Análisis de King Arthur Knight's Tale: un RPG táctico que pone un final macabro a la historia de los caballeros británicos
Análisis

Análisis de King Arthur Knight's Tale: un RPG táctico que pone un final macabro a la historia de los caballeros británicos

La mitología artúrica es una de las mejores excusas para ambientar un RPG de fantasía oscura y que ha sido a la vez de las más olvidadas por el videojuego. El folklore britano puede no ser muy amplio, pero ha servido como base para multitud de mundos que hemos recorrido en este medio de entretenimiento como el más reciente Elden Ring.

Sí, es un estilo fantástico muy manido en la cultura popular y que su área de influencia afecta a Europa, por lo que encontramos muchos paralelismos entre este y el folklore del norte del continente. Digo esto porque hasta King Arthur: Knight's Tale no había visto ningún estudio desenvuelto de forma excepcional en el profundo simbolismo y el enorme abanico de posibilidades e historias de la Materia de Bretaña. Knight's Tale es duro, vasto, oscuro y no tiene piedad, pero sabe enganchar desde el primer minuto y, lo mejor de todo, ha sabido cambiar el ceño fruncido que me dejó su versión de acceso anticipado.

De hecho, es por eso por lo que este análisis quizá se ha demorado algo más de lo esperado. Esta propuesta de Neocore se cuece a fuego lento y con la experiencia de su primera decena de horas en el early access, me propuse a desgranar en su totalidad qué ofrece este título más allá de esa sorpresa inicial. ¿Cumple las expectativas? Bueno, King Arthur Knight's Tale no es un juego para todo el mundo, pero que me haya privado de disfrutar de otros juegos aún teniendo cierta reticencia a los juegos de acción por turnos reciente, creo que responde a esa pregunta con un enorme y sonoro sí.

Las historias la cuentan los vivos, las leyendas, los muertos

King Arthur: Knight's Tale es duro desde el primer momento, pero también engañoso para el jugador que no sepa a qué se enfrenta o que quizá tenga una vaga idea gracias a sus primeras entregas. Y es que este título no es sino el final de una trilogía que comenzó como una saga de estrategia en tiempo real y gestión al más puro estilo de Total War. King Arthur: The Role-Playing Wargame y King Arthur II: The Role-Playing Wargame dieron en el clavo, pero a medias, les faltó ir más allá y no tener la sombra de The Creative Assembly detrás.

De hecho, despegarse de la estrategia en tiempo real ha permitido al estudio húngaro abordar una historia mucho más interesante —una narración más tradicional al fin y al cabo porque sus primeras entregas solo ofrecían pequeños retazos narrativos en forma de cinemáticas— que nos lleva a Avalon, el reino mágico de Gran Gretaña. Aquellas dos primeras entregas abordaban las historias de Excalibur o la conquista de los reinos britanos, el punto de partida de Knight's Tale nos presenta un "what if?", un qué pasaría sí Arturo y Mordred, hijo del propio rey y enemigo de éste, murieran al final de la batalla masiva que ambos protagonizaron y resucitasen para convertirse en algo perverso.

Analisis King Arthur Vale La Pena

No es un juego para todo el mundo, pero genial para su público

¿Es suficiente para atraparnos? Sin duda. Knight's Tale es un buffet, hay muchísimo que degustar, pero NeocoreGames ha sabido diseminar la narración de esta aventura en más de 20 horas de juego, al menos en su campaña principal. Aquí recorreremos los reinos de Avalon, el lugar fantástico más allá de la bretaña conocida donde se ubica Camelot como el pilar del reino artúrico. En estos páramos fantásticos nos enfrentaremos a deidades, magos, brujas y todo tipo de seres de pesadilla mientras buscamos a nuestro padre para mandarlo de nuevo a la tumba.

De hecho, esa continuación macabra de la historia del buen Arturo se complementa con un buen uso de la Materia de Bretaña, el conjunto de libros, escritos e historias del medievo inglés. Si sois conocedores de estas historias como yo, encontrarnos a personajes como Lancelot, Gawain, Lady Dindraine o Sir Kay no solo resulta reconfortante, ya que su presentación es casi como la de un superhéroe, sino que da cierta lástima ver cómo han acabado aquí. Al fin y al cabo, llegar a estas costas implica una maldición sobre su cabeza o una muerte agónica que los ha convertido en una suerte de huecos de Dark Souls —sino que se lo digan a Tristán, el amor de Isolda, convertido en un esqueleto entusiasmado por la venganza— que ofrece un vistazo aún más melancólico del medievo europeo.

Estructura jugable a disposición de la historia

Analisis King Arthur Vale La Pena 3

Una vez probé la versión early access del juego, me asediaron muchas dudas. ¿Sabrá mantener el ritmo? ¿Hay tanto que contar para que la estructura jugable de un título de acción por turnos se extienda más allá de la decena de horas? Lo cierto es que sí, y encima consigue que siempre tengamos algo que hacer y, lo mejor de todo, nos divirtamos. Kinght's Tale, comparándolo con un reciente Expeditions: Rome, deja de lado los overworld masivos y nos propone un estilo de tablero de juego de mesa muy acertado; todo ello acompañado de una macrogestión de Camelot que acaba siendo intrascendente pasadas unas horas.

Uno de los aspectos más curiosos es la imposibilidad de hacer correr el tiempo. En Knight's Tale no hay turnos ni ciclos día/noche, por lo que la estructura jugable emula muy acertadamente a la de Darkest Dungeon con una gestión milimétrica de nuestro equipo de héroes para tenerlos siempre al máximo de salud posible y libres de heridas. Morir es una posibilidad, aunque teniendo en cuenta que muchos son personajes corrompidos, no es más que un trámite hasta volver a despertar en la cripta, pero eso implica tener que prescindir de algunos de ellos durante ciertas misiones para que sanen sus heridas o revivan de entre los muertos.

Analisis King Arthur Vale La Pena

Lejos de su modo roguelike —que adelanto no me ha entusiasmado mucho— esta pizca de dificultad añadida supone un aliciente muy interesante para superar las misiones principales y secundarias del juego. Aunque hay pequeños quehaceres a lo largo de la aventura, Knight's Tale sigue un esquema clásico de juego lineal con diferentes misiones que irán apareciendo una vez completemos la anterior. Puede sonar a cierta debilidad, como que el equipo húngaro no ha querido expandir su universo y ha ido a lo sencillo, pero es mejor así. Knight's Tale no se pierde en insignificancias y todo sirve para contar una historia de épica y venganza, pero también tiene tiempo para las decisiones.

En mis horas de juego no he visto ninguna capital que cambie la historia, pero sí el cómo la afrontamos, o más bien con quién. La confianza de los caballeros de la antigua mesa redonda para con nuestra causa se gana o pierde con una decisión moral como dejar a sus anchas a un borracho caballero, o despojarlo de todos sus derechos, perdiendo un aliado crucial. Y es que, aunque controlamos al maléfico hijo de Pendragón, el futuro de Avalon y de Bretaña no tiene por qué ser malo.

Analisis King Arthur Vale La Pena 4

Y una vez estamos en movimiento, la sensación es, como he comentado sobre estas líneas, de estar jugando con las miniaturas de Warhammer, por ejemplo. Jugar Knight's Tale me recuerda aquellas partidas con las figuras de Game Workshop y, aunque sigue pecando de bastante simple, creo que su simpleza es una virtud. No hay diferentes alturas y en ocasiones los combates son tiras y aflojas de ataques y defensas hasta que acabemos con todo el grupo enemigo. Kinght's Tale sabe escalar la dificultad y sorprender con nuevos enemigos pasadas unas horas, pero para el jugador más ávido, ésto será un paseo por el campo.

Rendimiento en PC de King Arthur: Knight's Tale

Analisis King Arthur Vale La Pena

Al ser un juego exclusivo de PC, siempre es bueno desgranar qué nos ha parecido el rendimiento del mismo. Teniendo en cuenta que la primera vez que pudimos ver Knight's Tale fue en acceso anticipado, la mejora ha sido notable pero hablamos de un juego que dará demasiados quebraderos de cabeza a los sistemas de menor rendimiento.


requisitos mínimos

requisitos recomendados

sistema operativo

Windows 10 64-bit

Windows 10 64-bit

procesador

Intel i5-4690 / AMD FX 4350

Intel i7 4770k / AMD Ryzen 5 1500X

memoria ram

8 GB de RAM

16 GB de RAM

tarjeta gráfica

Nvidia GTX 780 / AMD Radeon R9 280X

Nvidia GTX 1060 6GB / AMD RX580

almacenamiento

120 GB (Recomendado en SSD)

120 GB (Recomendado en SSD)

En cuanto al PC que hemos usado para las pruebas —con una RTX 3060 Ti, Intel i5-12400 y 32 GB de memoria RAM—, éste no ha tenido problema alguno en mover Knight's Tale a la mayor calidad gráfica y a una resolución 1080p. No obstante, el equipo húngaro de NeocoreGames no ha puesto mucho interés a la hora de ofrecer un abanico grande de posibilidades de ajuste gráfico, una pena teniendo en cuenta su exclusividad. Lejos de los ajustes de sombras, el nivel gráfico o el renderizado de la hierba, Knight's Tale no ofrece tecnología de terceros como NVIDIA DLSS y tampoco soporte para AMD FSR.

King Arthur: Knight's Tale no es un juego que requiera de muchos reflejos y tiempos de respuestas mínimos, pero uno de los mayores problemas de este título es su uso de la GPU. Con una MSI RTX 3060 Ti el consumo ha sido estable al 90%, llegando al 95% en puntos de excesiva complejidad gráfica. Esto no supone un problema para un sistema como el mío y he conseguido superar ampliamente los 144 FPS de media, pero para PCs de medios y bajos recursos, el uso de la GPU puede ser determinante.

Temas
Inicio