Análisis de Succubus: sangre, gore y sexo en un juego de acción muy desagradable y que cansa muy rápido

Análisis de Succubus: sangre, gore y sexo en un juego de acción muy desagradable y que cansa muy rápido
1 comentario

Succubus es uno de esos juegos que aprovechan la polémica de su apariencia y temática para crear expectación. Muchos de estos juegos se quedan en eso, en un estilo provocador con un contenido vacío y pobre. El juego de Madmind Studio es flojo nivel jugable y se hace muy repetitivo. Solo podrás jugarlo si te gusta mucho el género y estás preparado para soportar lo desagradable que es.

Cuando Mario Gómez me planteó hacer el análisis de Succubus sabía de entrada que el juego no era para mí. Y no, no lo es, pero evidentemente nuestra posición nos exige hacer cosas que nos gustan y otras que no. El nuevo videojuego de acción en primera persona está lleno de sangre, gore, lenguaje inapropiado y muerte, y mucha gente no podrá soportarlo.

Este tipo de desarrollos parten con polémica. Un juego que no tiene miedo al desnudo, a las desmembraciones, a que un pene te tire veneno y te cure, a hablar de "zorras" y de "putas" en relación a los seres femeninos, entre otras muchas perlas, sabe que se va a juzgar por mucho más de lo que propone a nivel jugable. Seguro que Madmind Studio es consciente, porque es inevitable y porque son los creadores de Agony, un videojuego muy controvertido y que se quedó solo en eso.

Succubus es muy desagradable, pero también reconozco que pensaba que lo soportaría peor. Creo que es tan exagerado y bruto que consigue el efecto contrario: te da hasta risa, porque roza el absurdo en algunas de sus situaciones. Pero ojo, es la risa dentro de la más absoluta de las locuras y muchísimos jugadores no se van a poder ni acercar a él.

Quiero acabar rápido con el tema: a mí Succubus me parece una aberración a nivel de ambientación y no entiendo cómo se hacen este tipo de obras, lo que no significa que me gustaría que no se hicieran. Es ficción, es un videojuego que habla del infierno desde una posición muy cruda y lo hace de forma explícita, y está bien. Puede hacerlo. Habrá gente que lo aprecie y no creo que haya que andar pensando en censuras ni nada por el estilo.

Por cierto, hablando de esto último, el juego está por defecto censurado en cuanto a la visión de genitales y órganos sexuales. Si queréis quitar la censura, tenéis que descargar e instalar Succubus - Unrated, un DLC aparte totalmente gratuito que podéis encontrar en Steam o en la web oficial del videojuego. Sinceramente, ver o no unos pechos o un pene es lo de menos en el juego.

Todo al rojo (de la sangre)

Succubus

Succubus es muy rojo en cuanto a la tonalidad de lo que vemos. Nuestra protagonista empieza con un traje, alas y pelo rojos (se puede personalizar completamente), lanzamos fuego, muchos enemigos tienen tonos rojizos, hay sangre por todas partes... Es el infierno, claro, y todo se tiñe de este color. Aquí solo hay una apuesta y es a los números rojos.

Más allá de este color, que lo hace todo aún más visceral y complicado de digerir, el juego es un título de acción en primera persona muy frenético y en el que nunca pararemos de matar. Es fácil compararlo en cierta manera con DOOM, pero no creo que el mismo público esté interesado en estos juegos, sobre todo porque Succubus es inferior a nivel de jugabilidad.

Es peor por cómo está resuelto, pero no por la cantidad de cosas que podemos hacer: ataques cuerpo a cuerpo, ataques a distancia, ataques mágicos, patadas y otro tipo de combos interesantes. Algo que sin duda sale de DOOM son las ejecuciones: cuando un enemigo tiene poca vida, su cuerpo parpadea en amarillo y los podemos rematar con un ataque.

Succubus

El juego te empuja constantemente a estar utilizando esta mecánica, porque si acabamos así con las aberraciones que nos vamos encontrando, podemos ir recuperando la vida. Succubus tiene niveles de dificultad, por lo que es fácil que adaptéis el juego a vuestra habilidad o gusto, pero incluso en dificultad Normal hay que jugar con cabeza, porque es fácil morir si nos descuidamos.

Succubus tiene un desarrollo muy marcado y repetitivo, cansa rápido. Nos lanzan a una pantalla y tenemos que superarla de forma muy lineal. Hay que llegar del punto A al punto B y en ese camino iremos acabando con hordas de enemigos y, al final, normalmente hallaremos un jefe. Son combates algo más complejos, pero tampoco me han parecido nada sorprendentes. A nivel jugable me parece un juego flojo.

Un juego muy plano

No creo que Succubus sea solo polémica y si os atraen los videojuegos frenéticos de acción os puede llegar a gustar (si encajáis, insisto, el sexo, la sangre y lo duro que es). Pero aunque no pienso que sea un mal juego, tampoco opino que sea muy recomendable. Como decía, es terriblemente repetitivo y su diseño de niveles es mal bien nulo. Ve hacia delante, mata y adiós.

La historia es grotesca, pero tampoco dice mucho. Nuestra quimera Vydija quiere conquistar el infierno y para ello debe acabar con aquellos que lo gobiernan, monstruos de apariencia horripilante que se quedarán grabados en vuestra retina. El lenguaje es grosero y hay constantes insultos y palabrotas. El juego es para adultos en cada uno de sus aspectos.

Succubus

Si queréis alagar su vida, ya que la campaña principal no es demasiado larga (y todo depende de la dificultad, además), tenéis la opción de conseguir todas las misiones secundarias que se piden en las misiones (cumplir una serie de objetivos extra, vaya). Además, podéis jugar las pantallas en un modo online que registrará vuestra puntuación y la de los otros jugadores, para picaros a conseguir mejores runs.

Además de todo eso, podéis intentar desbloquear las diferentes apariencias que podéis poner a la cueva donde vive Vydija o todas las opciones de personalización de la protagonista. También es interesante mejorar el armamento y la armadura, y reunir todas las páginas del Bestiario, donde podréis consultar información de los enemigos que nos vamos encontrando.

Un videojuego exigente en el rendimiento

Succubus

Yo juego en un PC con una Nvidia GTX 1070 Ti y el recomendado está en una RTX 2060. Sí, el juego es algo exigente, pero el rendimiento general está bastante bien. Yo he podido jugar a 60 FPS y 2K en Ultra con algunos ajustes en Altos. Es cierto que he tenido finalmente que bajar el juego a configuración alta porque la GPU trabajaba demasiado, pero salvo algunas caídas de FPS, todo bien. Si yo he tenido este rendimiento con esta tarjeta gráfica creo que significa que el juego tiene un buen nivel de optimización.

El juego es exigente porque a nivel gráfico luce bien. No os va a sorprender, pero es bueno. No me han gustado las caras más "humanas" porque tienen poco detalle (incluida la de Vydija), pero creo que el juego cumple con creces en este apartado teniendo en cuenta el tipo de desarrollo que es. A nivel artístico es muy bueno, porque realmente es angustioso y te hace querer apartar la mirada de muchas de las imágenes que aparecen en pantalla.

Succubus, acción desagradable

Succubus

Succubus no es para todo el mundo, porque ni siquiera todos los amantes de los juegos de acción en primera persona podrán soportar lo que rodea al juego. Sangre, gore, sexo, insultos y un tono increíblemente desagradable en cada esquina hacen de él un videojuego para gente con mucho estómago. Por lo demás, aunque es muy repetitivo, puede ser una opción interesante para aquellos que busquen un juego frenético e irreverente.

Temas
Inicio