Comandar al "robo-amigo" de Synced no es para mí, pero tiene todas las papeletas de convertirse en una nueva obsesión multijugador

Comandar al "robo-amigo" de Synced no es para mí, pero tiene todas las papeletas de convertirse en una nueva obsesión multijugador
Sin comentarios

El equipo shanghainés NExT Studios define a su nueva e imponente IP, Synced, como un "shooter-looter PvE/PvP con elementos rogue-like". Pero la realidad es que debe su nombre a la idea de que tu personaje no es demasiado poderoso por sí mismo, de modo que una de las cosas que debes hacer al comenzar una partida es sincronizarlo con cualquiera de los minijefes que encontramos repartidos por su mundo devastado. Después de eso, puedes enviar a tu nuevo aliado a defender una zona o atacar algún oponente clave; e incluso tienes la opción de mantenerlo guardado —o equipado, como si fuera una armadura— para obtener de él ciertas mejoras pasivas.

Admito que a nivel conceptual, todo eso me vende el juego bastante bien; porque aunque no sea difícil encontrar juegos de acción RPG con una línea de progresión bien definida para las mascotas o proxies, ver al mismo tiempo ese ritmo tenso que tienen los shooters cooperativos y esos "graficotes" de triple-A genérico es todo un hallazgo. De hecho, tras unas horas jugando un adelanto de la beta, entiendo que esto tiene el potencial de convertirse (para unos pocos, al menos) en ese nuevo ciber espacio social donde reunirse con los colegas de forma habitual por las noches, sea para tomárselo con calma o en serio. Eso es muy bueno.

Pero con la misma sinceridad te diré que Synced no me ha terminado de hacer clic. Y es algo que lamento, ojo, porque como decía más arriba creo que este multijugador parte de una premisa súper atractiva. El problema está en que no ha logrado transmitirme nada particularmente novedoso frente a la acción que ya he visto en otros juegos del estilo de The Division o Rainbow Six: Extraction. Tanto el manejo del personaje como el de las armas —estas, he de admitir, son bastante personalizables— son de OK sin más, el diseño de los enemigos no me ha obligado a pensar en nada más allá de dónde está el punto crítico y no veo motivos para querer relegar al Nano (monstruo) amistoso a un papel tan secundario como el que tiene.

Si el juego despliega una espira alienígena rodeada de adds, y entre ellos veo un minijefe, me basta con apuntarle y presionar la tecla Q para que mi titánico Crusher se acerque a él para molerlo a golpes: su oponente apenas se defiende, así que me da vía libre para ocuparme de los demás. No es una cuestión de matchups, porque si cambio al Seer o al Guardian en otra partida, el resultado será el mismo. No me quejo de que eso sea fácil, que no lo es; he muerto unas cuantas veces. Pero me disgusta un poco no sentirme obligado a redirigir al Nano de manera constante, sistemática; tampoco sirve  para resolver problemas en el overworld ni puedes interactuar con él de otras maneras. En lugar de una habilidad troncal en torno a la cual orbita tu estilo de juego, más bien es otro agente en combate; una entidad que está ahí para llamar el aggro de los enemigos o darte unos potenciadores clave en ciertos momentos.

Synced (NEXT Studios)

La ventaja de tener un Nano es un tanto artificial, y la resincronización no es muy emocionante

Me atrevería incluso a decirte que en realidad la gracia no está en la acción ni en el manejo de los Nano, sino en la gestión de los mods. Estos se se pueden recolectar del suelo, mejorar, y se transfieren de una partida a otra (recordemos que Synced es un roguelike). Naturalmente, la sinergia de sus funciones es clave para salir victorioso y al final del día tu "camarada robótico" hace las veces de actuador: por ejemplo, Seer me da más daño a puntos críticos mientras lo tengo guardado en el brazo, lo cual encaja bien con cierto mod que me permite aturdir a los enemigos cuando sufren daño crítico y con otro distinto que me permite repartir los aturdimientos entre enemigos (CC). Al soltarlo pierdo esos efectos, pero al menos la agresividad de la horda se reparte mejor; y ahí está la clase de malabarismos que dan vidilla al asunto. No está mal, pero tampoco tiene mucha fuerza.

Diría que Synced se merece, como mínimo, que le des una oportunidad; porque dejando a un lado lo corto que se me queda en cuanto a manejar al "Nano-amigo" indudablemente está entretenido, tiene muchas posibles builds con las que experimentar y es uno de esos juegos que —como mínimo— intentan engancharte durante una buena temporada . La beta está al caer y puedes apuntarte directamente desde la ficha del juego en Steam, las expectativas están bastante altas y tiene una modalidad PvP que bien podría revitalizar el interés de quienes, como un humilde servidor, se han encontrado un poco decepcionados por las limitaciones de la mecánica estrella.

Temas
Inicio