Marvel Snap busca ser el Hearthstone Killer, y matar al Tío Ben me ha dejado claro cómo se las gasta para lograrlo

Marvel Snap busca ser el Hearthstone Killer, y matar al Tío Ben me ha dejado claro cómo se las gasta para lograrlo
Sin comentarios

Marvel no para y parece que "La Casa de las Ideas" está buscando tener un juego en cada género. El que ha tocado este año romper el molde, aunque no es novedad, es Marvel Snap. No soy ajeno a los juegos de cartas como Hearthstone o GWENT. De hecho, Ciri tuvo que sufrir la ausencia de su "padre" durante demasiados días en The Witcher 3 porque taberna que veía, taberna que visitaba para desafiar a alguien a una partidita más. Si bien es algo que me atrae por rachas, Marvel Snap pasó completamente desapercibido de mi radar el pasado 9 de junio y mi opinión en pocas palabras es la siguiente: Nuverse ha sabido mirar a la competencia, y lo ha hecho por encima del hombro.

No es solo que recoja el testigo de los juegos de cartas que han llegado al mercado hasta la fecha, sino que lo hace con muchísima personalidad y un dinamismo que incluso a GWENT le ha faltado. La idea es muy simple: tienes una mano personalizable de más de 10 cartas y cada partida se desarrolla en un combate en hasta 3 localizaciones en el tablero donde se pueden colocar tus naipes. Al contrario que en aquellas obras de CD Projekt o Blizzard, aquí la idea es que estos 3 lugares se despliegan de forma aleatoria y ofrecen ventajas o desventajas para un turno, los siguientes o toda la partida. Pero, sin duda, lo mejor de ello es su sistema de cartas y cómo entre homenaje y homenaje, se nos ha colado una broma de muy mal gusto, al menos para el pobre Peter Parker, que desemboca en un "tutorial escondido".

Su lado más tenebroso es que es un juego claramente enfocado el P2W. Es cierto, y aunque no he invertido una sola moneda en el juego, sí que he visto cómo pasadas las 5 horas de juego, el progreso ha sido tan lento que creía ver el icono de "alerta" de la tienda cada vez más grande con vistas a que entrase. No obstante, esto lo puedo pasar por alto gracias al atino en matar al Tío Ben una vez más. Ben Parker no es muy conocido por sus hazañas en vida, tampoco muerto como si fuera un zombi; sino que su sacrificio da alas a un Peter Parker que lidiaba como podía con las vicisitudes de ser un héroe o agachar la cabeza.

Aquí, el equipo de Nuverse ha decidido que para llamar a Spider-Man puedes (y debes) matar al Tío Ben. No es tan sencillo como parece. Si bien no he tenido el placer de disfrutar de esa carta en mi mano ya que a pesar de estar en acceso anticipado, Marvel Snap esconde decenas de cartas en los tiers más altos; sí la he visto en los oponentes. Esta hilarante referencia ha corrido como la pólvora por la red y cuando entiendes su funcionamiento; cuando comprendes qué busca el equipo indie con esta satírica referencia, comprendes cómo han dado en el clavo con la versatilidad con la que afrontar los combates.

Marvel Snap Vale La Pena 1

Según se puede leer en la web de MarvelSnap.io, "Cuando esta carta sea destruida, añade Spider-Man a tu mano". Aunque suene excepcional llamar al "cabeza-red", es complicado "de narices". Esto hace que las partidas no sean un constante tira y afloja de habilidades, potenciadores o números; es dinamismo, tanto que engancha de forma insana. 

Sí, estoy usando el caso del pobre Ben para ejemplificar lo bien que atina el juego en sus mecánicas, pero creedme cuando os digo que pocos juegos hacen que me quede hasta las 2 de la mañana hoy en día. La idea es usar al pobre Tío Ben como cebo. Al tratarse de un juego mecánicamente opuesto al GWENT de los polacos, no hay una rivalidad directa entre cartas. Es decir, es raro que éstas se atacan entre ellas. La idea es dominar los escenarios con puntos y, muy de vez en cuando, usar una carta de poder para acabar o herir una del oponente.

Al complicar la eliminación de cartas rivales, Ben se puede y debe usar para llamar la atención del jugador contrario. Los naipes de ataque no son comunes y debido a su coste, se suelen desplegar pasado el turno 4, por lo que es hora de plantar el estímulo en una ubicación llamativa; por ejemplo, aquellas que otorgan puntos por turno. Quizá suene más épico de lo que parece, pero no, llamar a Spider-Man no inclina la balanza a tu favor porque, lamentablemente, su poder es ínfimo. Es decir, la muerte de Ben Parker es inútil e insignificante. Pero y si os dijera que no.

Ganar en este juego implica controlar los diferentes escenarios en el tablero —todos ellos extraídos del mundo de Marvel—, pero con solo 2 bajo tu dominio te aseguras la victoria. Colocar un cebo en una ubicación poco prometedora para tu desempeño, pero donde el contrario ha comenzado a soltar sus tropas te permite alejar los ojos del resto de zonas. No es algo que me haga considerar superior, pero sí es un enfoque que veo en muchos oponentes así como yo lo ejecuté en mis primeras horas. La victoria no está en el dominio exclusivo del campo de batalla, sino de las pequeñas zonas; y creedme cuando os digo que vale la pena ganar por lo mínimo a perder por querer vapulear al rival.

En este caso, hablamos de un aspecto tremendamente llamativo. Marvel Snap quiere enseñarte una nueva forma de buscar la victoria mediante el uso lógico e inteligente de sus cartas; algo que echo en falta en especial con GWENT. Referenciar la enésima muerte del pobre Tío Ben lo hace cercano y carne de meme, tanto que irremediablemente posas tus ojos en esta carta de bajo poder. Como jugador de la competencia, me ha costado cambiar el chip del ataque y la combinación de cartas para buscar el poder, en lugar de un juego de naipes más calculado. Sin duda, un juego que vale la pena disfrutar.

Temas
Inicio