Este "Escape from Tarkov gratis" no gusta mucho en Steam, pero yo lo veo como un auténtico pozo de horas
Acción

Este "Escape from Tarkov gratis" no gusta mucho en Steam, pero yo lo veo como un auténtico pozo de horas

Los multijugadores y títulos online de corte realista siempre me han sido esquivos. Son juegos que me llaman muchísimo la atención, pero a los que me ha costado dar el salto, ya no por la barrera que supone su enfoque más táctico —algo fácilmente superable, cuantas más horas le eches—; sino porque mi experiencia y cercanía al multijugador más casual hace que introducirme en una comunidad de juego me sea más difícil.

Let Hell Loose o SQUAD, por ejemplo, no me son esquivos, y he pasado muchas horas divirtiéndome con lo que ofrecen. No obstante, Escape From Tarkov, al no estar terminado y lanzarse lejos de Steam —al menos en su fase de acceso anticipado— me ha hecho receloso de la propuesta de Battlestate Games, y mucho más amigo de The Cycle: Frontier de lo que pensé en un momento.

Lo cierto es que la obra de Yager —desarrollador de Spec Ops: The Line y ahora parte de Tencent, al menos en cuanto a activos económicos— se embarcó hace unos años en el desarrollo de este shooter pasando completamente desapercibido para la mayor parte de los jugadores. Lo cierto es que Yager no las ha tenido todas consigo con los años, por lo que como estudio distribuidor, este The Cycle: Frontier supone no solo un soplo de aire fresco, sino un ligero golpe en la mesa del estudio alemán para volver a ser relevante tras el fiasco de Dead Island 2.

Pero, ¿qué es The Cycle: Frontier? Me he extendido demasiado en su contexto y no en el juego en sí, por lo que es hora de detenerme en qué me ha enganchado. Lo cierto es que, reduciéndolo al mínimo, es su concepto, a caballo entre lo hardcore y casual. Parece que este shooter ha sido diseñado para mí, con vistas a no sentirme abotargado y sobrepasado por los "problemas" del shooter táctico; pero tampoco notar que, haga lo que haga, no me siento cómodo al invertir horas en algo fugaz.

The Cycle Impresiones

Es una fina línea que, lejos de ser el mejor juego que he probado en tiempo —y retrotrayéndome al titular— ha sido mi placer culpable estas 2 semanas en mis tiempos libres. The Cycle: Frontier nos propone, entrando a valorar el contenido del juego, viajar a Fortuna III, un mundo olvidado y alejado del control del hombre que, asemejándose a la Pandora de Avatar, buscamos explotar para conseguir recompensas. Todo en el juego se decide en un territorio neutral, la estación espacial que orbita sobre Fortuna III, pero el grueso de la experiencia está en su suelo.

Este territorio de nadie está plagado no solo de animales sedientos de sangre, sino de otros jugadores que buscarán, como piratas espaciales, minerales o ítems que poder revender en dicha estación. Siguiendo el mismo estilo que Escape From Tarkov, bajaremos al planeta, exploraremos, conseguiremos lo que encontremos por el camino y tocará salir por patas esperando no encontrarnos con otro humano.

Aquí el peligro subyace, obviamente, en ellos: los jugadores. Desconozco la cantidad de jugadores por servidor/planeta, pero fácilmente podemos estar 20 personas ahí abajo ganándonos el pan. Lo malo, dentro de lo bueno del juego, es que los minerales son codiciados, por lo que tocará sacar el pico a lo Minecraft y recolectar lo que podamos, con la mala suerte que podemos arrastrar con el sonido de nuestros golpes. Las noches, por otro lado, tampoco son amigables. Mi primera partida fue aquí, en la noche de Fortuna III, y lejos de lo bonito de su estampa, la posibilidad de perder todo el botín era palpable; tanto que me asusté de un "enemigo" que estaba tan asustado como yo hasta el punto de que con un gesto, bajamos el arma para seguir nuestro camino.

The Cycle Impresiones 1

Obviamente, The Cycle: Frontier juega en otra liga, la del free to play. Esto es una ventaja, pero un enorme problema de base. Aumentar los jugadores con una propuesta gratis es lo mejor hoy en día, más para un early access —de hecho, el juego goza de 21.816 jugadores activos al momento de escribir este texto—, pero supone una dicotomía donde, por otro lado, tenemos el problema de la poca importancia que le damos a un contenido gratis. Aun así, me he divertido como nadie con este shooter, y aunque sus opiniones en Steam no son mayoritariamente buenas, lo recomiendo sin dudar.

Temas
Inicio