

  • Diferencias de conexión frente a los SSD M.2 SATA. La diferencia entre los SSD que se conectan mediante cable SATA y los M.2 es bastante obvia, y son fáciles de distinguir: los primeros son grandes, de 2,5 pulgadas y no van directamente a la placa base, sino que se conectan a ella mediante un cable SATA. Pero dentro de los segundos encontramos muchas semejanzas que pueden llevarnos a confusión si no nos fijamos detenidamente. La nomenclatura M.2 hace referencia al conector que se introduce directamente en la ranura correspondiente de la placa base, y dentro de estos M.2 encontramos SSD SATA y los NVMe, que son los que a nosotros ahora nos interesan. Pues bien, a poco que miremos con atención distinguiremos entre unos y otros: los M.2 SATA tienen dos muescas en la fila de conectores mientras que los NVMe, sólo una. Ambos tipos van conectados al mismo puerto, pero son los NVMe los que mejor rendimiento ofrecen, de modo que si queremos la potencia que ofrecen merece mucho la pena pagar la diferencia de precio entre los dos.
Ssd 04
  • Tamaños y compatibilidad con placas base. Una vez diferenciamos claramente qué es un SSD NVMe y qué no, hay que ver cuántos puertos M.2 tenemos libres en la placa base de nuestro PC gaming o portáil. Las primeras suelen contar con uno como mínimo, y en ocasiones tenemos algunos más. En cuanto a los segundos, sin embargo, las opciones de ampliación se reducen ya que lo habitual es tener únicamente un puerto libre. Y a veces esto implica tener que prescindir de un SSD SATA o HDD de 2,5 pulgadas. Motivo de sobra para ir a por NVMe con capacidad suficiente como para no tener que volver a ampliarlo nunca. Y de la mano de esto encontramos la numeración con que viene cada NVMe y que se refiere a la longitud máxima compatible con la placa base. Los NVMe son igual de anchos (22 milímetros) pero varían en función de su tamaño a lo largo, pudiendo encontrar modelos 2240, 2260, 2280 (los más comunes) e incluso más. Estos discos se conectan por el extremo de los pines y se atornillan por el otro, de modo que debemos asegurarnos de qué distancia es la que soporta nuestro equipo ya que el hueco del tornillo ha de coincidir tanto en la placa como en el SSD.
  • Capacidades de almacenamiento. La razón de ser de una unidad de almacenamiento es precisamente esa, la de almacenar datos. Y da igual que se trate de juegos, aplicaciones, archivos e incluso el propio sistema operativo; todas ellas necesitan una cantidad determinada de espacio libre para instalarse completamente. Lo que llevado al panorama gaming hace que, en muchos casos, necesitemos cantidades ingentes de GB; los títulos de última generación ocupan cada vez más y más, así como sus sucesivas actualizaciones, por lo que lo ideal es comprar un SSD con espacio de sobra de cara al futuro. En este sentido, si queremos únicamente instalar el sistema operativo y un par de juegos básicos, con 512 GB nos bastará en la mayoría de los casos. Pero si queremos jugar habitualmente a muchos títulos, lo más óptimo en relación calidad precio sería decantarse por 1 TB como mínimo.
  • Disipador de calor. Finalmente, y al tratarse de un componente que sufre de temperaturas cuando trabaja a plena carga (como también sucede con procesador, gráfica, RAM...), algunos modelos vienen con su propio disipador pasivo de calor. Esto significa que no incorpora ventiladores ni zonas móviles, sino que suelen montar una estructura en la parte superior que ayuda a disipar la temperatura más eficientemente. Algunas placas base incluso incorporan sus propios disipadores, que podemos añadir a NVMe que no los incluyan. Y esto es algo que nunca sobra, por lo que en la medida de lo posible deberíamos usar uno. Pero si nuestro NVMe no tiene disipador y nuestra placa base tampoco, no hay que preocuparse; alcanzadas ciertas temperaturas críticas el SSD disminuirá su rendimiento para no sobrecalentarse. Y para que llegue el temido thermal throttling las temperaturas deberían subir mucho, algo no habitual cuando hablamos de SSD M.2.

SSD NVMe para PC o portátil gaming: modelos recomendados

Crucial P5

Nvme 01

Dar el salto a un SSD NVMe siempre merece la pena a pesar de tener precios superiores a los HDD. Pero eso no quita que podamos acceder a unidades bastante económicas con las que obtener una mejora de rendimiento brutal. Eso sí, a cambio de una capacidad algo reducida. Este Crucial P5 es un claro ejemplo de ello: por 49,67 euros nos ofrece la calidad de un NVMe y 250 GB de espacio. En ellos caben sin problemas el sistema operativo, las aplicaciones básicas y un par de juegos no demasiado exigentes en el terreno de la capacidad. Aunque si queremos instalar en él Call of Duty: Warzone y el inminente Forza Horizon 5, por citar dos ejemplos de juegos pesados, se nos quedará corto y tendremos que ir a por una variante mayor.

Crucial P5 CT250P5SSD8 Disco Duro Sólido Interno SSD de 250 GB (3D NAND, NVMe, PCIe, M.2, 2280SS)

Crucial P5 CT250P5SSD8 Disco Duro Sólido Interno SSD de 250 GB (3D NAND, NVMe, PCIe, M.2, 2280SS)

Kingston NV1

Nvme 02

Por un precio similar (49,84 euros) encontramos esta alternativa de Kingston, conocido fabricante de unidades de almacenamiento de todo tipo. En este caso, damos el salto a los 500 GB, lo que nos abre muchas posibilidades en lo que a instalar juegos sin parar se refiere. Sin embargo, medio TB no da para instalar lo que queramos y es probable que tarde o temprano se nos quede corto. Pero para el sistema operativo, programas y aplicaciones de todo tipo y varios juegos nos dará de sobra.

Kingston NV1 NVMe PCIe SSD 500GB M.2 2280 - SNVS/500G

Kingston NV1 NVMe PCIe SSD 500GB M.2 2280 - SNVS/500G

Samsung 970 EVO Plus

Nvme 03

A igualdad de espacio, pero con un precio superior (85 euros) se encuentra este 970 EVO Plus de Samsung, el que sin duda es de los SSD NVMe más top del mercado. Y así nos lo hacen saber sus excelentes valoraciones y el hecho de ser uno de las unidades de este tipo más vendidas tanto para gaming como para tareas exigentes. Como decimos, incorpora 500 GB, y por menos de 100 euros se antoja una gran opción de compra para conseguir un plus de rendimiento frente a otros NVMe.

Samsung MZ-V7S500BW 970 EVO Plus - Unidad SSD, 500 GB, M.2, NVMe, tamaño 2.5 ", Interfaz SATA 6 GB/s, Color Negro/Naranja

Samsung MZ-V7S500BW 970 EVO Plus - Unidad SSD, 500 GB, M.2, NVMe, tamaño 2.5 ", Interfaz SATA 6 GB/s, Color Negro/Naranja

WD Blue SN550

Nvme 04

También por algo menos de 100 euros (85,99 euros), y siendo uno de los más equilibrados en relación a GB por euros además de con un excelente rendimiento, tenemos este SN550 Blue de Western Digital. La familia Blue se encuentra sólo un peldaño por detrás de la Black de este mismo fabricante, que es la tope de gama. De modo que estamos consiguiendo unas velocidades más que suficientes para la mayoría de los usuarios a la par que 1 TB de almacenamiento; probablemente, de sobra para instalar juegos de todo tipo.

WD Blue SN550 1 TB NVMe SSD, Gen3 x4 PCIe, M.2 2280, 3D NAND

WD Blue SN550 1 TB NVMe SSD, Gen3 x4 PCIe, M.2 2280, 3D NAND

Corsair MP400

Nvme 05

Corsair es un fabricante conocido dentro del sector gaming por la gran cantidad de productos que ofrece: desde sillas a cajas de PC, pasando por ventiladores, soluciones de refrigeración, auriculares, ratones y teclados. Y, cómo no, también incorpora algún que otro SSD en su catálogo. Este MP400 tiene un precio de 122,43 euros y, con 1 TB de espacio, resulta una genial opción para usuarios que necesiten mucho espacio y les guste esta marca.

Corsair MP400 1TB Gen3 PCIe x4 NVMe M.2 SSD Velocidades de Lectura Secuencial de hasta 3.400 MB/s y de Escritura Secuencial de 3.000 MB/s, 3D QLC NAND de Adecuada Densidad Negro

Corsair MP400 1TB Gen3 PCIe x4 NVMe M.2 SSD Velocidades de Lectura Secuencial de hasta 3.400 MB/s y de Escritura Secuencial de 3.000 MB/s, 3D QLC NAND de Adecuada Densidad Negro

WD BLACK SN750 Battlefield 2042 Edition

Nvme 06

Antes mencionábamos la gama Black de Western Digital, y este SN750 es uno de sus mayores representantes. Con un precio algo más elevado que su hermano Blue de 157,73 euros, este NVMe ofrece un rendimiento perfecto para equipos de gama alta. Incorpora 1 TB de capacidad y, ojo, un código de descarga de Battlefield 2042 para PC. Por lo que si necesitamos un SSD NVMe y pensábamos adquirir el nuevo título de la franquicia Battlefield por separado, este pack es una gran oportunidad.

WD_BLACK SN750 SE 1 TB NVMe SSD Paquete con código para PC de Battlefield 2042, con velocidades de lectura de hasta 3600 MB/s

WD_BLACK SN750 SE 1 TB NVMe SSD Paquete con código para PC de Battlefield 2042, con velocidades de lectura de hasta 3600 MB/s

Crucial P2

Nvme 07

Por último, quienes necesiten una mayor cantidad de espacio libre para olvidarse de ampliar en mucho, mucho tiempo, tienen en este Crucial una genial alternativa. Por 194,90 euros podemos llevarnos a casa un SSD NVMe con 2 TB de capacidad, lo que se traduce en almacenamiento suficiente como para instalar muchos juegos, por demandantes que sean. Además, también cuenta con unas geniales valoraciones y el sello de una firma reconocida como es Crucial.

Crucial P2 CT2000P2SSD8 Disco Duro sólido Interno SSD de 2TB, de hasta 2400 MB/s (3D NAND, NVMe, PCIe, M.2)

Crucial P2 CT2000P2SSD8 Disco Duro sólido Interno SSD de 2TB, de hasta 2400 MB/s (3D NAND, NVMe, PCIe, M.2)

Temas
Inicio