Análisis del ratón gaming GXT 980 REDEX de Trust, un buen inalámbrico por menos de 50 euros, con un gran pero

Análisis del ratón gaming GXT 980 REDEX de Trust, un buen inalámbrico por menos de 50 euros, con un gran pero
Sin comentarios

Debido a la increíble cantidad de jugadores y usuarios, las compañías ofrecen un abanico sorprendente y hasta terrorífico de ratones, desde gaming, pasando por ofimática, diseño, perfil bajo... sin olvidarnos de aquellos ergonómicos que más de uno piensa estar roto ante su estética imposible. Entre las mil y una características que mirar de un periférico para juegos, el GXT 980 REDEX que nos ha cedido Trust para su análisis destaca por ser un ratón excelentemente equilibrado y, ante todo, con funciones muy interesantes y que marcan la diferencia teniendo en cuenta su precio de 39,99 euros.

Sobrio y bonito por fuera

Al igual que los teclados, los periféricos de corte gaming suelen presentar diseños imposibles, tremendamente llamativos, sin olvidarnos del rojo y negro como colores predominantes. En este caso, el GXT 980 REDEX de Trust se presenta con un acabado completamente en negro, donde la gama cromática se expande en su nombre retroiluminado, la rueda del ratón y en la base. Asimismo, incluye únicamente 6 botones, con dos de ellos completamente configurables en el lado izquierdo, dejando su parte derecha completamente vacía.

Me ha sorprendido gratamente su tamaño. Mi periférico de uso cotidiano es algo más pequeño que este, pero el GXT 980 REDEX no se siente un mamotreto a su lado. Los de Trust han sabido balancear la experiencia de uso al ofrecer un ratón ergonómico prescindiendo a su vez de esos añadidos, muchos estéticos, para el soporte de la mano o el descanso de la palma que hacen gala otros dispositivos. Eso sí, su chasis está fabricado en plástico ABS, manteniendo un aspecto y una sensación de ser un dispositivo rígido, pero con problemas a la hora de su limpieza.

Los botones del periférico, así como la barriga donde reposa la palma de la mano tienen un acabado mate que no es particularmente amigo del sudor, algo a tener en cuenta si llevamos muchas horas trabajando o jugando delante del PC, especialmente en época estival. No es un problema per se, su limpieza con un paño húmedo lo dejan como nuevo, pero su construcción hace que dude de un uso continuado durante semanas y tema por si acaba afectando a su nombre retroiluminado en la parte baja de la barriga.

Gxt 980 Redex Analisis

Teniendo en cuenta que hablamos de un ratón semi-inalámbrico —ya que aunque tiene la posibilidad de usarse en modo Wireless, dispone de conexión USB Tipo-C a Tipo-A para conectarse por cable—, la zona de la barriga se puede retirar dejando a la vista el slot donde guarda el dongle USB que transmite la habitual frecuencia a 2,4 GHz. Al contrario que otros periféricos que he usado, Trust ha optado por incluir unos imanes en esta placa de plástico para dar un acabado mucho más profesional y una mejor construcción, facilitando su colocación una vez retiramos el dongle.

Buen uso continuado con una batería que necesita mejorar

He estado probando el periférico estas últimas 2 semanas como mi ratón para trabajar y jugar, y ha hecho que incluso me olvide de mi anterior periférico. De hecho, quizá ha sido porque su composición es idéntica a mi ratón de uso común, con la doble botonera en el lado izquierdo en lugar de en la parte de arriba —lugar reservado para la subida o bajada del DPI—, pero me he sentido muy cómodo con lo que Trust ofrece.

La sensación de uso es buena y firme. Su peso es algo elevado en comparación con los ratones por cable ya que este Trust incluye en su interior una batería con una autonomía de 50 horas (en la teoría). Aun así, el movimiento del periférico por la mesa en tareas de ofimática, navegación por internet o en videojuegos ha sido óptima. El peso no es algo tan decisivo si hacemos un uso moderado de estos periféricos, pero sí lo es para el usuario que busca una experiencia más competitiva, algo que se le escapa a este Trust. Eso sí, al ser de un perfil de bajo precio, Trust ha decidido no incluir pesas como sí lo hacen otros dispositivos, manteniendo una construcción muy sólida y con un peso invariable.

Gxt 980 Redex Analisis 5

Un detalle sumamente interesante es su modo stand by automático. Si usamos el GXT 980 REDEX en modo inalámbrico, el ratón suspenderá la iluminación RGB —que podemos activarla o desactivarla con una botonera en la parte inferior del periférico— y se mantendrá en espera. Si bien no va a ahorrarnos horas de batería, me parece un añadido que no sabía que necesitaba. De hecho, "la vuelta al trabajo" es tan sencilla como mover el ratón o hacer clic en cualquiera de sus botones para ponerlo en marcha de nuevo.

Sin embargo, es su autonomía la que no ha acabado de convencerme. Mi ratón de uso diario hace uso de pilas en lugar de batería como el GXT 980 REDEX de Trust. No defiendo que una u otra sean mejores, dependen enormemente del tipo de usuario que seamos y de si queremos andar colocando el cable cada cierto tiempo, pero su tiempo de carga es excesivo para las cerca de 20 horas de uso con la iluminación encendida. No parece un periférico hecho para usarse en modo inalámbrico, y eso que es su mayor punto fuerte, por lo que si nos animamos a su modo inalámbrico constantemente estaremos asediados por los RGB parpadeando en rojo indicándonos que se agota la batería.

Experiencia de uso en videojuegos truncada

GXT 980 Trust

No obstante, quizá lo más importante es cómo rinde el ratón en gaming. En estas 2 semanas, he probado títulos como Vanquish, Apex Legends, Valorant, Halo Infinite o Dying Light 2, cada uno con un perfil gaming diferente, desde el más puramente competitivo al arcade. Hay que tener en cuenta que el GXT 980 REDEX no está enfocado al usuario más hardcore, pero no he tenido pegas con su configuración DPI.

Trust ha incluido una preselección de perfiles que van desde los 200 a los 10.000 DPI y no dependemos de su software para poder obtener una experiencia de juego óptima y personalizada. Aun así, lo peor de todo es su aceleración por hardware incluso sin hacer uso de su software de configuración en PC. La aceleración del periférico por hardware hace muy difícil que podamos replicar movimientos concretos.

Esto dificulta que podamos calibrar correctamente la velocidad y distancia de nuestros movimientos a la hora de jugar a los títulos más competitivos, donde de verdad he tenido mayor problema. Parece un periférico que rehúye, pero a la vez abraza, el estilo de juego más competitivo de juegos donde se exige unos reflejos mayores, pero a la vez esto resulta en un gran impedimento.

Conclusiones

El ratón GXT 980 REDEX de Trust ha supuesto una de esas curiosas ocasiones en las que un artículo analizado hace que me olvide completamente de mi periférico de uso personal mientras lo estoy usando. Trust ofrece un ratón a un precio enormemente competitivo que aguanta lo que le eches.

Podría pasarse por alto el inconveniente de la batería pues al fin y al cabo su cable de 1 metro es lo suficientemente grande como para poder adaptarlo a nuestro set up en caso de que no nos convenza su autonomía. No obstante, la aceleración por hardware ha sido un enorme impedimento, y una vez que he reempaquetado el ratón, me he sentido en cierta manera liberado. ¿Se puede pasar por alto? Claro, una configuración de DPI elevada y es fácil acostumbrarse, pero es el mayor pero de este periférico.

Temas
Inicio