El límite de lo que es posible en este juego de Steam está en lo que desees construir y lo que sepas sobre programática

El límite de lo que es posible en este juego de Steam está en lo que desees construir y lo que sepas sobre programática
Sin comentarios

La programación me es ajena, eso os lo garantizo. Si fuera programador quizá me podría ganar la vida en otros ámbitos de la sociedad, pero lo mío siempre fueron las letras. La ingeniería más pura, la que te capacita para la programación me resulta hasta terrorífica y juegos que han coquetado con ella como Estudio de Videojuegos de Switch o Human Resource Machine, a pesar de su simpleza no han sabido encandilarme. Ahora, Plasma ha llegado para decirme que por mucho que no se me dé bien, si puedo imaginarlo, puedo hacerlo.

El pasado lunes asistí a una presentación exclusiva de Plasma con Patrick Corrieri y Marco Bancale, sus creadores y también padres de Poly Bridge y Kingdom, donde me desgranaron todos los detalles de la demo del juego. Pero, ¿qué es Plasma? Esta obra sandbox es básicamente un todo. Todo lo que puedas imaginar se puede hacer dentro de los parámetros que nos ofrece el juego, que no son pocos.

El mundo no es tan importante como lo que esconde detrás, y es que Plasma está edificado sobre una interfaz de programación visual llamada Sketch. ¿Qué puedes hacer con Sketch? La pregunta sería, qué no puedes hacer. Si bien este entorno a puerta cerrada me dejó ver ciertas creaciones ya hechas por el equipo, desde un robot araña que te sigue hasta un Pong totalmente jugable, Patrick Corrieri construyó delante mía un coche, y os puedo decir que no había sentido nada así desde LittleBigPlanet.

Si bien la obra de aquella Media Molecule ya dejó de ser vigente —en cuanto a lo inventivo e imaginativo— una vez el estudio británico fue más allá de lo humanamente posible con Dreams, sí que hay mucho de esa primera obra en Plasma. Sobre todo, ese afán por descubrir, inventar, conectar todo lo posible y como puedas para crear algo hermoso. Puede que sea una mano que cambie los gestos una vez apretemos un botón, o esa misma mano que pueda jugar al ajedrez con nosotros. Sí, Dreams es más que aquella obra donde reinaban los sackboys, pero hablamos de un patio de recreo diferente, más "rudimentario".

Plasma Gif Insect

Crear no es fácil, tampoco imposible, es como tú quieras que sea y Plasma es el mejor ejemplo de ello

La interfaz de Sketch es, en mi humana y simple opinión, visualmente perfecta y tremendamente profunda. Quiero decir, siendo un negado de la programación, el diseño por conexiones y tarjetas del equipo de Dry Licorice es intuitivo, pero también tan complejo como uno quiera y busque. Y es que, construir un coche teledirigido se puede hacer, según me enseñaron en directo, en apenas 1 minuto con 4 patrones fáciles de edición y programación, mientras que un Pong jugable puede llevarte horas y horas verlo completado. Pero eso es lo bonito, lo mágico de aquel espíritu de Media Molecule, lo que tú puedas y quieras hacer lo puedes aprender.

La experiencia con Plasma, a pesar de no haber podido jugarlo de primera mano —como ya digo, solo he podido verlo en directo—, me ha recordado a la niñez, a esa imaginación y deseo de crear con lo que tengas a mano. Una experiencia loquísima, de mil y una posibilidades que, para más inri, se come a ella misma.

Plasma Juego
Plasma puede ser tan profundo como quieras

Plasma es un juego programado para que tú programes. Supone una capa sobre otra de elementos visuales para que la experiencia sea cercana y atractiva a la vista, pero el poder de Sketch con el núcleo duro de su experiencia de juego va más allá. Por ejemplo, no hay multijugador, pero sí que puede haberlo, de nuevo, si tú quieres. Corrieri me confirmó que, efectivamente, la programación del juego puede enviar datos, por lo que es posible que un mismo diseño compartido a otro jugador e implementado en su mundo pueda ser dirigido desde el tuyo. ¿Las posibilidades? De nuevo, casi infinitas.

Una experiencia que busca ir más allá y acercar la programación a gente que, como yo, le tiene pánico. Plasma se lanzará en algún momento de 2023 exclusivamente en Steam ya que, según me confirmaron, el propio juego necesita Steam Workshop para vivir. Allí podremos compartir nuestras creaciones y si queremos aprender cómo funciona algo, solo tendremos que importarlo en nuestro mundo y desgranarlo nosotros mismos. Todo en un par de clics. El videojuego no deja de sorprenderme.

Temas
Inicio