Steam deja en evidencia al Trazado de Rayos, a los jugadores no les interesa y la inversión no parece valer la pena

Steam deja en evidencia al Trazado de Rayos, a los jugadores no les interesa y la inversión no parece valer la pena
3 comentarios

El Trazado de Rayos o Ray Tracing, ha sido la tecnología abanderada de esta generación de consolas. Podemos decir que no es un juego para PS5 o Xbox Series X/S sin RT, pero es algo que también se ha expandido al PC. La tecnología ha acompañado a estrenos potentísimos en lo visual y que, sobre todo, su exigencia en cuanto a hardware es brutal. Por ello, si echamos un ojo a Steam y las tarjetas gráficas más usadas, veremos cómo a pocos le interesa.

Como ya sabéis, mes a mes Valve nos ofrece un detenido análisis extraído de los sistemas de juegos de sus usuarios. Una encuesta que no es ajena a estos jugadores y, de hecho, nosotros podemos participar en ellas, aunque es aleatorio. Sea como sea, la encuesta de los jugadores de Steam el pasado diciembre arroja luz sobre unas tarjetas gráficas nada preparadas para el trazado de rayos: la GTX 1650 y GTX 1060.

Ambas pertenecen a la generación Pascal, una familia de tarjetas gráficas ajenas a toda esta nueva tecnología y con más de 6 años de vida. Si bien la siguiente en la lista, ocupando el tercer puesto, es la RTX 2060, su desempeño en Trazado de Rayos ha generado muchas dudas (aunque no se mueve mal, siempre por debajo de los 60 FPS) y demasiados quebraderos de cabeza a sus usuarios.

Más abajo, en los puestos 6 y 7, encontramos a dos hermanas de la pasada generación: las RTX 3060 y 3070. Ambas ya entran dentro del rango de acción del Ray Tracing, pero la primera de ellas, la hasta hace un año gama baja de Ampere, ha demostrado tener ser capaces de hacer frente a esta tecnología, pero no en solitario. De hecho, sin el DLSS, la situación es tremendamente complicada.

Eso al menos desde el lado del equipo verde, y es que las tarjetas gráficas de AMD ocupan un lugar muy precario en la lista. La primera de ellas en aparecer es una clásica RX 580 que poco puede hacer con esta tecnología. No es hasta pasados más de 20 puestos que la RX 5700 XT de AMD aparece, y atendiendo a las pruebas, la situación sin Trazado de Rayos es muy sufrida como para plantearse activarlo.

Pero, ¿por qué no interesa? No es tanto eso como el precio que hay que pagar para tener un sistema que pueda hacerle frente. A día de hoy, apostar por el Trazado de Rayos implicaría gastar dinero en Ada Lovelace, la nueva generación de las RTX 40 de NVIDIA o las actuales RX de AMD, pero ninguna se decide a bajar de los 1.000 euros.

Temas
Inicio