El verdadero Sons of the Forest aún no existe, y es una lástima que tantos se lo vayan a perder

El verdadero Sons of the Forest aún no existe, y es una lástima que tantos se lo vayan a perder
Sin comentarios

En los últimos días, si hay un nombre que ha atraído todas las miradas es, sin lugar a dudas: Sons of the Forest. El juego de supervivencia que mezcla caníbales, mutantes y una isla al más puro estilo Perdidos se ha convertido en el protagonista del final de febrero. Habiéndose lanzado en acceso anticipado, muchos lo hemos deborado ya, y tras mi experiencia rápida e intensiva, no puedo sino pensar que, en realidad, no he jugado a Sons of the Forest.

Me explico, si ahora mismo vas a Steam y buscas Sons of the Forest, naturalmente vas a llegar a su página. Ahí puedes comprarlo, descargarlo, e incluso jugarlo. Puedes hacer como yo y dedicarle más de 20 horas en un solo fin de semana, o irlo espaciando y disfrutarlo poco a poco. Sí, Sons of the Forest se puede comprar y jugar sin problemas, ahí no hay truco, pero esto oculta una contradicción.

Verás, cuando se anunció que el título saldría a finales de febrero, todos pensábamos que lo nuevo de Endnight Games no iba a seguir los pasos de muchos otros indies prematuros. El cambio a modelo early access fue una decisión tardía que a muchos nos cogió desprevenidos, pero esta etiqueta es algo difícil de ignorar una vez comienzas a abrirte paso en sus bosques y cuevas.

Creo que no descubro la pólvora cuando digo que el Sons of the Forest actual está muy inacabado. Me apresuré a terminar su historia y lo que vi se sintió más como un boceto que una campaña, la variedad de enemigos es francamente flagrante y el rendimiento del juego francamente grita que necesita ser parcheado. Si a esto le sumamos que sus sistemas y mecánicas, pese a ser efectivos, se sienten algo limitados, está claro que Endnight necesitaba más tiempo para acabar su juego.

Aquí es donde viene el gran pero: pese a que este survival precise de más tiempo de cocción para llegar a ser lo que quiere, es ahora cuando está liderando todas las conversaciones y las listas de ventas de PC, es ahora cuando está siendo el juego del momento, y es ahora cuando muchas personas lo van a jugar hasta saciarse y no volver a él.

Por poner la diferencia entre un lanzamiento a medio cocer y la versión final del juego en perspectiva, The Forest, el predecesor de Sons, tardó la friolera de 4 años en alcanzar su versión 1.0. Contando con 167 parches desde su estreno en la plataforma de Valve, la diferencia entre su inicio y su versión final fue literalmente el día y la noche. No creo que Sons of the Forest vaya a necesitar tantísimo trabajo como su antecesor para alcanzar la perfección, pero sé que la versión que está actualmente disponible y la visión de sus creadores difieren, y lo que tenemos ahora no es más que el principio de este exitazo.

Imagen de Sons of the Forest (Endnight Games)

Sí, podemos reducir todo esto al dinero y decir que qué más da: el equipo ya se ha hecho de oro con las millones de personas que han comprado su nueva obra, todo el mundo está hablando de ellos y el éxito ya no se les puede escapar entre los dedos, pero, desde un punto de vista algo sentimental, no puedo evitar pensar en la pena que es que muchas personas, tras empaparse de su early access y el boom inicial, no vayan a volver a esta misteriosa isla una vez todo esté en su sitio.

Personalmente, yo pienso volver a pelear contra caníbales, monstruos y todos los elementos de la isla a medida que este equipo de desarrolladores vaya actualizando su obra, y te invito a hacer lo mismo. Sons of the Forest ya es un juego muy sólido, pese a estar inacabado, y creo que el futuro que le espera es brillante. Ojalá me equivoque y todo el mundo que lo ha comprado termine interesándose por él a largo plazo, porque estoy seguro de que va a merecer la pena.

Temas
Inicio