Fortnite en China no tiene futuro: Epic Games renuncia al mercado chino ante el férreo control que ejerce el país sobre los juegos

Fortnite en China no tiene futuro: Epic Games renuncia al mercado chino ante el férreo control que ejerce el país sobre los juegos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Este no ha sido un año precisamente bueno para Epic Games si hablamos de rencillas legales. El caso "Epic vs Apple" ha sacado a la luz incontables datos de ambos gigantes tecnológicos, pero la compañía de Tim Sweeney tiene que apuntar una derrota a su lista: Fortnite abandona China ante los problemas, restricciones y la hostilidad del gobierno del país. El cierre de los servidores del famoso battle royale ha comenzado hoy mismo y, al menos por el momento, no parece que vayan a volver a estar disponibles en un futuro.

La llegada de Fortnite a China ya se produjo hace tres años con el lanzamiento de una versión beta del videojuego. No obstante, esta versión nunca ha pasado la fase de beta y aún con todo su estado dista mucho de ser mínimamente reconocible para el usuario occidental. El título de Epic Games sufrió diversos cambios para ajustarse a la regulación del país que afectaban a las skins, armas e incluso eventos que nunca llegaron al videojuego, al menos en el país asiático.

La situación del videojuego en el gigante asiático es tremendamente particular. Todos los nuevos títulos que lleguen al país deben aprobarse por el propio gobierno con el fin de que se estrene y venda dentro de sus fronteras. Un proceso de licencia que se ha vuelto cada vez más estricto y lo peor de todo, impredecible. Tal es el férreo control del gobierno en cuestiones de entretenimiento digital que no ha autorizado un nuevo lanzamiento en más de 100 días. Una situación alarmante donde el gobierno pekinés quiere analizar el impacto del videojuego en los niños y jóvenes del país, y, ante todo, tener bajo su control todos los videojuegos.

Este férreo control ya ha afectado a compañías como Tencent, que distribuye en el continente asiático títulos tan exitosos como el propio Fortnite o League of Legends. El pasado 10 de noviembre la compañía anunció que sus ingresos totales aumentaron un 13% durante el último trimestre, lo que se traduce en la tasa de crecimiento más lenta desde que la compañía china salió a bolsa en 2004. Un leve crecimiento que también hemos visto en las cifras totales del país: con un mercado de población de varios millones, los ingresos del videojuego en China crecieron un 5%, mientras que el crecimiento a nivel mundial se ha marcado en un 20%.

En un principio, la situación de Fortnite en China durante 2018 fue halagüeña, pero Pekín no permitió que Epic Games ofreciera una versión comercial en la que los jugadores tenían acceso a la compra de artículos digitales, en forma de elementos cosméticos, con los que personalizar el juego. Esto, sumado a las negativas del gobierno a potenciar el videojuego en el país ante el miedo de que éstos "afectasen a la vista de los niños", hizo que el battle royale entrase en la lista negra del país hasta su retirada hoy mismo.

El analista de Bloomberg, Matthew Kanterman, asegura que las empresas extranjeras "deben centrarse en los mercados fuera de China, pero estar preparadas para aprovechar las oportunidades en el país cuando surjan". Así pues, Epic Games abandona el país asiático sin haber ganado dinero a pesar de haber mantenido Fortnite estable y en funcionamiento durante tres años.

Temas
Inicio