Siete consejos de Valorant que nadie te cuenta cuando empiezas

Siete consejos de Valorant que nadie te cuenta cuando empiezas
Sin comentarios

Es complicado entrar a jugar Valorant. Aquí nadie te va a llevar de la mano a menos que entres a jugar en compañía de un alma caritativa o una conocida o conocido que te quiera. Ya sabes que este shooter táctico se acerca más a las inclemencias de un Counter-Strike que a otros títulos del género (nos preguntamos cómo será cuando llegue a móviles...).

Aquí se lleva la puntería rápida, las habilidades bien usadas y las esperas eternas entre rondas cuando te pegan el mochazo de turno, así que deberías tener bien claras tus prioridades cuando te encuentras en el campo de batalla para que tus inseguridades se conviertan en puras fortalezas para salir con la victoria.

Recordemos lo básico

Ya te lo sabes: Valorant es un shooter cinco contra cinco táctico en el que un equipo ataca/coloca la spike y otro defiende/desactiva la... bueno, en realidad no es más que una bomba. Gana el mejor de 13 rondas. Cada personaje tiene unas habilidades que puede usar un número limitado de veces y al principio de cada ronda se pueden adquirir armas, recargas para los poderes y armadura. ¡Simple, pero adictivo!

Personajes y clases

A día de hoy hay 14 personajes de cuatro clases distintas: controladores, centinelas, duelistas e iniciadores. Ya hablamos de ello en el pasado en nuestras impresiones, pero repasemos:

  • Los duelistas son los puntas de lanza de Valorant, los que más bajas consiguen y trabajan la ofensiva mejor que nadie
  • Los controladores son quienes ayudan a romper las filas de los contrarios para generar oportunidades y ventajas para su equipo
  • Los iniciadores, por su parte, trabajan inhabilitando a los oponentes en situaciones muy específicas, como cegándolos para que los duelistas hagan su trabajo, o para que no puedan desactivar la spike cuando está plantada
  • Los centinelas son los personajes de apoyo por excelencia, y trabajan curando, defendiendo a sus compañeros y reteniendo a los enemigos, o quizá proporcionando información
Valorant Practica

Ten claro tu papel

¿Tienes buena puntería? ¿Lo tuyo es curar a tu equipo? ¿Te gusta más infiltrarte y dar información desde la retaguardia? Tienes que tener claro qué tipo de jugador o jugadora eres. Es la única forma de trabajar en equipo, por un lado, pero también de jugar con comodidad y que resulte más gratificante.

Si sabes que no se te dan bien los tiros al borde de una esquina, que te pierdes en los combates multitudinarios, pero tienes visión estratégica o te gusta jugar con las mentes, da un paso atrás y hazte centinela, por ejemplo. ¿Quizá lo tuyo es la adrenalina y te gusta ser el elemento sorpresa, matar a uno o dos y luego morir con dignidad? Un iniciador será tu mejor opción.

Quizá no lo sepas al principio, pero a medida que juegues más a Valorant, lo irás viendo. Sé perseverante, date tiempo y ve encontrándote para disfrutar de verdad de la experiencia y triunfar en tu equipo.

Valorant Mapas

Apréndete los mapas

Valorant cuenta con cinco mapas. Distan un poco de lo que se suele ver en el ámbito competitivo, con trazados que siguen en parte la lógica de los tres carriles, pero ganan en verticalidad. No obstante, no hay secretos ni atajos (metafóricamente hablando): te va a tocar ser muy consciente de lo que te rodea.

Cada vez que mueras, aprovecha para aprender de tu enemigo. Fíjate bien en los ángulos, las posiciones que han usado. En ocasiones hay puntos ventajosos a los que se accede con habilidades. Estate ojo avizor a todo esto y pronto conseguirás esas ansiadas bajas. No tengas miedo de equivocarte y mantén una actitud despierta, que Valorant está plagado de trucos.

Entrena con las armas y acostúmbrate a sus retrocesos

Las mecánicas de tiro de Valorant beben directamente de las de Counter-Strike, ya lo sabes. Las armas que usas no son fáciles y predecibles, en el sentido de que no van a disparar exactamente a donde apuntas a menos que estés en unas condiciones óptimas de disparo (agachado o agachada, sin moverte).

En cuanto empiezas a añadir variables como el movimiento, el retroceso y el tiempo que llevas disparando, el patrón de disparo empezará a hacer su trabajo. Ve al campo de tiro y practica con cada arma —o, al menos, con tus armas favoritas— para familiarizarte con los patrones de retroceso. Así podrás empezar a compensarlo para ganar en puntería.

Valorant Spike

No corras tanto

Cada vez que corres, haces ruido. Esta es la mejor forma para que tus enemigos sepan por dónde andas (o corres), y no solo por la referencia acústica: en Valorant el ruido de tus pasos se ve representado en el minimapa. Lo mejor para evitar esto sin agacharte es andar pulsando shift.

Al hacer esto, por un lado dejas de hacer ruido, y por el otro mantienes la postura para apuntar mejor. Resérvate las carreras para cuando sepas que no hay nadie cerca, tu posición ya sea evidente o te toque apresurarte porque hay acción.

Por supuesto, si corres, olvídate de acertar con tus disparos. La mecánica de tiro hace que con el movimiento tu arma pierda precisión. Antes de disparar, párate. Si vienes de un Rainbow Six Siege o un Call of Duty, te costará hacer esa parada antes de apretar el gatillo, pero te aseguramos que pulsar shift para andar te lo pondrá más fácil.

Mantén la retícula bien alta

¿No te decían eso de "camina erguido o erguida"? En Valorant (y en cualquier juego de tiros del estilo) una de las costumbres más provechosas es la de llevar la retícula a la altura de la cabeza. De esta forma, si al torcer una esquina te encuentras un enemigo o una enemiga, te llevará menos recorrido dispararle a la cabeza.

Valorant Ascent

Ahorra créditos, pero solo cuando toque

Ni se te ocurra ventilarte los créditos a la primera. Verás, si tu equipo va con pistolas y tú eres la única persona que lleva un fusil de asalto, tenéis la posibilidad de perder, y no solo una ronda, sino dos. La razón es que en la primera estarás en ventaja, y la segunda en desventaja.

Lo mejor que puedes hacer es reservar esos créditos y usarlos con cabeza. Además si ganáis la ronda, todos seguiréis en la siguiente con el arma que llevabais. Para coordinarse hay un código de economía para cada ronda, y lo ideal es que todo el equipo esté al tanto para coordinarse:

  • Compra completa: hazte con una Phantom o la Vandal, un escudo pesado y todas las habilidades de tu agente. El gasto puede ascender a 4500 créditos.
  • Eco: esta ronda es ideal para ahorrar (se llama así por "económica"). El objetivo es reservar créditos para una compra completa. Eso sí, tampoco vayas sin nada: compra un mínimo variado, pero algo frugal.
  • Compra forzada: en este caso hablamos de un compra apresurada para tratar de asegurar la ronda. Se compra con el dinero que se tenga para sorprender al rival o en cuando está todo casi perdido
  • Half Buy: esta opción tiene que llevarse a cabo con mucha cabeza. Se trata de una compra en la que solo una o dos personas del equipo hacen una compra completa con el fin de ahorrar, pero también de tener oportunidad de llevarse la ronda dependiendo de los jugadores que llevan armas buenas
Temas
Inicio