Análisis de WRC 10: continuista como él solo, pero su mayor realismo y las espectaculares etapas me han hecho disfrutar

Análisis de WRC 10: continuista como él solo, pero su mayor realismo y las espectaculares etapas me han hecho disfrutar
Sin comentarios

Sacar un juego al año tiene sus riesgos y sentir que los cambios son mínimos es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las entregas anuales. WRC 10 peca de un continuismo excesivo en su propuesta, con algunos ajustes ligeros que no terminan de justificar el salto si ya se tiene el videojuego anterior. Aún así, hay motivos para echar unas cuantas etapas en este juego de rallies.

Si sois amantes del automovilismo, y más concretamente del World Rally Championship (Campeonato Mundial de Rally), la cita anual con el juego oficial del campeonato ya ha llegado. WRC 10 salió al mercado hace unos días y llevo corriendo sus etapas desde incluso unos días antes. Se me hace necesario apuntar, antes de entrar en materia, que vais a ver una comparación constante en el artículo entre lo que un amante de los juegos de simulación de conducción (simracing) busca en un título así y lo que espera un jugador más casual. Yo crecí con Gran Turismo y Toca Race Driver, y allá por 2015 entré de lleno en el mundo del simracing, disfrutando de Assetto Corsa o rFactor 2, y más recientemente de juegos como Assetto Corsa Competizione, Automobilista 2 o iRacing.

Os pongo en esa situación porque creo que es muy importante tener claro qué ofrece WRC 10 desde esos dos puntos de vista, que en ocasiones están realmente alejados. El nuevo juego de KT Racing (Kylotonn) y Nacon introduce mejoras interesantes, que se notan especialmente en la conducción, tanto con volante como con mando, aunque siempre os recomendaré usar los periféricos correctos si están a vuestro alcance. Jugar a cualquier juego de conducción con volante, más allá de su realismo, es una experiencia muy distinta a hacerlo con un controlador normal. Aún así, estos cambios respecto a años anteriores se empañan por un force feedback muy pobre en volantes, con vibraciones extrañas que incluso cuesta eliminar haciendo ajustes en la configuración. Subíos al coche y os cuento más.

WRC 10 parece más una expansión

WRC 10

Lo decía al principio y lo reitero. Los juegos deportivos que buscan lanzar una entrega cada temporada tienen un grave problema, porque es difícil que cambien mucho de un año a otro. Pasa con FIFA, pasa con NBA 2K, pasa con los juegos de F1... Es algo habitual, aunque los estudios tratan de suplir ese parecido con retoques jugables, mejores gráficos y más contenido. El gran problema de WRC 10 es que no termina de sorprender en nada de esto. En todo entraré con más detalle en las próximas líneas, pero el resumen perfecto es que si tenéis WRC 9, es difícilmente recomendable que os lancéis a por el 10. Creo que lo que más le echo en cara es que hasta las etapas son calcadas al juego anterior en una gran proporción.

Entiendo que es imposible recrear todas las del campeonato, nadie le pide eso, pero precisamente hay posibilidad para variar más de una entrega a otra, algo que el juego no hace como sería deseable. Tampoco es algo que podamos echar en cara a otros juegos de conducción, porque al final Monza es Monza y Spa es Spa, y eso no va a cambiar normalmente. ¡Y es una pena que WRC 10 no se tome en serio esto! Lo es porque muchas de estas etapas que son una verdadera gozada, las he disfrutado como un niño con un juguete nuevo y han sido un verdadero reto, pero si tenéis el 9 (o incluso el 8...) vais a sentir que estáis jugando a prácticamente lo mismo. La cantidad de etapas es buena (y en teoría llegarán algunas más), aunque al final os llegaréis a aprender tramos. En cuanto a los coches, buena variedad, buen modelado y yo estoy contento con el sonido en líneas generales. Ya que estoy con esto, tengo que comentar que el copiloto es correcto, con voz en español.

En cuanto a modos de juego, poca cosa nueva. Hay modos para un jugador, el modo carrera en el que tenemos que gestionar nuestro propio equipo (me parece realmente divertido si os gustan estos modos, por cierto), pantalla partida, modos online y la gran novedad, el nuevo modo 50º Aniversario WRC. Aquí podremos correr etapas "históricas" con coches clásicos y exitosos del mundo del rally, pero me ha dejado algo frío, esperaba más. Por cierto, el nuevo modo editor que nos deja cambiar la apariencia de los vehículos cumple, sin muchos alardes; es una opción que se agradece, eso sí. Aún así, la sensación global que tengo después de unas cuantas horas es que el juego podría haber sido una actualización pagada de WRC 9 y no hubiera pasado nada.

Más contacto con la pista, rally más real

No tengo claro si algún día veremos un simulador puro de rallies a lo, por ejemplo, rFactor 2. Y lo digo porque el simracing ya es algo de nicho, pero el mundo del rally es el nicho dentro del nicho, y es la realidad aunque duela. En PC, los más entusiastas aún siguen disfrutando del incombustible Richard Burns Rally (RBR), un clásico simulador que se sigue manteniendo vivo gracias a un increíble trabajo de la comunidad modder. No hay nada en el mercado que se le parezca y, desde luego, si estáis buscando una simulación hardcore, WRC 10 no es lo que necesitáis.

Pero, dicho eso, creo que hay que aplaudirle a KT Racing la intención por mejorar el juego, aunque el resultado global tenga luces y sombras. Hay que recordar que pronto perderá la licencia del WRC: el campeonato pasará a manos de Codemasters, que tendrá Fórmula 1 y Rally a partir de 2023. La conducción del juego ha mejorado, las sensaciones son más realistas, el coche tiene un mejor contacto con la pista, especialmente en tierra o nieve, donde llevar los neumáticos equivocados es multiplicar por 10 el sufrimiento de la etapa. Los pesos de los vehículos también se notan mucho más equilibrados, dando como resultado un paso por curva más satisfactorio y un control más preciso. Personalmente me sigo quedando con DiRT de Codemasters en sensaciones, pero con WRC 10 lo he pasado bien.

WRC 10
Sí, hay Modo Foto en WRC 10.

¿Dónde está el problema entonces? Pues de nuevo vamos a la dicotomía: depende del jugador que seas. Si buscas simulación y vas a usar volante, punto negativo, porque el force feedback deja mucho que desear. Yo tengo un modesto Thrustmaster T150, que os digo que me hace un papel estupendo y que funciona muy bien en el resto de simuladores. Aquí la única sensación que tengo es la del peso del coche, la del centrado del volante y algún que otro bache, pero poco más. No te transmite todo lo bien que cabría esperar lo que está pasando bajo las ruedas.

He tenido vibraciones extrañísimas, sobre todo al utilizar el freno de mano, algo que me ha sacado un poco de la acción y que no he podido eliminar bien porque los ajustes en el FFB no son nada del otro mundo. Por cierto, olvidaos de que la animación del volante se corresponda con vuestros movimientos. Es muy molesto y sigue sucediendo (por eso veis en mi gameplay la cámara en el salpicadero).

Ahora, si no estás buscando algo tan específico o simplemente quieres un juego de rally para entretenerte, te animo a probarlo con gusto. Creo que WRC 10 es un buen juego de conducción, en la categoría para mí de simcade (simulación + arcade, a medio camino entre ambas). Es un título más que válido, que se disfruta por lo espectaculares que son sus etapas (aunque sean repetitivas cuando llevas varias horas), pero insisto en que el cambio global respecto al 9 no es tan significativo.

Ni siquiera considero que estas mejoras que he comentado en la conducción sean revolucionarias: son un paso adelante, no hay duda, pero tampoco es que vayan a cambiar la experiencia a un gran nivel. En el manejo con mando, la experiencia es la esperable: va bien, aunque siempre es mejor con volante.

He de comentar en este punto que creo que, a pesar de sus problemas, WRC 10 es entretenido. Cuando todos los años sale el juego de F1 de turno, sabemos lo que vamos a encontrar, un juego más accesible que no quiere ser faltar a la realidad, pero que tampoco busca la simulación extrema, y aún así da para horas de diversión. Lo que siento con este juego es algo parecido y esto es clave, porque si os apetece un juego de rallies, es un videojuego que os va a sacar más de una sonrisa.

Falta optimización en el juego

WRC 10
Noche, lluvia, nevadas... Mucha diversidad de condiciones en WRC 10.

En cuanto al apartado gráfico y técnico, el juego tiene sus peros. A nivel de rendimiento, el juego tiene margen de mejora. El juego es resultón, se ve suficientemente bien para mi gusto y los coches están bien recreados, pero le falta optimización. Yo tengo un PC con un buen procesador y una Nvidia GTX 1070 Ti. Sí, hay ordenadores mucho mejores hoy en día, pero esta máquina mueve Assetto Corsa Competizione a 60 FPS y 2K en la máxima configuración gráfica, un juego para mí mucho más exigente.

WRC 10 he tenido que ponerlo con DirectX 11 (tiene soporte para el 12) y 1080p para que me vaya a 60 FPS en todas las situaciones (esto es, lloviendo o de noche) si quiero los gráficos en máxima calidad. A 2K le cuesta en según qué etapas y condiciones llegar a las 60 imágenes por segundo, algo innegociable en un juego así. Sufre especialmente en zonas con sombras. Evindentemente, si bajo el nivel gráfico, puedo mejorar algo el rendimiento, pero buscamos la mayor fidelidad visual. Además, he visto a diferentes usuarios con equipos mucho más potentes sufrir mucho stuttering. Creo que hay un poco de trabajo por hacer.

Compatibilidad con volantes

WRC 10
Coches históricos en WRC 10.

Cuando inicié WRC 10 por primera vez tuve muchísimos problemas para poder utilizar mi Thrustmaster. Por suerte, estos errores están solucionados (al menos para mí, con todos los drivers bien actualizados) y no quiero hacer mucha sangre con este asunto, pero no puedo evitar comentar esta cuestión. Algunos jugadores se han quejado de la dificultad para usar sus volantes en el juego y, aunque KT Racing se ha comprometido a que no haya problemas, hay que decir que la situación es aún mejorable.

Una vez reconocido mi volante sí tengo que decir que todo ha funcionado de forma correcta en líneas generales, con todos los botones operativos sin mayores problemas, tanto en navegación de menús como en la conducción. Los pedales también los he podido usar sin dificultad alguna conectados al volante, con las típicas opciones de configuración de recorrido, zonas muertas y más. Eso sí, no faltan los momentos en los que el FFB no responde bien al cargar una etapa. No está aún al 100% el uso de los Thrustmaster, aunque como he dicho, yo no he tenido muchos problemas después del parche que lanzó el estudio tras el lanzamiento.

Conclusiones

WRC 10 es un buen juego rallies y tiene diversas mejoras en la conducción que lo hacen más disfrutable. Su contenido es muy parecido a la entrega anterior y hay pocos alicientes para dar el salto si ya se tiene, pero desde luego creo que es una opción interesante si sois fans de este modalidad del automovilismo. No esperéis una gran simulación ni unas sensaciones memorables al volante, pero la espectacularidad de sus etapas os divertirá mucho.

Temas
Inicio